Síguenos
Mi bebé y yo
Enfermedades
Enfermedades

BUSCAR POR INICIAL

a b c d e f g h i l m n o p q r s t u v

Anemia y embarazo: reconocerla y tratarla

Conoce las causas, los síntomas, los tratamientos y las posibles consecuencias (tanto para la madre como para el feto) de la anemia durante el embarazo, una afección que se manifiesta en el 40% de los embarazos.

Carne, huevos, pescado, cereales y legumbres son componentes esenciales de la dieta de la embarazada. Son ricos en hierro, un mineral necesario para la síntesis de la hemoglobina, la proteína responsable del transporte de oxígeno mediante los glóbulos rojos de la sangre.

Durante el embarazo, especialmente en el segundo y tercer trimestre, la necesidad de hierro de las embarazadas aumenta para compensar la utilizada por el feto. Si la alimentación no lo suministra en cantidades adecuadas o las reservas del cuerpo de este mineral ya estaban bajas desde un principio, la futura madre corre el riesgo de tener anemia por falta de hierro, una afección que se manifiesta en el 40% de los embarazos. Además de debilitar el cuerpo, la anemia puede interferir con la oxigenación del feto. Es importante prevenirla y, si se produce, tratarla intensamente antes de que la situación empeore.

Por qué aparece la anemia en el embarazo

Durante el embarazo, el volumen sanguíneo de la madre aumenta progresivamente para satisfacer las necesidades metabólicas de la mujer y del niño por nacer. Es un proceso fisiológico llamado hemodilución: a lo largo del embarazo, tiende a disminuir la concentración en sangre de los glóbulos rojos de la sangre y la hemoglobina que contienen.

En condiciones normales, se considera anémica una mujer que tenga una concentración de hemoglobina inferior a 12 g/dl. Durante el embarazo, se reduce el umbral y el diagnóstico de anemia se produce cuando la concentración de hemoglobina está por debajo de 10 g / dl.

Hay muchas razones por las que la mujer embarazada puede tener una deficiencia de hierro:

- El proceso de hemodilución, sumado a la mayor necesidad de hierro y la mala alimentación.

- Los embarazos de gemelos aumentan la probabilidad de que la mujer sufra anemia, porque no uno, sino dos o tres hijos, recurren a sus reservas de hierro.

- La presencia de fibromas uterinos que causan pequeños sangrados frecuentes

- Una placenta previa responsable, también, del sangrado.

Es importante conocer las condiciones de las mujeres durante el embarazo temprano para vigilar con más atención las situaciones de riesgo. Es bueno que todas las mujeres embarazadas se sometan lo antes posible, tan pronto como descubren que esperan un bebé, a análisis de sangre en los que se comprueben los valores del hematocrito, hierro sérico, ferritina y transferritina, para comprobar la disponibilidad de hierro en el cuerpo.

Durante el embarazo, en ausencia de factores de riesgo específicos, se recomienda a la mujer someterse a un hematocrito entre la semana 28 y la 32 de embarazo, y otra vez entre la semana 33 y la 37. Corresponde al ginecólogo, si lo considera pertinente, prescribir otras pruebas o una mayor frecuencia.

Los riesgos para la madre y para el feto

Fatiga, mareos, dolor de cabeza, irritabilidad y dificultad para respirar son los síntomas característicos de la anemia durante el embarazo. Ten cuidado con subestimarlos, porque la deficiencia de hierro no es sólo un trastorno molesto para la embarazada. Si se descuida y se agrava, puede tener consecuencias graves para el feto. La escasez de este mineral y, por lo tanto, de la hemoglobina, pueden producir dificultades en la oxigenación del feto y un impacto negativo en su bienestar y desarrollo. Además, durante el parto, la madre sufrirá inevitablemente una pérdida de sangre (en el mejor de los casos, unos 200-300 cc de sangre). Si llegas al final del embarazo con deficiencias de hierro, deberás necesariamente recurrir a la transfusión de sangre.

Cuándo recurrir a los suplementos

En condiciones normales, una dieta variada y equilibrada es suficiente para asegurar a la futura mamá el hierro que necesita. Muchos alimentos, tanto de origen animal como vegetal, son ricos en hierro:

- Carne, especialmente la roja.

