Síguenos
Mi bebé y yo
Enfermedades
Enfermedades

BUSCAR POR INICIAL

a b c d e f g h i l m n o p q r s t u v

Endometriosis y embarazo: síntomas, causas y diagnóstico

facebook twitter whatsapp

La endometriosis, una enfermedad bastante frecuente, es una de las principales causas de infertilidad. En este artículo, te explicamos cómo se diagnostica, cuáles son sus síntomas y sus causas.

Endometriosis deriva de la palabra "endometrio", que es la mucosa que reviste la cavidad uterina. En el caso de la endometriosis, el endometrio se desarrolla fuera de la superficie interna del útero, su localización habitual. Se trata, además, de una enfermedad bastante frecuente. De hecho, una de cada 10 mujeres la pueden padecer en edad fértil. Cada mes, este tejido, que está fuera de su lugar natural, responde también a los cambios hormonales que produce el ciclo menstrual, acumulándose y desintegrándose igual que lo hace el endometrio.

Sin embargo, a diferencia del fluido menstrual del útero, el cual es expulsado por el cuerpo, la sangre del tejido que está fuera de su lugar no puede ser expulsada. El resultado de esta acumulación de tejido es la inflamación de los órganos sobre los que el tejido endometriósico se ha instalado, así como la formación de tejido cicatrizal, que puede provocar el desarrollo de adherencias y, por tanto, alterar la función de los órganos abdominales.

Síntomas de la endometriosis

Los síntomas de la endometriosis dependen de la gravedad del trastorno y del lugar en el que se ha desarrollado el tejido endometriósico.

• En general, las mujeres que sufren endometriosis advierten un dolor muy intenso antes y durante la menstruación (dismenorrea), que desaparece cuando ésta comienza. La intensidad del dolor dependerá de su extensión y localización. Puede ser muy persistente e incapacitante, y es más frecuente entre los 20 y los 30 años.

• También puede haber dolor intestinal y las reglas pueden ser muy abundantes. Junto al dolor, pueden aparecer náuseas, debilidad, fatiga, mareos y dolor al orinar o defecar, entre otros. El dolor también puede aparecer en las relaciones sexuales.

A veces, no aparecen síntomas evidentes y la enfermedad sólo se descubre durante la visita ginecológica, que se efectúa cuando la pareja no consigue concebir. En este sentido, la endometriosis es una de las principales causas de infertilidad femenina, porque altera el funcionamiento de los órganos reproductores. Al crecer fuera del útero, el tejido puede bloquear las trompas o alterar la función del ovario. Alrededor del 40% de las mujeres con endometriosis tienen dificultades para quedarse embarazadas.

Cómo se diagnostica la endometriosis

• En la exploración física, el especialista puede notar la presencia de una masa de tejido detrás del útero. A veces, no es fácil su diagnóstico y, para confirmarlo, se extrae una pequeña muestra del tejido endometrial.

• Otras técnicas, como la observación de la cavidad abdominal, mediante un tubo de fibra óptica (laparoscopia), mediante una ecografía o una resonancia, pueden ayudar a confirmar el diagnóstico, así como poner de manifiesto posibles quistes ováricos endometriósicos. Sin embargo, la ecografía no permite reconocer posibles implantaciones en el intestino, en las trompas y en los ovarios.

• Es una enfermedad que los especialistas consideran infradiagnosticada, y para la que debería instaurarse un tratamiento lo más precoz posible, con el fin de evitar que siga extendiéndose el tejido y provocando dolor y otros síntomas.

Causas de la endometriosis

Las causas de la endometriosis son aún desconocidas, aunque existen varias hipótesis al respecto.

 • Algunos estudios indican que puede ser una enfermedad inmunológica, es decir, es el mismo organismo quien ataca a sus propias células.

• Otras investigaciones señalan que la endometriosis puede tener un origen genético, ya que se ha detectado una mayor incidencia entre mujeres con antecedentes familiares.

• Otra de las posibles causas apunta a un posible desplazamiento de pequeños fragmentos del revestimiento uterino. Al parecer, estos fragmentos, desprendidos durante la menstruación, se desplazarían hacia las trompas de Falopio, en dirección a los ovarios, en lugar de salir con el flujo menstrual a través de la vagina.

(Te interesa: Enfermedades en el embarazo)

 

 



Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)

Registro