Mi bebé y yo

Desmayo en el embarazo: causas, tratamiento y prevención

( 4 votos) load
facebook twitter whatsapp

Te explicamos qué hay que hacer cuando se produce una bajada de tensión en el embarazo, que puede producir un desmayo. ¿Cuáles son las causas, qué hay que hacer y cómo prevenir el desmayo en el embarazo?

Los desmayos en el embarazo son frecuentes y se deben al hecho de que algunos mecanismos internos, como la regulación de la presión y de la glucemia, se deben adaptar al nuevo estado. Un simple cambio de posición (de sentada a vertical), o el paso de un ambiente fresco a uno más caldeado, pueden provocar el denominado síndrome vagal, es decir, la dilatación repentina de los vasos periféricos, con la consiguiente sensación de desmayo.

Causas del desmayo en el embarazo

- En el caso de glucemia, una carencia repentina de azúcar puede provocar vértigos y mareo. Para evitar este inconveniente, es aconsejable llevar siempre un terrón de azúcar. Aun en el caso de que la mamá perdiera el conocimiento, el pequeño no se resentiría.

- Las situaciones que pueda favorecer una bajada de tensión, como permanecer en un ambiente demasiado caluroso, levantarse rápidamente después de haber estado tumbada o sentada y estar de pie demasiado rato, también pueden provocar un desmayo.

(Te interesa: Tensión alta en el embarazo)

Cómo actuar ante un desmayo

- Hacer que la embarazada se tienda y elevarle las piernas. De esta forma, se favorece el reflujo de la sangre hacia el corazón y el cerebro, lo que provoca una recuperación más rápida de los sentidos.

- Aflojar las prendas demasiado ajustadas, que pueden dificultar la respiración, como el sujetador.

- Si la futura mamá ha perdido el conocimiento, hay que darle un ligero cachetito en la mejilla y llamarla por su nombre.

- No se le deben dar en ningún caso bebidas alcohólicas, pues facilitan una nueva bajada de la presión.

- Cuando recupere el conocimiento, debe permanecer tendida durante algunos minutos. A continuación, hay que sentarla lo más cómodamente posible y, luego, ayudarla a levantarse con mucha lentitud.

Prevenir el desmayo en el embarazo

Te damos algunos consejos para prevenir esta angustiosa situación:

- Hay que llevar una dieta saludable. Es importante que tu dieta sea variada, equilibrada y saludable. Lo ideal es realizar cinco comidas al día (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena) y evitar estar en ayuno demasiado tiempo. Debes evitar el consumo de alcohol y la cafeína.

(Te interesa: Alimentación en el embarazo)

- Consumir mucha fruta y verdura, pues garantizan un equilibrado aporte de sales minerales al organismo, indispensables para elevar la presión sanguínea.

- Los complementos de hierro y potasio son aconsejables durante la segunda mitad del embarazo, porque compensan las pérdidas de sales minerales utilizadas para el desarrollo del feto. Atención: es el ginecólogo (consultas) quien los debe prescribir, y no deben tomarse sin su consentimiento.

- Cuidado con los cambios bruscos de posición. Por la mañana, antes de levantarte, es conveniente permanecer sentada en la cama durante algunos minutos, pasando poco a poco de la posición horizontal a la vertical.

- Una hidratación constante. No olvides beber mucha agua a lo largo del día. Es importante que te mantengas bien hidratada. Puedes compaginarla con zumo de frutas o infusiones.

- Evita los sitios con mucha gente y los lugares calurosos que puedan causarte sofoco.

- Si tienes la tensión baja, conviene controlarla periódicamente, acud​iendo al médico o a la farmacia, o bien haciéndolo personalmente mediante un esfigmomanómetro. Una única advertencia: la tensión siempre debe tomarse estando sentada.

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)