- Huevos.

- Pescado (sobre todo atún, sardinas y bacalao).

- Cereales.

- Legumbres.

- Vegetales de hojas verdes.

En la carne, los huevos y el pescado, el hierro está presente en una forma química más fácil de procesar para el cuerpo y se absorbe aproximadamente el 25% de lo que se ha tomado. El porcentaje de absorción del hierro de origen vegetal es más bajo y variable, pero aumenta si se acompaña de alimentos ricos en vitamina C.

Si la anemia es importante y no es consecuencia de una alimentación inadecuada, por ejemplo, en el caso de un embarazo de gemelos, o de una anemia anterior al embarazo, es necesario hacer uso de suplementos de hierro para complementar la dieta.

Comercialmente existe una amplia selección de productos que contienen el mineral en varias formas químicas. El más adecuado, debido a la asimilación más fácil, es la forma trivalente. Algunos complementos también contienen vitamina C para facilitar la absorción de hierro. Los complementos se deben tomar con el estómago vacío, entre comidas. A veces, pueden causar efectos secundarios molestos: acidez, pesadez y estreñimiento o, por el contrario, movimientos intestinales frecuentes. En estos casos, es conveniente tomarlos con el estómago lleno para atenuar las perturbaciones, aunque esto reduzca la absorción.

El ácido fólico es muy útil

Junto al hierro, elemento químico esencial para la síntesis de hemoglobina y, por lo tanto, para la producción de los glóbulos rojos de la sangre, otro micronutriente involucrado en el proceso de la hematopoyesis, es decir, en la producción de sangre, es el ácido fólico o vitamina B9.

A todas las mujeres que lo intentan y a las embarazadas se les aconseja tomar una dosis diaria de 0,4 mg de ácido fólico al menos desde un mes antes del embarazo hasta el primer trimestre de espera, ya que una deficiencia de esta vitamina durante las primeras semanas de embarazo aumenta mucho el riesgo de desarrollar defectos del tubo neural graves como la espina bífida. Como beneficio adicional, el suplemento de ácido fólico antes de la concepción y durante los tres primeros meses de embarazo contrarresta la aparición de anemia durante el embarazo.

Hay una forma de anemia causada específicamente por la deficiencia de ácido fólico, la anemia megaloblástica. Se caracteriza por la presencia de unas pocas células rojas de la sangre mayores de lo normal y es bastante rara: representa sólo el 0,5% de los casos de anemia durante el embarazo. Se diagnostica con una prueba de sangre específica, la prueba de volumen globular. A las mujeres embarazadas que sufren de anemia megaloblástica, no sólo se les recomienda tomar un complemento de vitamina B9 durante el primer trimestre, sino durante todo el embarazo.

(Te interesa: Espina bífida y ácido fólico)

(Te interesa: Enfermedades en el embarazo)




Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (2)

Hola: Recomiendo el método que usé a todas las mujeres que deseen traer una vida a este mundo.. está en la web http://www.universiaglobal.com/milagroembarazo.php
La manera más fácil de regular tu ciclo menstrual si sufrís de períodos irregulares. Cómo evitar los abortos involuntarios y asegurarse de tener un embarazo normal y saludable. Un tratamiento oriental antiguo y poderoso que aumenta el flujo de sangre en el útero y espesa la mucosa endometrial en días.
El increíble método para remediar la baja calidad de los óvulos y el balance de los niveles hormonales. Una simple técnica de 10 minutos que estimulará automáticamente tu útero, ovarios y las glándulas. Actualmente llevo 6 meses y no saben la gran felicidad que tengo además apenas soy primeriza.
Hola, dejo un consejo para poder quedar feliz y fácilmente embarazada, es usar un método natural que usé yo y mi hermana, chequearlo en
http://www.remediemos.com/quedarembarazada.htm ,


Espero sea de utilidad mi comentario, ya que es un método que explica paso a paso las acciones fisiológicas y hormonales que hay que lograr para maximizar tus posibilidades de quedar embarazada en poco tiempo y con éxito, lo usó mi hermana, vi que incluye dietas personalizadas, te podes calcular tu IMC y la forma de medir tu temperatura basal. Espero abone a la causa tan maravillosa del mundo, como es, poder ser Madre. Saludos.