Mi bebé y yo

El marisco durante el embarazo: las precauciones

( 0 votos) load
facebook twitter whatsapp

¿Es posible comer marisco durante el embarazo? Esta pregunta se la hacen muchas mujeres, puesto que cuidar la alimentación es algo fundamental tanto para la mamá como para el bebé. En este artículo, te hablamos de todo lo que tienes que tener en cuenta sobre el consumo de marisco en el embarazo.

Los expertos siempre han recomendado limitar el consumo de pescado y marisco durante el embarazo, debido al riesgo de contaminación que existe. Si bien el marisco es una fuente de proteínas importante, hay que tener cuidado con algunas variedades y, sobre todo, con el pescado crudo, como el sushi o los carpaccios.

(Te interesa: Alimentación en el embarazo

El marisco es un alimento delicioso, pero durante esta importante etapa hay que ponerse límites, como tantos otros, de ahí que sea preferible que optemos por otras preparaciones culinarias que nos mantengan alejadas de cualquier riesgo.

(Te interesa: Dejar de fumar en el embarazo

¿Cuáles son los riesgos de comer marisco en el embarazo?

Los médicos aseguran que los riesgos son mucho mayores que los beneficios, por lo que lo ideal será evitar el marisco o, por lo menos, limitar su consumo a momentos puntuales, y, sobre todo, si se decide comer en algún momento, que la cocción sea cuidadosa, en el caso de los mejillones, sepias, pulpo, almejas o langostinos. Aunque estén deliciosos, pueden contener microorganismos o patógenos peligrosos.

La salmonelosis es uno de los principales peligros de comer marisco en el embarazo. Es una enfermedad producida por la ingesta de alimentos con una bacteria llamada salmonela, causante de intoxicaciones alimentarias, especialmente por carnes o pescados crudos.

Otros peligros serían el anisakis, un gusano nematodo que pasa su ciclo vital en el sistema digestivo de peces y mamíferos marinos, y que también causa intoxicaciones alimentarias, o la toxoplasmosis, una enfermedad infecciosa que, aunque es inofensiva, para un bebé puede ser potencialmente peligrosa.

Pescados, como el pulpo o la sepia, se pueden comer en pequeñas cantidades, siempre que se hayan cocinado a altas temperaturas. Lo mejor será siempre evitar los alimentos crudos. No obstante, te recomendamos que, cuando tengas dudas sobre qué alimentos o mariscos ingerir durante el embarazo, consultes al médico, pues él te recomendará una cosa u otra, dependiendo de cada caso particular.

En algunos casos, la ingesta de ácidos grasos omega 3 también es importante, de ahí que se haga imprescindible definir una buena dieta con un experto para mantenerse bien nutrida durante el embarazo. 

(Te interesa: Omega 3: el pescado en el embarazo)

¿Comiste pescado o marisco durante el embarazo? ¿Qué te recomendó tu médico al respecto? 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)