Síguenos
Mi bebé y yo

Ejercicios corporales de puesta en forma

( 0 votos) load
patrocinio
patrocinio pix
facebook twitter whatsapp

Durante el embarazo y en el posparto, es importante que cuides tu cuerpo para mantenerlo firme. Te proponemos tres series de ejercicios para realizar en casa, sencillos, rápidos y eficaces, que te ayudarán a reforzar el perineo, y a reafirmar el busto y todo el cuerpo. 

Desde los primeros meses del embarazo, resulta importante realizar ejercicio físico moderado de forma regular para gozar de un buen estado de salud. Cuando ya haya nacido el bebé, seguir practicando deporte es primordial para recuperar la línea. Conoce, de la mano de los Laboratorios Clarins, unos eficaces ejercicios que pueden realizar cómodamente en casa, dedicándoles entre 5 y 15 minutos al día. ¿El resultado? Ganar en belleza y bienestar. 

Cuando realices estos ejercicios que te detallamos a continuación, debes crear un ambiente de relajación. De este modo, te será más fácil centrarte en ellos y despejarte de tus preocupaciones diarias. También es preferible que los practiques poco antes de acostarte, pues te ayudarán a descansar mejor.

Para empezar, debes lograr relajarte y tomar consciencia de tu cuerpo. Clarins te recomienda empezar con los siguientes ejercicios.

- Túmbate boca arriba en el suelo, con un cojín debajo de la cabeza y otro debajo de las rodillas. La espalda debe estar bien asentada en el suelo, los brazos, extendidos a lo largo del cuerpo y los ojos, cerrados. Respira tranquila y regularmente.

- Inhala el aire, al tiempo que inflas el abdomen y luego los pulmones. Exhala el aire lentamente, vaciando primero los pulmones y desinflando después el abdomen hasta contraerlo.

- Relaja la nuca. Sentada, con las piernas flexionadas y cruzadas, inclina ligeramente la cabeza hacia delante. Luego, llévala al centro y, posteriormente, inclínala ligeramente hacia la derecha y hacia la izquierda. A continuación, estira el cuello, con la barbilla hacia adentro, como si un hilo invisible atrajera la cabeza hacia el techo. Repite este ejercicio 5-6 veces.

Primera serie de ejercicios: reforzar el perineo

Ya estás relajada y ahora empieza la primera serie de ejercicios que te ayudarán a reforzar el perineo y el suelo pélvico, sometidos a un gran esfuerzo durante el embarazo y el parto. Controlar la contracción y el relajamiento de los músculos del perineo facilita el parto y previene el riesgo de sufrir incontinencia urinaria después de dar a luz.

Para tomar conciencia de tu perineo, Clarins te ofrece este valioso consejo: al orinar, haz la contracción que detiene el pipí y procura retenerlo entre 3 ó 4 segundos. Los músculos que sientes que se contraen cuando retienes la orina forman el perineo.

Segunda serie de ejercicios: reafirmar el busto

Durante el embarazo y el posparto, los cambios hormonales y la subida de la leche, alteran considerablemente el tamaño de los pechos. Por ello, es importante que dediques a esta zona unos minutos al día practicando una serie de ejercicios, con el fin de mantener un busto firme.

Clarins también te aconseja mantener siempre la espalda erguida y utilizar el Gel Busto Super tensor, un gel reafirmante para el busto con efecto lifting inmediato.

Tercera serie de ejercicios: el más completo

Muchas mujeres no disponen del tiempo suficiente para realizar sus ejercicios físicos diarios. Por ello, Clarins ha concebido un ejercicio total y completo que se puede practicar durante 5 minutos y de forma fácil y segura en casa.

Esta serie de ejercicios fortalece el perineo y los abdominales, al tiempo que tonifica el busto, aumenta la resistencia de los brazos y estimula la circulación sanguínea de los pies y de las piernas.

Recuerda que, cuando hayas finalizado el ejercicio que te proponemos, es aconsejable que relajes los músculos del cuerpo con el aceite corporal relajante Aceite "Relax" de Clarins. Este tratamiento cuenta con extractos puros de plantas. Pero, recuerda, que si estás embarazada debes consultar con el médico si puedes utilizarlo.

A continuación, te detallamos la completa tabla de ejercicios propuesta por Clarins, que consta de tres series: ejercicios para fortalecer el perineo, ejercicios para reafirmar el pecho y un completo ejercicio para tonificar todo el cuerpo. ¡Empieza ya a ponerte en forma!




