Mi bebé y yo

¿Te sientes más cansada? Puede ser la falta de hierro

( 3 votos) load

¿Te sientes cansada? La falta de hierro acentúa la sensación de cansancio. Te explicamos los principales síntomas que tiene la carencia o falta de hierro y todo lo que puedes hacer para combatirla.

Cuando en el organiso tiene lugar una falta de hierro, éste sintetiza menos mioglobina, y, después, menos hemoglobina.

- La mioglobina es la sustancia que, en los músculos, se apodera del oxígeno transportado por la sangre. A menor cantidad de mioglobina, menor cantidad de carburante para el motor de los músculos y, de ahí, la consiguiente debilidad.

- Cuando la carencia de hierro es significativa y prolongada, también disminuye la hemoglobina. Se trata del pigmento que da color a los glóbulos rojos, pero también hace posible que las células de la sangre transporten oxígeno a los tejidos. Por esta razón, el organismo resulta menos oxigenado y cualquier actividad lo fatiga más de lo normal.

(Te interesa: Anemia en el embarazo: causas, síntomas y tratamiento)

Síntomas de la falta de hierro

- Los síntomas más comunes de la falta de hierro son el cansancio, la falta de apetito, la somnolencia y, a veces, la irritabilidad.

- La palidez del rostro no siempre es significativa; en cambio, puede serlo el color rosa pálido de las conjuntivas interiores de los ojos y la palidez de las palmas de las manos, así como de las uñas.

- En los casos más graves, la falta de hierro puede provocar dificultad respiratoria y aumentar las pulsaciones hasta con un mínimo esfuerzo.

( Te interesa: Pulsaciones normales-pulsaciones por minuto)

Causas más frecuentes de la falta de hierro

Las causas más frecuentes de la falta de hierro pueden ser muy diversas, pero se pueden englobar en tres situaciones básicas:

- El organismo produce menos glóbulos rojos.

- El organismo destruye más glóbulos rojos (hemólisis).

- Hay una pérdida de glóbulos rojos (hemorragia).

La función de los glóbulos rojos, fabricados en la médula ósea, es transportar el oxígeno de los pulmones a las células de todo el organismo y volver otra vez a los pulmones con las sustancias de desecho.

Cómo afrontar la falta de hierro

Además del tratamiento que nos pueda indicar el médico, hay que cuidar la alimentación.

- Guisantes, perejil, pistachos, semillas de calabaza y la yema de huevo son algunas de las fuentes más ricas en hierro.

- Las espinacas, aunque poseen una elevada cantidad de hierro, también contienen ácido oxálico, que impide parcialmente su asimilación. Otros alimentos que contienen ácido oxálico son los espárragos, la remolacha y el chocolate.

- Asimismo, el hígado y los riñones contienen una elevada cantidad de hierro; sin embargo, hay que asegurarse que se trate de carne de buena calidad.

- Muchos de los aditivos que contienen las bebidas con gas, la cerveza, los helados y algunos quesos de producción industrial, así como el tanino del té y el café, interfieren en la asimilación de hierro.

(Te interesa: Ácido fólico: por qué es tan importante)

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)