Síguenos
Mi bebé y yo
Enfermedades
Enfermedades

BUSCAR POR INICIAL

a b c d e f g h i l m n o p q r s t u v

Fabismo: ¿qué es esta anomalía hereditaria?

facebook twitter whatsapp

El fabismo es una anomalía hereditaria bastante común en los países de la cuenca del Mediterráneo. Te explicamos en qué consiste, cuáles son sus causas y cuándo es necesario dirigirse al pediatra.

 
El fabismo es una anomalía hereditaria bastante común en los países de la cuenca del Mediterráneo, que afecta a la sangre: el niño afectado por fabismo no dispone de una enzima llamada glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G6PD), que tiene la función de proteger los glóbulos rojos de los daños que algunas sustancias pueden provocar, como es el caso de algunos medicamentos, la fiebre alta y, sobre todo, las habas.

Síntomas del fabismo

Cuando la persona enferma consume habas o con sólo inhalar el polen, sus glóbulos rojos son destruidos. Entonces, se desarrolla una anemia en el niño que, en los casos más graves, puede eliminar el 50 por ciento de los glóbulos rojos, haciendo necesaria una transfusión de sangre.

Si la persona afectada por fabismo no entra en contacto con estas sustancias no tiene ningún problema y tampoco manifiesta ningún síntoma.

Por el contrario, si entra en contacto, pueden manifestarse palidez, cansancio y aceleración del ritmo cardíaco. La orina se puede teñir de rosa o adoptar un color oscuro, e incluso puede producirse una pérdida de conciencia. Otros posibles síntomas son la fiebre, dolor lumbar y, en el caso de los niños más pequeños, crisis de llanto inconsolable.

Desgraciadamente, estas reacciones son más violentas en los niños que en los adultos.

Causas del fabismo

Las causas del fabismo no están claras, como misterioso también es el mecanismo que puede provocar la aparición en la edad adulta, incluso en personas que nunca la han sufrido antes. Ciertamente, la familiaridad juega un papel determinante: en la mayoría de casos, el fabismo pasa de madre a hijos varones.

Cuándo dirigirse al pediatra

Es importante informar al pediatra si en la familia hay casos de fabismo. Una consulta al pediatra también puede ser necesaria en los siguientes casos:

- Los síntomas del fabismo aparecen en caso de enfermedades infecciosas como, por ejemplo, fiebre o pulmonía.

- Después de la ingestión de habas o de determinados medicamentos, o bien en el transcurso de una enfermedad infecciosa. En ambos casos, pueden manifestarse los síntomas de una anemia.

(Te interesa: Fiebre en niños)

Qué precauciones hay que tomar si el niño sufre fabismo

- La única precaución es que el niño no entre en contacto con las habas, ni con los fármacos responsables de posibles crisis de anemia.

- Por lo demás, el destete puede realizarse de modo normal, siempre bajo las indicaciones del pediatra.

- Por lo que se refiere a la vacunación, no existe ninguna contraindicación para vacunar al niño.

(Te interesa: Enfermedades en niños)

 




Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (2)

Invitado - invitado
se le perdona por no tener ningun conocimiento medico, la palabra no es pulmonia sino neumonia.
Invitado - invitado
bueno se le perdona por no tener ningun conocimiento medico, la palabra no es pulonia sino neumonia
Registro