Serie 1. Reforzar el perineo

Ejercicio 1
Tumbada boca arriba, apoyándote en los antebrazos, inhala al tiempo que inflas el abdomen. Exhala, contrayendo los músculos abdominales y el suelo pélvico. Contén la respiración, manteniendo la tensión de la pared abdominal entre 3 y 5 segundos como máximo. Relaja los músculos abdominales y el suelo pélvico, realizando una inhalación profunda. Repite el ejercicio 5 veces.

1

Serie 1. Reforzar el perineo

Ejercicio 1
Tumbada boca arriba, apoyándote en los antebrazos, inhala al tiempo que inflas el abdomen. Exhala, contrayendo los músculos abdominales y el suelo pélvico. Contén la respiración, manteniendo la tensión de la pared abdominal entre 3 y 5 segundos como máximo. Relaja los músculos abdominales y el suelo pélvico, realizando una inhalación profunda. Repite el ejercicio 5 veces.

Ejercicio 2
Colócate sentada, con las rodillas separadas, los pies juntos y las manos sobre la parte interna de las rodillas. Contrae tu perineo y procura juntar las rodillas exhalando y haciendo resistencia con las manos. Seguidamente, relaja completamente de un modo suave. Con las manos en la parte exterior de las rodillas, procura separar estas últimas, al tiempo que haces resistencia con las manos.

2

Ejercicio 2
Colócate sentada, con las rodillas separadas, los pies juntos y las manos sobre la parte interna de las rodillas. Contrae tu perineo y procura juntar las rodillas exhalando y haciendo resistencia con las manos. Seguidamente, relaja completamente de un modo suave. Con las manos en la parte exterior de las rodillas, procura separar estas últimas, al tiempo que haces resistencia con las manos.

Ejercicio 3
Colócate sentada y contrae y relaja los glúteos.

3

Ejercicio 3
Colócate sentada y contrae y relaja los glúteos.

Ejercicio 4
Acuéstate boca arriba con los pies elevados; por ejemplo, apoyados sobre el borde de una silla. Alterna las piernas, nunca las dos al mismo tiempo. Mantén el pie fijo y deja caer la rodilla hacia el exterior, al tiempo que exhalas y te relajas completamente. Seguidamente, endereza la pierna contrayendo todos los músculos del perineo e inhalando. Haz lo mismo con la otra pierna. Repite el ejercicio 10 veces con cada pierna. Si tienes tendencia a sufrir hinchazón en las piernas, Clarins te recomienda el Aceite "Anti-Eau", con un 100% de extractos puros de plantas. Si estás embarazada, deberás consultar con tu médico si puedes utilizar este aceite.

4

Ejercicio 4
Acuéstate boca arriba con los pies elevados; por ejemplo, apoyados sobre el borde de una silla. Alterna las piernas, nunca las dos al mismo tiempo. Mantén el pie fijo y deja caer la rodilla hacia el exterior, al tiempo que exhalas y te relajas completamente. Seguidamente, endereza la pierna contrayendo todos los músculos del perineo e inhalando. Haz lo mismo con la otra pierna. Repite el ejercicio 10 veces con cada pierna. Si tienes tendencia a sufrir hinchazón en las piernas, Clarins te recomienda el Aceite "Anti-Eau", con un 100% de extractos puros de plantas. Si estás embarazada, deberás consultar con tu médico si puedes utilizar este aceite.

Ejercicio 5
Ponte a gatas, con la cabeza descansando sobre los antebrazos cruzados, las rodillas separadas y los pies cerca el uno del otro. A continuación, relaja el perineo. Esta postura es muy relajante para esta zona del cuerpo.

5

Ejercicio 5
Ponte a gatas, con la cabeza descansando sobre los antebrazos cruzados, las rodillas separadas y los pies cerca el uno del otro. A continuación, relaja el perineo. Esta postura es muy relajante para esta zona del cuerpo.

Ejercicio 6
Al tomar un baño, aprovecha para realizar este ejercicio. Sentada, con las piernas flexionadas y separadas, procura separar las rodillas como si quisieras empujar los lados de la bañera. A continuación, contrae el perineo, intentando juntar las rodillas mientras las manos resisten.
Como consejo de Clarins, para sentirte fresca y relajada al salir de la ducha, prueba Eau Dynamisante, fragancia y tratamiento corporal en una misma fórmula refrescante. Hidrata, reafirma y tonifica el cuerpo.

