Síguenos
Mi bebé y yo

Las cinco claves para mantener tu línea en verano

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

Llega el verano y con él, las tapas, las cañas y las comidas con amigos al solecito. Si tu "operación biquini" ha surtido efecto, querrás mantener tu línea durante los meses más calurosos del año.



Si, en tu caso, has comido de forma descompensada durante unos días, debes controlar tu peso y empezar a trabajar para volver al peso deseado. ¿Cómo? Si ganas peso es porque has ingerido una cantidad desproporcionada de grasas y lípidos. Para volver a compensar el organismo, bastará con volver a una dieta baja en grasas durante unos días y hacer ejercicio. Una vez conseguido el objetivo de volver a tu peso, deberás ir ingiriendo, de forma proporcionada y gradual, todo tipo de alimentos, para darle tiempo a tu organismo a asimilar y metabolizar los nuevos nutrientes de la forma adecuada.
0
Si, en tu caso, has comido de forma descompensada durante unos días, debes controlar tu peso y empezar a trabajar para volver al peso deseado. ¿Cómo? Si ganas peso es porque has ingerido una cantidad desproporcionada de grasas y lípidos. Para volver a compensar el organismo, bastará con volver a una dieta baja en grasas durante unos días y hacer ejercicio. Una vez conseguido el objetivo de volver a tu peso, deberás ir ingiriendo, de forma proporcionada y gradual, todo tipo de alimentos, para darle tiempo a tu organismo a asimilar y metabolizar los nuevos nutrientes de la forma adecuada.
El ejercicio es otro de los puntos esenciales a la hora de mantener tu peso. Pero, ¡no te equivoques! No necesitas ir al gimnasio un día si y otro también o correr 20 kilómetros al día, bastará con caminar, cada día, 20 minutos.
1
El ejercicio es otro de los puntos esenciales a la hora de mantener tu peso. Pero, ¡no te equivoques! No necesitas ir al gimnasio un día si y otro también o correr 20 kilómetros al día, bastará con caminar, cada día, 20 minutos.
Es muy importante seguir realizando cinco ingestas al día. De esta forma, tu metabolismo no deja de estar activo y evita las reservas de grasas porque "sabe" que cada cierto tiempo recibe alimento.
2
Es muy importante seguir realizando cinco ingestas al día. De esta forma, tu metabolismo no deja de estar activo y evita las reservas de grasas porque "sabe" que cada cierto tiempo recibe alimento.
Habitualmente, comemos tan deprisa que no le damos tiempo a nuestro cerebro a transmitirnos la sensación de saciedad. Por eso, es muy importante comer despacio, masticar correctamente y no engullir de forma mecánica. Debemos ser conscientes de los alimentos, los gustos y los sabores que estamos disfrutando y para ello, es necesario comer despacio. Un buen ejercicio para ser conscientes de esto es preguntarse cada vez que tengamos la necesidad de ingerir algo: "Pero, ¿tengo hambre?" Si hacemos este ejercicio comprobaremos que en más del 60% de los casos, la respuesta es no y comemos sólo como un pasatiempo, un acto reflejo entre horas.
3
Habitualmente, comemos tan deprisa que no le damos tiempo a nuestro cerebro a transmitirnos la sensación de saciedad. Por eso, es muy importante comer despacio, masticar correctamente y no engullir de forma mecánica. Debemos ser conscientes de los alimentos, los gustos y los sabores que estamos disfrutando y para ello, es necesario comer despacio. Un buen ejercicio para ser conscientes de esto es preguntarse cada vez que tengamos la necesidad de ingerir algo: "Pero, ¿tengo hambre?" Si hacemos este ejercicio comprobaremos que en más del 60% de los casos, la respuesta es no y comemos sólo como un pasatiempo, un acto reflejo entre horas.
Todos sabemos lo importante que es el agua en nuestra vida. Es importante para hidratarnos, calmar nuestra sed y controlar nuestro peso. Pero, también debes tener en cuenta que nos puede ayudar a reducir el hambre.  ¿Cómo? Si bebes dos vasos de agua antes de cada comida, tu estómago se llenará de líquido y el nos sentiremos saciados mucho antes. ¡Pruébalo! ¡Ya verás cómo funciona!
4
Todos sabemos lo importante que es el agua en nuestra vida. Es importante para hidratarnos, calmar nuestra sed y controlar nuestro peso. Pero, también debes tener en cuenta que nos puede ayudar a reducir el hambre.  ¿Cómo? Si bebes dos vasos de agua antes de cada comida, tu estómago se llenará de líquido y el nos sentiremos saciados mucho antes. ¡Pruébalo! ¡Ya verás cómo funciona!
Foto 1 de 5
0
1
2
3
4

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)