Mi bebé y yo

Pulsaciones normales en el embarazo

( 1 voto) load

Durante el embarazo, es normal que las pulsaciones por minuto de la futura mamá aumenten. Sin embargo, ¿qué frecuencia cardíaca se considera normal durante la gestación? ¿Cómo deben ser las pulsaciones en reposo? ¿Cuándo hay que preocuparse y acudir al médico? Te lo explicamos. 

La frecuencia cardiaca en reposo de los niños mayores de 10 años y los adultos suele oscilar entre los 60 y los 100 latidos por minuto. En las mujeres, se considera una frecuencia del pulso normal en reposo de 60-70 latidos por minuto. Sin embargo, ello puede variar según la mujer, dependiendo de la edad, el peso, si es una mujer deportista, etc. Las mujeres jóvenes tienen un pulso más alto que las mayores, las que tienen sobrepeso, más elevado que las delgadas y las que son físicamente activas tienen un nivel de los latidos del corazón más bien bajo. 

Pulsaciones por minuto en el embarazo

Durante el embarazo, el cuerpo sufre muchísimos cambios, tanto a nivel físico como psicológico. Entre otras cosas, la frecuencia del pulso durante el embarazo puede verse alterada y ser mayor de la habitual. Así pues, se consideran pulsaciones normales para las embarazadas las que van de entre 85-90 latidos por minuto, pudiendo ser de hasta 100 latidos por minuto en ocasiones.

Es habitual que la futura mamá note un aumento de 10 o 20 latidos durante el embarazo, dependiendo de su estado de salud. Cabe destacar que el aumento de las pulsaciones provoca una disminución de la tensión en la futura mamá. Todo ello sucede porque el útero recibe una mayor cantidad de sangre debido a su actuación durante la gestación y por eso el corazón bombea más.

Aunque el corazón está preparado para este aumento de la frecuencia cardíaca, es aconsejable que la embarazada se tome la presión cada cierto tiempo durante la gestación. También es recomendable evitar el consumo de sustancias estimulantes como el café y evitar sobreesfuerzos para no poner en riesgo la salud. 

(Te interesa: ¿Puedo tomar café descafeinado durante el embarazo?)

Pulsaciones en reposo

Las pulsaciones en reposo que puede tener una embarazada también son ligeramente más elevadas que las de una persona que no está embarazada. El ritmo cardiaco, como ya hemos visto, está más acelerado, entre 10 y 20 pulsaciones más, debido a las razones fisiológicas que hemos comentado. En consecuencia, el ritmo cardiaco en reposo, así como el pulso en actividad, es mayor en las futuras mamás. Esto no comporta ningún problema para la mamá ni para el feto, que tiene su propio ritmo cardiaco y que está aislado y protegido dentro de la bolsa amniótica.

(Te interesa: Actividades físicas adecuadas para embarazadas)

¿Por qué aumentan las pulsaciones?

El útero, la placente y el feto van creciendo a lo largo del embarazo y, por este motivo, necesitan más sangre del corazón para formarse debidamente, por lo que el bombeo debe aumentar. Veamos otras causas que provocan el aumento de las pulsaciones durante el embarazo:

  • Cambios cirulatorios. Durante el embarzo se producen cambios en la cirulación de la mujer que cambian el flujo sanguíneo.
  • Cambios hormonales. Se hacen notar especialmente durante la gestación y afectan el tono de los vasos sanguíneos.
  • Respiración. Durante el embarazo la mujer aspira y expira más aire de los pulmones al respirar. 
  • Aumento de peso. El hecho de coger unos kilos de más durante el embarazo provoca un ligero aumento del ritmo cardíaco.
  • Hormonas tiroideas. Durante la gestación se segregan más hormonas tiroideas, lo que también provoca un aumento del ritmo cardíaco. 

(Te interesa: Hipertiroidismo e hipotiroidismo en el embarazo)

Cuándo acudir al médico

Debido al aumento de las pulsaciones durante el embarazo es normal que la futura mamá pueda padecer algunas palpitaciones o pequeñas taquicardias, sobre todo después de realizar actividad física o un sobreesfuerzo. Cuando esto ocurre, lo aconsejable es relajarse y respirar hondo hasta que las palpitaciones desaparezcan. Para evitarlo, es importante dormir las horas necesarias, descansar regularmente, practicar ejercicio moderado (natación o yoga, por ejemplo) e intentar no engordar demasiado. 

Sin embargo, si las taquicardias son muy seguidas o se dan cuando la embarazada está en resposo, se debe acudir de inmediato al médico, ya que podría tratarse de un problema. Si la futura mamá tiene 110 o 120 pulsaciones por minuto y le suben a más de 130 deberá ir al médico para que le realice un examen. También deberá hacerlo si las pulsaciones son demasiado bajas.

(Te interesa: ¿Taquicardias en el embarazo? El ginecólogo responde)

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)