El 16 de mayo del año pasado nació mi hija. En la revisión posparto me dijeron que tenía una metaplasia escamosa. El ginecólogo me dijo que me volviería a pasar a los 4 meses y la sigo teniendo. Tengo que volver a ir otra vez en junio, a ver si se me ha quitado. Mi ginecólogo no me informa mucho acerca de lo que realmente es. Me gustaría saber si es grave, si desaparece, qué conlleva, etc.

Respuesta de Dr. Enrique Ripoll Espiau

La metaplasia escamosa es una diferenciación de las células del cuello uterino que no tiene ninguna importancia, pues normalmente su evolución es hacia la curación. Forma parte de las llamadas pseudoerosiones o falsas llagas del cuello. Se debe controlar, tal como hace su médico, y si no acaba de cicatrizar en su evolución, se suele solucionar con una coagulación térmica o por frío, que se puede efectuar en el despacho del mismo médico, si tiene los medios. Haga el control y esté tranquila.

Causas de la metaplastia escamosa

Existen distintas causas que pueden provocar la metaplasia escamosa del cuello uterino: aumento de la acidez en el pH de la zona (ello sucede durante la adolescencia), inflamación o irritación, sustancias químias, los estrógenos, el déficit de vitamina A, los pólipos, los anticonceptivos orales y cambios importantes en el organismo, como es el caso del parto. 

(Te interesa: Posparto: todo sobre la recuperación de la mamá tras el parto)

Tratamiento a seguir

La metaplasia escamosa del cuello uterino no precisa seguir un tratamiento, simplemente un control médico. De hecho, dentro de los resultados que se obtienen cuando una mujer se hace una citología, la metaplastia escamosa se clasifica como no malgina, es decir, no es algo peligroso. Normalmente, a lo largo del control médico los resultados varían hasta que aparecen completamente normales. 

Recuperación del útero después del parto

Después de dar a luz, el cuerpo necesita su tiempo para ir recuperándose de todos los cambios vividos. El útero, que durante nueve meses ha servido de cuna para el bebé, deberá recuperar su tamaño paulativamente. Para ello, se producen una serie de contracciones abdominales, también conocidas como "entuertos" que ayudan a devolverle sus dimensiones originales (7-8 centímetros).  Al día siguiente del parto, el útero ya se ha reducido sensiblemente: mide entre 18 y 20 centímetros de largo. También el cuello del útero se recupera gradualmente, pasando de los 10-12 centímetros de abertura, necesarios para que el niño pueda pasar durante el parto, hasta los normales 3-4 milímetros.

(Te interesa: ¿Cómo vuelven a la normalidad los genitales y el útero tras el parto?)

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Ginecología

Últimas consultas en Ginecología

  • Sangrado entre reglas

    Tengo varias dudas y son las siguientes: el pasado 11 de marzo me practicaron un legrado por aspi...
  • Aborto diferido

    El dia 14/04 tenia la primera ecografia, pues estaba embarazada de 11 + 3. Me indicaron que el fe...
  • Bulto en la ingle

    Hola, Doctor. Estoy embarazada, a punto de dar a luz, y me he notado un bulto en la ingle, no sé...

Te puede interesar