6

Ejercicio 6
Al tomar un baño, aprovecha para realizar este ejercicio. Sentada, con las piernas flexionadas y separadas, procura separar las rodillas como si quisieras empujar los lados de la bañera. A continuación, contrae el perineo, intentando juntar las rodillas mientras las manos resisten.
Como consejo de Clarins, para sentirte fresca y relajada al salir de la ducha, prueba Eau Dynamisante, fragancia y tratamiento corporal en una misma fórmula refrescante. Hidrata, reafirma y tonifica el cuerpo.

Ejercicio 7
Túmbate con las piernas flexionadas y, a continuación, incorpórate ligeramente y exhala al mismo tiempo, que empujas con la mano derecha la rodilla izquierda, la cual ofrece resistencia. Mantén la postura 5 segundos. Cambia de lado. Realiza el ejercicio 10 veces por cada lado. Este ejercicio puede resultar difícil al final del embarazo, por lo que es mejor evitarlo.

7

Ejercicio 7
Túmbate con las piernas flexionadas y, a continuación, incorpórate ligeramente y exhala al mismo tiempo, que empujas con la mano derecha la rodilla izquierda, la cual ofrece resistencia. Mantén la postura 5 segundos. Cambia de lado. Realiza el ejercicio 10 veces por cada lado. Este ejercicio puede resultar difícil al final del embarazo, por lo que es mejor evitarlo.

Ejercicio 8
Sentada, con los brazos y las piernas extendidos hacia adelante, flexiona las piernas y llévalas hacia el pecho. No tienes que llegar a esforzarte y exhala a fondo cuando las piernas lleguen al pecho. Repite el ejercicio 10 veces.

8

Ejercicio 8
Sentada, con los brazos y las piernas extendidos hacia adelante, flexiona las piernas y llévalas hacia el pecho. No tienes que llegar a esforzarte y exhala a fondo cuando las piernas lleguen al pecho. Repite el ejercicio 10 veces.

Serie 2. Reafirmar el busto

Ejercicio 1
Colócate de pie, con los codos junto al cuerpo y un libro "aprisionado" debajo de cada axila. Los antebrazos deben estar en posición horizontal y la palma de las manos, dirigida hacia arriba. Ahora, lleva los antebrazos hacia los lados sin separar los brazos del cuerpo. Repite 10 veces seguidas, sosteniendo la postura durante 10 segundos. Sentirás que trabajan los músculos de la espalda.

9

Serie 2. Reafirmar el busto

Ejercicio 1
Colócate de pie, con los codos junto al cuerpo y un libro "aprisionado" debajo de cada axila. Los antebrazos deben estar en posición horizontal y la palma de las manos, dirigida hacia arriba. Ahora, lleva los antebrazos hacia los lados sin separar los brazos del cuerpo. Repite 10 veces seguidas, sosteniendo la postura durante 10 segundos. Sentirás que trabajan los músculos de la espalda.

Ejercicio 2
Alarga tu sonrisa hasta casi hacer una mueca de crispación. Este gesto contrae los músculos del cuello, los fortalece y refuerza los tejidos que sostienen los senos. Repítelo 15 veces. En muy poco tiempo, verás que la punta de los senos se levanta ligeramente en cada contracción.

10

Ejercicio 2
Alarga tu sonrisa hasta casi hacer una mueca de crispación. Este gesto contrae los músculos del cuello, los fortalece y refuerza los tejidos que sostienen los senos. Repítelo 15 veces. En muy poco tiempo, verás que la punta de los senos se levanta ligeramente en cada contracción.

Ejercicio 3
Coloca las dos manos unidas a la altura de la nariz, con los codos en posición horizontal. A continuación, choca fuertemente las palmas de las manos sin separar los dedos. Repítelo 10 veces. Notarás que tus pechos se mueven.
Para evitar la aparición de las estrías en la zona de los pechos, así como en otras zonas del cuerpo, Clarins recomienda el uso de la crema reafirmante Soin Complet Spécial Vergetures, que reduce la aparición de las estrías y permite a la piel adaptarse al aumento de tamaño de los pechos.

11

Ejercicio 3
Coloca las dos manos unidas a la altura de la nariz, con los codos en posición horizontal. A continuación, choca fuertemente las palmas de las manos sin separar los dedos. Repítelo 10 veces. Notarás que tus pechos se mueven.
Para evitar la aparición de las estrías en la zona de los pechos, así como en otras zonas del cuerpo, Clarins recomienda el uso de la crema reafirmante Soin Complet Spécial Vergetures, que reduce la aparición de las estrías y permite a la piel adaptarse al aumento de tamaño de los pechos.

