Mi bebé y yo

Todo sobre las contracciones de Braxton Hicks

( 2 votos) load
facebook twitter whatsapp

A partir de la segunda mitad del embarazo, por lo general, se empiezan a sentir las llamadas contracciones de Braxton Hicks: un tipo de contracciones esporádicas del útero que son indoloras, aunque algo incómodas. Si estás embarazada, te interesa saber en qué consisten y por qué se sienten. ¡Te damos todas las respuestas!

Las contracciones de Braxton Hicks son ejercicios de preparación del útero antes del parto. Suelen durar aproximadamente 30 segundos y, a medida que el embarazo avanza, se van volviendo cada vez más duraderas y se sienten con más frecuencia.

Las contracciones de Braxton Hicks deben su nombre al Dr. John Braxton Hicks. Éste fue el dcotor que las describió en el año 1872 por primera vez.

contracciones braxton registro

¿Qué se siente al tener este tipo de contracciones?

Las contracciones de Braxton Hicks, a diferencia de las de parto, son indoloras y esporádicas. Lo que se siente al experimentarlas es una contracción del útero y la parte inferior del abdomen, que se contraen para posteriormente volverse a relajar.

Se trata de unas contracciones que, aunque no causan dolor, pueden ser algo incómodas y se caracterizan por la irregularidad. Además, son contracciones no rítmicas, que no aumentan ni en intensidad ni en frecuencia. Por otro lado, a medida que disminuyen, acaban por desparecer por completo. 

¿Cómo diferenciar las contracciones de Braxton Hicks de las contracciones de parto?

Ambos tipos de contracciones son muy diferentes entre sí. Las contracciones de parto son muy regulares, suelen suceder cada dos o tres minutos y pueden llegar a durar de 90 a 120 segundos. Además, son mucho más dolorosas. Las contracciones de Braxton Hicks suelen ser indoloras.

En el caso de que las contracciones sean dolorosas o provoquen dificultades al caminar, es importante visitar al médico para que realice un registro adecuado y prescriba algún medicamento, si es preciso.

(Te interesa: Contracciones de parto: cómo reconocerlas

Para una mayor tranquilidad, si aún estás lejos de la fecha posible de parto y las contracciones de Braxton se repiten más de cuatro veces en menos de una hora, o vienen acompañadas de otro tipo de signos de parto prematuro, se debe llamar al médico de inmediato. Las contracciones de parto se identifican con más facilidad, puesto que son más dolorosas que las patadas del bebé, y suelen aparecen en intervalos regulares.

¿Qué causa las contracciones de Braxton Hicks?

Existen diferentes causas que provocan las contracciones de Braxton Hicks. Por ejemplo, después de tener relaciones sexuales, por una mamá o un bebé muy activos, si alguien toca la barriga de la embarazada o como consecuencia de una deshidratación.

Algunos médicos y matronas consideran que las contracciones de Braxton Hicks son un falso trabajo de parto, una forma que tiene el cuerpo de prepararse para el momento de dar a luz al bebé. Se cree que este tipo de contracciones juegan un papel importante en la tonificación del músculo uterino y promoviendo el flujo de sangre a la placenta.

También se cree que pueden tener un cierto impacto sobre el ablandamiento del cérviz. Cuando se intensifican, al acercarse el momento del parto, pueden ayudar en el proceso de dilatación y borramiento.

¿Cómo hay que actuar ante las contracciones de Braxton Hicks?

Si sientes que tu abdomen está tenso, debes sentarte o tumbarte y descansar. Es preferible que te acuestes de lado y vayas cambiando de posición. Asimismo, estirarte, darte un buen baño o caminar puede ayudar a que las contracciones disminuyan.  

Por último, para sobrellevar las molestias en esta etapa del embarazo, siempre es aconsejable que practiques ejercicios de relajación y respiración que hayas podido aprender en cursos de preparación al parto

braxton hicks tumbada

¿Cómo aliviarlas?

Existen algunas medidas que te ayudarán a aliviar este tipo de contracciones. Lo mejor que puedes hacer para aliviar las contracciones de Braxton Hicks es:

  • Cambiar de posición. Si has estado de pie demasiado tiempo, puedes tumbarte o viceversa.
  • Tomarte un baño caliente. Recuerda, sin embargo, que el baño debería durar 30 minutos o menos. 
  • Beber agua, té o leche. Esta medida puede ayudar a contrarrestar estas contracciones, especialmente si han sido ocasionadas por deshidratación.

A continuación, en el siguiente vídeo, el Dr.Carlos B.Salvador, ginecólogo de la clínica Gynaikos, explica qué tipo de contracciones existen y cómo reconocer el parto.

¿Has sentido o sientes contracciones de Braxton Hicks? ¿Qué consejos darías a otras mamás? ¡Queremos saber tu opinión! 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)