Mi bebé y yo

Consejos para evitar que los niños se pierdan

( 0 votos) load
facebook twitter whatsapp

Uno de los temores más frecuentes de los padres es que su hijo se pierda. Veamos algunos consejos para evitarlo.

Con la llegada del buen clima y de las vacaciones, todos aprovechamos para salir más a seguido con el niño. Ir a la playa o al parque, o bien acompañar a los papás al supermercado, son actividades que fascinan a los niños, ya que les permiten experimentar, explorar y descubrir cosas nuevas.

Si bien no debemos limitarlas, pues ayudan al pequeño a crecer y a dar rienda suelta a sus ansias de independencia, tampoco debemos dejarlo a su entera libertad: si no tenemos cuidado, el pequeño podría despistarse y perderse de nuestro lado.

Ante todo, prevenir

• Antes de salir, asegúrate de que el niño memorice su nombre, sus apellidos y, de ser posible, también su dirección y su número de teléfono.

• En caso de que el niño no sea capaz de recordarlos, puedes coser una cinta con su nombre y su dirección en alguna de sus prendas.

• Enséñale a qué personas debe pedir ayuda en caso de emergencia (policía, guardias de seguridad, personal de información, etc.), para evitar que pueda correr algún peligro.

• Explícale dónde estás y qué vas a hacer. Cuando el niño sea un poquito más mayor, podrás fijar un lugar de encuentro en caso de que se pierda (por ejemplo, la oficina de información, la tiendita de la esquina, el hotel donde se están quedando, etc.).

• No dejes que se aleje demasiado en lugares muy concurridos y, de ser posible, vístelo con prendas de color llamativo o ponle algún detalle que lo distinga.

• Si vas a comprar con el pequeño, intenta que te acompañe alguna persona, que se encargue de vigilarlo mientras tú escoges lo que necesitas.

• Lleva contigo algún juguete que le guste o cuéntale alguna historia divertida. Así, mantendrás su atención y evitarás que se separe de tu lado.

 

Cómo actuar si se extravió

• Lo más importante es mantener la calma y no dejarse llevar por el pánico. Cuanto más tranquila estés, más rápido podrás empezar a buscar al pequeño y, en consecuencia, menos tiempo tardarás en encontrarlo.

• Dirígete, en primer lugar, al personal de seguridad del lugar en el que te encuentras (por ejemplo, del supermercado) o a la policía. Indícales el lugar exacto donde se encontraba el pequeño cuando lo perdiste de vista, y describe detalladamente sus características físicas y la ropa que llevaba puesta.

• Recorre los lugares por los que pasaron, para ver si se quedo esperando a que regresaras.

• Cuando por fin aparezca, no lo regañes. Seguramente, estará muy asustado. Intenta, en cambio, tranquilizarlo, y explícale qué es lo que hizo mal y cómo debe comportarse la próxima vez.

 

Enséñale a desconfiar de los extraños

Muchos padres temen que su pequeño sea secuestrado por un desconocido. Para evitar esta situación, lo mejor es inculcar al niño una serie de reglas desde los primeros años de vida. Veamos algunas de ellas:

• Explícale en qué adultos puede confiar en caso de encontrarse en una emergencia.

• Enséñale que no debe aceptar regalos de personas que no conoce.

• Dile que si algún adulto se comporta de manera que le haga sentir incómodo te lo diga enseguida (o bien a los profesores, en caso de que esté en la escuela).

 

Explícale que si algún desconocido le propone acompañarlo no acepte nunca, sea lo que sea, lo que le diga o le ofrezca para convencerlo. Enséñale que, si tratan de forzarlo, deberá gritar muy fuerte: "¡No es mi papá!" o "¡No es mi mamá!", para que quien lo escuche se dé cuenta de que se trata de una emergencia y pueda acudir en su ayuda.

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)