Serie 3. El ejercicio más completo

Ejercicio 1
Para realizar esta serie de ejercicios, debes tener en cuenta que todas las posturas se realizan contrayendo los músculos. Para empezar, inspira lentamente durante 5-6 segundos, de pie, con la espalda adosada a la pared. Debes colocar la barbilla hacia adentro, las piernas separadas entre 30 y 40 cm y los pies, a unos 20 cm de la pared. A continuación, contrae el perineo y el vientre. Tensa los glúteos.

12

Serie 3. El ejercicio más completo

Ejercicio 1
Para realizar esta serie de ejercicios, debes tener en cuenta que todas las posturas se realizan contrayendo los músculos. Para empezar, inspira lentamente durante 5-6 segundos, de pie, con la espalda adosada a la pared. Debes colocar la barbilla hacia adentro, las piernas separadas entre 30 y 40 cm y los pies, a unos 20 cm de la pared. A continuación, contrae el perineo y el vientre. Tensa los glúteos.

Ejercicio 2
Sin relajar las contracciones, junta las dos muñecas por la parte interna. La muñeca de abajo debe empujar la de arriba, que le hace resistencia. Todos los músculos de los brazos se contraen. La muñeca de abajo se opone a que baje la muñeca de arriba. Los brazos prácticamente no se mueven y en ningún momento se deben llevar arriba de la cabeza. Este ejercicio fortalece tus brazos y te prepara para cargar al bebé.

13

Ejercicio 2
Sin relajar las contracciones, junta las dos muñecas por la parte interna. La muñeca de abajo debe empujar la de arriba, que le hace resistencia. Todos los músculos de los brazos se contraen. La muñeca de abajo se opone a que baje la muñeca de arriba. Los brazos prácticamente no se mueven y en ningún momento se deben llevar arriba de la cabeza. Este ejercicio fortalece tus brazos y te prepara para cargar al bebé.

Ejercicio 3
Simultáneamente, realiza el ejercicio 2 de la Serie 2. Consiste en alargar tu sonrisa hasta casi hacer una mueca de crispación. Este gesto contrae los músculos del cuello, los fortalece y refuerza los tejidos que sostienen los senos. Repítelo 15 veces. En muy poco tiempo, verás que la punta de los senos se levanta ligeramente en cada contracción.

14

Ejercicio 3
Simultáneamente, realiza el ejercicio 2 de la Serie 2. Consiste en alargar tu sonrisa hasta casi hacer una mueca de crispación. Este gesto contrae los músculos del cuello, los fortalece y refuerza los tejidos que sostienen los senos. Repítelo 15 veces. En muy poco tiempo, verás que la punta de los senos se levanta ligeramente en cada contracción.

Ejercicio 4
A continuación, ponte de puntillas para trabajar los músculos de las piernas y estimular la circulación. Conserva la postura durante 5-6 segundos. Posteriormente, relaja los músculos suavemente, respirando lenta pero profundamente.

15

Ejercicio 4
A continuación, ponte de puntillas para trabajar los músculos de las piernas y estimular la circulación. Conserva la postura durante 5-6 segundos. Posteriormente, relaja los músculos suavemente, respirando lenta pero profundamente.

Ejercicio 5
Relaja todos los músculos y asienta completamente los pies. Flexiona las rodillas y agáchate exhalando lentamente y a fondo. La cabeza debe estar relajada, como colgando. Los brazos también deben estar relajados, como suspendidos entre las piernas. Lo mismo con el perineo, que debe estar totalmente relajado. Mantén la postura 5-6 segundos. A continuación, incorpórate lentamente al tiempo que inhalas.

16

Ejercicio 5
Relaja todos los músculos y asienta completamente los pies. Flexiona las rodillas y agáchate exhalando lentamente y a fondo. La cabeza debe estar relajada, como colgando. Los brazos también deben estar relajados, como suspendidos entre las piernas. Lo mismo con el perineo, que debe estar totalmente relajado. Mantén la postura 5-6 segundos. A continuación, incorpórate lentamente al tiempo que inhalas.

Foto 1 de 16
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16

Si, además, quieres aligerar las piernas, reducir la piel de naranja y estilizar los glúteos, las caderas y el abdomen, toma nota del método de automasaje anticelulítico que Clarins te detalla en este vídeo.

 

 + info: www.clarins.es

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)

Registro