Mi bebé y yo

La pirámide alimenticia: qué es y cómo entenderla

( 0 votos) load
facebook twitter whatsapp

La alimentación es fundamental para el desarrollo y crecimiento de los niños, puesto que comer bien no solo afecta al crecimiento físico del niño, sino también a su desarrollo emocional e intelectual. No le falta razón a la expresión: “somos lo que comemos”.

Una correcta alimentación influye directamente en el estado de salud del niño, así como en su habilidad para comunicarse, pensar, socializarse, aprender, y en su rendimiento en general. Por esta razón, es muy importante tener en cuenta la información que nos da la “pirámide alimenticia”, un esquema gráfico en forma de pirámide en el que encontramos los alimentos y las cantidades que debemos incluir en nuestra dieta para tener una vida equilibrada y saludable.

(Te puede interesar: Alimentación sana, niños inteligentes)

¿Cómo entender la pirámide alimenticia?

  • Piramide2En el primer bloque, empezando por abajo, encontramos los cereales y los hidratos de carbono, como pastas, arroces, pan, fécula y plátanos. De estos alimentos, debemos tomar entre cuatro y seis raciones diarias.
  • En el segundo bloque, se resalta la importancia de las frutas, la verdura y el aceite de oliva. Se aconseja tomar entre seis y nueve raciones diarias en total.
  • En el tercer bloque, observamos la importancia de la carne, el pescado, los huevos y los derivados lácteos y la leche. Se recomienda la ingesta de tres raciones a la semana, no al día, de los alimentos proteicos, y entre tres y cinco raciones de los segundos.
  • Finalmente, en el último bloque se sitúan los alimentos que deberíamos consumir muy ocasionalmente, puesto que son más calóricos y grasos. Éstos son los dulces, chocolates, los frutos secos, las legumbres o los embutidos. No se recomienda el consumo de más de dos raciones semanales.

Consideraciones sobre la pirámide alimenticia

  • Es importante que los niños coman frutas, verduras y hortalizas cada día, cinco raciones o piezas diarias. Los jugos envasados no se consideran como tal.
  • Si el niño está siendo amamantado, es recomendable que se continúe la lactancia hasta que la madre y el niño así lo deseen.
  • La sal no es buena en exceso y es importante no abusar de ella, sobre todo de la yodada. 
    (Te interesa: La sal en la comida del niño)
  • No es recomendable ingerir más de 500 ml de lácteos al día, como yogur, queso, leche, etc.
  • Las grasas también se deben moderar, y más aún si son de origen animal. Los expertos recomiendan potenciar el consumo de pescado frente al de la carne, especialmente a los embutidos, hamburguesas, etc., que deben consumirse ocasionalmente.
  • Por último, el agua debe ser la bebida habitual de los niños. No es sano comer o cenar con refrescos, y éstos se deben consumir solamente en ocasiones especiales.
    (Te interesa: ¿Cuánta agua debe beber mi hijo?)

¿Sigues las recomendaciones de la pirámide alimenticia? ¿Qué patrones sigues a la hora de alimentar a tu hijo? ¡Cuéntanos acerca de la dieta que sigue tu hijo! 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)