Mi bebé y yo

Vomitar sangre: ¿algo va mal?

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

Expulsar sangre por vía oral puede deberse a diferentes factores, desde una simple vena hinchada en el esófago a tumores en la boca. Por ello, en todo caso, es conveniente acudir al médico para saber el origen de la regurgitación.

Expulsar sangre por la boca, obviamente, no es una sensación agradable, pero es algo que puede ocurrir durante periodos de vómitos prolongados, tanto a mujeres como hombres, así como a embarazadas y a niños. Sin embargo, ésta no es únicamente la causa, por lo que es importante que acudamos a un centro médico de urgencias si nos pasa para descartar que no exista otra patología escondida de más gravedad.

Las causas de vomitar sangre

La sangre que vomitamos puede proceder de diferentes partes de nuestro cuerpo: el duodeno, el estómago, el esófago, la garganta o la boca. Lo primero que debemos tener en cuenta es cuándo y cómo se produce el vómito. Es lógico que si acabas de tragar sangre, por ejemplo después de un sangrado nasal, puedas echarla, acto y seguido, en forma de vómito.

No obstante, las causas de los vómitos de sangre pueden ser diversas:

  • Irritación de la garganta, esófago o estómago: por ejemplo, un desgarro del esófago después de toser durante mucho rato o vomitar repetidas veces.
  • Una úlcera en el estómago: para diagnosticarla, es necesario someterse a una endoscopia de las vías altas. Es desagradable, pero necesaria. La úlcera de estómago suele deberse a una bacteria, tomar alcohol, fumar cigarrillos, abusar de antiinflamatorios, entre otras.
  • Mala coagulación de la sangre.
  • Tumores en el estómago, esófago, garganta o boca: se trataría de los casos más graves y requiere que un médico lo diagnostique y los trate.

(Te interesa: Tos nocturna en niños: ¿qué hacer?)

(Te interesa: Dolor de garganta: causas, diagnóstico y remedios)

Vomitar sangre en el embarazo

Si estás embarazada y acabas de vomitar sangre, deja todo lo que estés haciendo y acude a urgencias. En ningún caso es una buena señal, independientemente de la semana de embarazo en la que te encuentres.

Es cierto que las mujeres que sufren hiperémesis gravídica, vómitos muy intensos durante meses, pueden devolver con algún resto de sangre, pero lo mejor es que un especialista evalúe la situación de la mujer.

Vomitar sangre durante el embarazo indica un problema de salud de gravedad. El cuerpo te está avisando de que hay un estado de inanición y deshidratación importante. También, te puede estar avisando de que tu cuerpo necesita nutrientes, que tienes una intoxicación alimenticia o que tienes Tensión alta en el embarazo: causas, síntomas y remedios

(Te interesa: Sangre de la nariz en el embarazo)

Vómitos con sangre en bebés y niños

En el caso de los bebés, si el bebé está sano, el vómito con sangre se llama hematemesis. Las causas son, todavía más difíciles de discernir. Si la mamá tiene grietas en los pezones, es posible que el pequeño ingiera, al mamar, su sangre. Al regurgitar, también lo puede expulsar.

Si el bebé o el niño se ha dado un golpe en la nariz, puede deberse a que esa misma sangre se ha colado en el estómago. Además, como nos pasa a los adultos, si tenemos una gastroenteritis agua, el exceso de vómito también puede comportar la rotura de vasos sanguíneos del esófago y producir vómitos con hilitos de sangre.

(Te interesa: Causas, remedios y sintomas de la gastroenteritis en niños)

De todos modos, sea cual sea nuestra sospecha, deberás llevar obligatoriamente a tu hijo al pediatra para que sea él quién investigue la causa de este vómito y tratarlo como debe.

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)

Hola, buenos días, quisiera compartir con ustedes mi historia, voy a ser mamá dentro de aproximadamente 5 meses y durante éste tiempo mi médico me diagnosticó Hiperémesis Gravídica, condición que ha mermado seriamente mi salud ya que de no ser por los periodos en que me encuentro en tratamiento presento vómitos muy frecuentes en los cuales las evacuaciones se han acompañado con sangre la mayoría de las ocasiones, he descubierto que cambiar mis hábitos alimenticios ayuda considerablemente pues ahora sólo sigo una dieta blanda en su totalidad, parecerá un poco tedioso pero la tranquilidad que representa no vomitar y sobre todo no vomitar sangre es incomparable a todos los antojos que sucedan de momento, saludos a todos gracias por el espacio y espero que estén muy bien.