Mi bebé y yo

Vitamina A: cómo afecta al embarazo

( 5 votos) load

La vitamina A es muy beneficiosa para la visión y la piel. Por eso, es muy importante ingerirla durante el embarazo. Sin embargo, el exceso de esta vitamina puede causar daños en el feto. ¿Cuáles son los alimentos con vitamina A?

La vitamina A es una sustancia muy importante para la salud, en especial, para la de la embarazada, pues tiene muchos beneficios para la salud de la piel y la visión del futuro bebé. Sin embargo, hay que tener muchísima precaución con no ingerir más cantidad de la deseada, porque un exceso de vitamina A en el embarazo puede causar algunos daños al feto. Pero ¿cuáles son los alimentos con vitamina A y qué cantidad hay que consumir?

(Te interesa: Todo sobre la alimentación en el embarazo)

Alimentos con vitamina A

La vitamina A se encuentra, principalmente, en la leche y en sus derivados, en las verduras, en la hortalizas de color amarillo y naranja, como la mandarina, que resulta muy beneficiosa, entre otras cosas, para la visión y la piel, se encuentra en la leche y sus derivados, y en las frutas y verduras, sobre todo, en las que tienen un color amarillo y naranja, como la mandarina, el tomate, el pimiento rojo o el albaricoque.

Durante el embarazo, la cantidad aconsejada de vitamina A es de unos 800 microgramos al día, cantidad que se encuentra, por ejemplo, en una zanahoria mediana.

Sin embargo, es muy difícil sufrir una dosis de vitamina A, solo consumiendo alimentos ricos en ella. El peligro viene cuando se empiezan a ingerir complementos alimenticios o medicamentos multivitamínicos. Por eso, si estás embarazada, antes de tomar cualquier complemento vitamínico, necesitas consultar al ginecólogo.

(Te interesa: Propiedades del kiwi: ¡vitalidad en el embarazo!)

(Te interesa: Alimentos ricos en zinc)

Por qué un exceso de vitamina de A puede perjudicar al feto

La vitamina A es una vitamina liposoluble, es decir, su estructura es grasa y se disuelve en la grasa y no en el agua, por lo que no puede ser eliminada en la orina y se acumula en el organismo.

Consumir más de 3000 microgramos por día durante el embarazo puede ocasionar malformaciones en la cara y cráneo del bebé, como defectos del pabellón auricular, ceguera, atrofia ósea (frente, nariz pequeñas, ojos separados).

También puede provocar lesiones cardíacas, del sistema nervioso e inmunitario, y hasta la interrupción del embarazo.

 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)