Mi bebé y yo

El bebé muerde: ¿qué hacer?

( 0 votos) load
facebook twitter whatsapp

A los seis meses, el bebé puede empezar a morder, para poner a prueba sus primeros dientes. Pero, ¿qué hacer si el niño adquiere la mala costumbre de morder?

Durante los primeros dos años, el hecho de que el bebé o el niño muerda no se debe tanto a razones psicológicas como a un estadio normal de su desarrollo.
Los primeros mordiscos sirven para aliviar el malestar que provoca la salida de los dientes. Sin embargo, es posible que el bebé coja la mala costumbre de morder. ¿Cómo podemos corregirlo cuando es tan pequeño?, ¿qué podemos hacer si este mal hábito perdura cuando crece?

Los padres no deben dejar que el niño muerda, sino que deben intervenir de manera firme para que el niño entienda, sin traumarlo, que se trata de una cosa que no debe hacer.
Aunque hay que corregir esta actitud, es importante acabar con ciertos prejuicios. Los mordiscos del niño no son fruto de una mala educación ni tampoco es un síntoma de un comportamiento agresivo.

¿Cómo corregir al niño que muerde?

Lo mejor es distraer al niño ofreciéndole una buena alternativa sobre la que concentrarse. A continuación, se le debe explicar que ese comportamiento no está bien. Para ello, es importante reprender al niño con​ un NO firme y decidido y no reír o festejar este comportamiento. En todo momento conviene tener presente que a esta edad la capacidad de comprensión del niño es limitada.


 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)