Síguenos
Mi bebé y yo
Enfermedades
Enfermedades

BUSCAR POR INICIAL

a b c d e f g h i l m n o p q r s t u v

Quinta enfermedad: causas, diagnóstico, tratamiento

La quinta enfermedad es otra de las enfermedades exantemáticas que, a menudo, sufren los bebés y los niños. Es más frecuente en verano y está provocada por el Parvovirus B19. ¿Cuáles son sus causas y cómo tratarla?

La quinta enfermedad, llamada megaloeritema infeccioso polimorfo, está causada por un virus, el parvovirus B19. Es una de las seis enfermedades exantemáticas, es decir, que provocan un exantema, una erupción de color rojizo, y afecta especialmente a los niños en edad escolar.

Popularmente, la quinta enfermedad también se conoce como la "enfermedad del cachete", porque una de sus características es el enrojecimiento de las mejillas.

Período de incubación de la quinta enfermedad

El período de incubación de la quinta enfermedad va de 7 a 28 días, a partir del momento del contagio, durante los cuales, el niño no presenta ningún síntoma.

Síntomas de la quinta enfermedad

- La erupción aparece en el rostro y, después, en los brazos y muslos.

El exantema puede reaparecer, incluso después de una primera fase de remisión, por lo que esta enfermedad puede confundirse con una alergia. 

- La exposición al sol suele aumentar la erupción.  

Complicaciones de la quinta enfermedad

- No las hay.

Cómo se produce el contagio de la quinta enfermedad

- El niño es contagioso a partir de la semana anterior al inicio de los síntomas y hasta el comienzo de la desaparición del exantema.

- Se produce a través de la saliva durante la semana que precede a la erupción, y el riesgo desaparece cuando surgen las vesículas.

- Dura 1-2 semanas. Se cura sola y proporciona inmunidad.

Prevención de la quinta enfermedad

- No existe una vacuna para prevenir la quinta enfermedad.  

Tratamiento de la quinta enfermedad

- No es necesario someter al niño a ningún tratamiento específico.

- Hay que tener en cuenta algunos aspectos de la alimentación, que debe ser ligera.

- Si el prurito (picor) molesta, se puede aplicar sobre la piel del niño una toalla mojada con agua fría.

- Tan sólo se debe combatir la fiebre y el prurito.

(Te interesa: Fiebre en niños)

(Te interesa: Enfermedades en niños)


 




Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)