Mi bebé y yo

Vasectomía, una forma segura de no tener hijos

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

Los espermatozoides y las hormonas masculinas son producidos en los testículos. Al eyacular, los espermatozoides llegan hasta el pene pasando por los conductos deferentes. La vasectomía consiste en cortar estos conductos, asegurando la infertilidad del hombre.

Si un hombre toma la decisión de hacerse la vasectomía, es importante que esté convencido de no querer tener hijos a partir de ese momento, ya que existen circunstancias que podrían hacerle cambiar ese deseo, como el hecho de volver a casarse o la pérdida de un hijo. Es posible revertir la operación, pero la cirugía vasovasostomía es complicada, y su éxito depende del método utilizado en la vasectomía, del tiempo transcurrido desde que se realizó y de si el organismo ha desarrollado anticuerpos antiespermáticos.

(Te interesa: Ligadura de trompas: ¿te puedes quedar embarazada?)

Técnicas de vasectomía

El método tradicional para realizar una vasectomía consiste en realizar dos incisiones con las que localizar los conductos deferentes, seccionar y ligar estos tubos, y finalizar cerrando las incisiones con unos puntos.

En el año 1974, el Dr. Li Shunqiang desarrolló un método de vasectomía sin bisturí, que presenta menos complicaciones. Con este método, se localizan con los dedos los conductos deferentes, se practica un pequeño orificio por el que se sacan los conductos para seccionarlos y se colocan unas tiritas aproximadoras. En ambos métodos se necesita realizar un pinchazo para aplicar anestesia local.

Existe otro método de vasectomía, sin bisturí ni agujas, en el que se utiliza un dispositivo, que es capaz de infiltrar la anestesia con aire comprimido a alta presión, que atraviesa la piel y adormece la zona en la que se realiza la técnica sin bisturí.

El efecto de la vasectomía no es inmediato, ya que los espermatozoides que todavía se encuentran en los conductos deferentes y en la vía seminal tardarán entre 20 y 25 eyaculaciones en ser expulsados. Para comprobar la ausencia de espermatozoides, es necesario realizar un seminograma a los tres meses de la intervención.

La vasectomía no produce cambios en el deseo sexual, ni en el placer o en el orgasmo, ni afecta a la erección, y el aspecto y la cantidad de semen en la eyaculación no varía, simplemente no contiene espermatozoides.

(Te interesa: ¿Quién puede donar semen?)

La vasectomía por la Seguridad Social

Para poder realizar la intervención por la Seguridad Social, es necesario obtener un informe que la justifique, acudiendo al urólogo del sistema público de la salud, aunque, al no tratarse de una cirugía urgente, la lista de espera puede ser larga.

Lo que no cubre la Seguridad Social es la vasovasostomía, la microcirugía que recanaliza los conductos deferentes para revertir la vasectomía y restaurar la fertilidad, y que llega a tener una efectividad de un 90% y una tasa de embarazos espontáneos de un 70%.

(Te interesa: Embarazo por gotas de semen)

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)