Síguenos
Mi bebé y yo
Enfermedades
Enfermedades

BUSCAR POR INICIAL

a b c d e f g h i l m n o p q r s t u v

Síndrome de muerte súbita (SMSL): causas y prevención

facebook twitter whatsapp

Acostar al bebé boca arriba es una de las mejores maneras de reducir el riesgo del Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante.  Te explicamos en qué consiste el SMSL y cómo prevenirlo.

El Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante es la muerte repentina e inesperada de un niño menor de un año aparentemente sano. También se conoce como Síndrome de muerte súbita infantil. Generalmente, se encuentra al bebé muerto después de haberlo puesto a dormir.

Se considera que la muerte de un bebé ha sido a causa del SMSL cuando no se encuentra explicación alguna o la causa del fallecimiento, después de una investigación post mórtem. Cada año, la muerte súbita causa la muerte de algo más de un centenar de lactantes en nuestro país, y se ha convertido en la primera causa de muerte de lactantes en los países desarrollados.

Causas del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante

La causa de la parada respiratoria que provoca la muerte súbita del lactante tiene su origen en la inmadurez del sistema nervioso que controla la función cardiorrespiratoria. Es algo así como si el bebé se "olvidara" de respirar. Sin embargo, se desconoce por qué el bebé se "olvida" de respirar. Se trata de una muerte súbita cardíaca, diferente a un ataque cardíaco, que está causado por un problema de circulación del corazón.

Por tanto, la causa del SMSL suele tener una enfermedad cardiovascular previa, debida a una dilatación del corazón, a una válvula dañada o a anomalías congénitas en el músculo del corazón. Sin embargo, también existen casos que no tenían ninguna alteración de la función cardíaca.

Entre las principales enfermedades cardiacas que pueden desencadenar la muerte súbita y que poseen un componente genético se encuentran:

Miocardiopatía Hipertrófica

Esta enfermedad hereditaria se caracteriza por el engrosamiento del músculo cardíaco. En la mayoría de los casos, es el ventrículo izquierdo el que sufre este engrosamiento. Es la principal causa de muerte súbita en los adultos jóvenes menores de 50 años, que desconocen su enfermedad.

La herencia de esta miocardiopatía es autosómica dominante. Esto quiere decir que los descendientes de la persona afectada tienen un 50 por ciento de posibilidades de poseer la mutación y desarrollar la enfermedad. Su prevalencia es de 1 de cada 500 individuos.

Miocardiopatía Dilatada

Esta enfermedad del corazón que se caracteriza por la dilatación anormal del ventrículo izquierdo y disfunción sistólica. Esto incapacita al músculo cardíaco para bombear sangre eficazmente.

La miocardiopatía dilatada se debe, en la mayoría de los casos, a un trasplante del corazón, tanto en niños como en adultos. Se estima que 1 de cada 3.000 individuos la han sufrido. La mayoría casos son de herencia autosómica dominante.

Displasia Arritmogénica del Ventrículo Derecho

Se caracteriza por  la pérdida progresiva de miocitos, los cuales son reemplazados por tejido fibroadiposo. Sobre todo, afecta al ventrículo derecho, pero también puede comprometer al ventrículo izquierdo. Su origen también es de herencia autosómica dominante y afecta con más frecuencia a los jóvenes menores de 40 años.

Su diagnóstico clínico es difícil de realizar, tal es así que en muchas ocasiones la primera manifestación de la enfermedad es la muerte súbita, principalmente en personas menores de 30 años. Su prevalencia aún no ha sido bien definida, pero se calcula de 0.1-1 de cada 1.000 individuos.

Síndrome de Brugada

Es una enfermedad del corazón caracterizada por episodios de taquicardia ventricular polimórfica rápida. Éstos pueden causar episodios de síncope (desmayo) o muerte súbita. Su herencia es autosómica dominante y presenta mayor incidencia en hombres.

El síndrome de Brugada es causa de muerte, principalmente de adultos menores de 50 años que no han tenido síntomas de enfermedad cardíaca previa.

Su prevalencia es difícil de determinar, pero se calcula que se da en 5 de cada 10.000 individuos.

Taquicardia Ventricular Polimórfica Catecolaminérgica

Es una enfermedad del corazón de carácter hereditario que se presenta en corazones cuya estructura es normal. Se caracteriza por desencadenarse ante episodios de liberación de catecolaminas en situaciones de estrés físico o estrés emocional. Las catecolominas son hormonas producidas por las glándulas suprarenales, entre ellas la noradrenalina y adrenalina.

En la mayoría de los casos, su herencia también es autosómica dominante. Sin embargo, también pueden influir en su formación la edad, el sexo (los hombres tienen más posibilidades de sufrirla), el tabaco, la obesidad, la diabetes, la hipertensión y el colesterol alto.

Usualmente, los síntomas aparecen entre los 5 y 10 años. Sin embargo, los casos de muerte súbita a estas edades son raros. Su prevalencia actualmente es desconocida, pero se estima en 1 de cada 2.000 individuos.

Prevención del SMSL

Como ya hemos dicho, la causa última que desencadena el síndrome todavía se desconoce, por lo que no es posible erradicarlo totalmente. Sin embargo, sí se pueden tomar medidas preventivas al respecto. Existen recomendaciones importantes que, aplicadas, reducen las probabilidades del SMSL cerca del 50%.

Dormir boca arriba

La primera regla, que ya ha comportado una reducción drástica de los casos de SMSL, está relacionada con la posición del bebé cuando duerme.

- El niño debe dormir siempre en posición supina, es decir, tumbado boca arriba. Hay que evitar que duerma boca abajo.

- Otras indicaciones están relacionadas con las características de la cuna y/o la camita. El colchón debe tener exactamente las mismas medidas de la cuna/camita y no debe ser demasiado blando. Hay que evitar la almohada.

- El bebé debe dormir con los pies tocando el fondo de la cuna o de la cunita (para que no pueda deslizar debajo de las mantas). Las sábanas y las mantitas deben estar bien fijadas debajo del colchón. Se desaconsejan mantas de tejidos elásticos o plastificados, que impiden una correcta ventilación y provocan sobrecalentamiento.

- En la cuna y/o camita no debería haber objetos suaves como cojines, protecciones o peluches.

Lactancia materna

Algunas investigaciones han demostrado la acción protectora de la leche materna. Para los bebés que toman el pecho, el riesgo de SMSL es un 50% inferior. Por eso, se recomienda incluir la lactancia entre las indicaciones destinadas a reducir el riesgo de que aparezca este síndrome.

Entre las hipótesis que intentan explicar las causas de esta disminución del riesgo, existe una según la cual el sueño del bebé que no toma leche materna es más ligero. Esto hace que el pequeño se despierte más y más fácilmente sin entrar en un sueño profundo, que es la condición en la cual acontece el SMSL.

El chupete ayuda, pero con algunas condiciones

El uso del chupete puede tener un efecto de protección, pero hay que empezar después del primer mes, para evitar posibles interferencias con la lactancia materna. Si se decide usarlo, además, habrá que observar algunas precauciones, como la de tenerlo siempre limpio y evitar mojarlo con sustancias edulcorantes.

¿Y si al niño no le gusta el chupete? ¿Y si la lactancia deja poco espacio al uso del chupete porque, por ejemplo, el bebé se duerme tomando el pecho? No es el caso de insistir ni de forzarle, y tampoco es necesario volver a dárselo si lo pierde mientras duerme.

En la habitación, cuidado con el calor excesivo

A menudo nos preocupa que el bebé tenga frío… En realidad, otra regla importante para reducir el riesgo de SMSL es la de no tapar demasiado al bebé.

- Cuando duerme, no hay que ponerle ropa demasiado pesada y mantas.

- El ambiente donde el bebé duerme no debe ser nunca demasiado caliente: la temperatura debería mantenerse entre los 18-20 grados. Si el pequeño tiene fiebre hay que taparle menos, no más.

Nada de humo, ni antes ni después del nacimiento

La asociación entre humo de cigarrillos y SMSL está demostrada por muchísimos estudios. Tanto es así que se cree que fumar aumente 3 o 4 veces el riesgo de que este síndrome se presente.

La exposición al humo en el útero, es decir, el hecho de que la mujer fume durante el embarazo, es extremadamente peligrosa para el bebé. Los estudios también han evidenciado una correlación entre el número de cigarrillos fumados por la futura mamá y el aumento del riesgo.

También hay que evitar la exposición al humo pasivo después del nacimiento. Los adultos no deben fumar ni en casa ni en el coche donde viaja el bebé.

Compartir la cama

Diversos estudios han demoestrado que compartir la cama con los padres, colecho, está asociado a un mayor riesgo de SMSL. Este riesgo aumenta, sobre todo, cuando los padres fuman, toman alcohol, drogas o ciertos medicamentos

(Te interesa: Enfermedades en bebés)




Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (3)

Bueno, mi primer hijo tomó lactancia artificial y no dormío en mi cama. Fue un bebé que a las 2 semanas de vida ya no se despertaba para tomar el biberón por la noche y decidí no hacer caso a las recomendaciones de darle en medio de la noche de comer y el bebé dormía de un tirón toda la noche. Pienso que como nosotros los adultos no nos despertamos para comer en medio de la noche no tenemos porque molestar a un bebé para que coma en medio de su sueño más profundo. Eso le causaría estrés a cualquiera. Mi segundo bebé tomó pecho y practicamos colecho. Dormio en mi cama hasta cumplir el año. La verdad es que me usaba de chupete también. La que se pasó un año sin dormir fui yo para que no le pase nada a mi niña. Yo he oído que hay más riesgo de la muerte súbita en niños que en niñas. Mi primer hijo fue varón y dormio hasta cumplir los 8 años en su cama al lado de la nuestra y me despertaba a ver si respira hasta cumplir esa edad. Este tema me tuvo siempre aterrizada. Estoy de 32 semanas esperando otra niña y le voy a dar pecho y no va a dormir en mi cama porque le he comprado una minicuna colecho de estas que se apegan a la cama de los padres. Toca otro año sin dormir ????
Invitado - invitado
Me preocupa muchisimo este tema, supongo que como todos los padres, yo no puedo dar lactancia materna por un problema de hígado, me he leido muy bien las explicaiones que han dado, pero me digue preocupando el tema, hasta que edad es probable ???
Invitado - invitado
nose pero le gusta dormir asi, kuando lo ciesto sobr emi pechoo.. siempre se dureme boka abjo y nunka le ha pasado nad ademas duerme konmigo, osea k de eso k se le olvide respirar estra pendiente yo,, pero es algo k el como k duerme mejor bboca abajo y no s epor ke m si duemr eboioka arrieba se derpierta y ya no vuelve a dormir, ke agoo ??:P
Registro