Mi bebé y yo

Síntomas de la depresión posparto: ¿cómo tratarla?

( 0 votos) load
facebook twitter whatsapp

Después del nacimiento del bebé, deberías estar feliz y, sin embargo, te sientes triste. Se llama depresión posparto y, normalmente, se trata de un trastorno pasajero. ¿Quieres saber si sufres este tipo de depresión y cómo puedes superarla?

​Has superado el momento del parto y ya tienes en tus brazos a tu bebé. Sin embargo, no te sientes feliz. Al contrario, sientes una tristeza inmensa, estás irritable y la ansiedad te acompaña día y noche. ¿Por qué estoy sintiendo esto? ¿Soy una mala madre? No te preocupes. Seguramente, estás sufriendo la llamada depresión posparto.

Síntomas de la depresión posparto

La sufren una de cada diez mujeres que dan a luz. Sus síntomas son muy similares a los de una depresión normal y suelen durar unas dos semanas después del parto. Se desconocen a ciencia cierta sus causas, pero todo parece indicar que el reajuste hormonal que sufre el cuerpo de la mujer después de dar a luz es uno de los mayores culpables.

Esto, sumado a la responsabilidad que supone tener un hijo y al posible sentimiento de incapacidad para hacerse cargo del bebé por parte de una madre primeriza, transforma los días posteriores en una etapa díficil para la mujer. Si el parto ha sido traumático o la mujer ha tenido que dejar de trabajar para cuidar a su bebé, las posibilidades de aparición de este trastorno aumentan.

Si nos encontramos con estos síntomas, ante todo, no hay que forzar a la madre a que acepte a su bebé. Simplemente, se trata de darle tiempo. La mamá se recuperará y querrá a su bebé inmensa e incondicionalmente.

Tipos de depresión posparto

Según la gravedad, podemos distinguir dos tipos de depresión posparto:

Depresión posparto leve

La experimenta el 80% de las mujeres que sufren este trastorno. Se caracteriza por su poca gravedad y repercusión en la salud mental de la madre. No necesita tratamiento. Aparece 2 o 3 días tras el parto, para desaparecer pasados 15 días. Insomnio, ansiedad, irritabilidad, llanto fácil, agobio y miedo a no ser capaz de hacerse cargo de su bebé son algunos de sus síntomas. Sufren, también, problemas de autoestima, ya que no aceptan su cuerpo y se sienten feas al observar las secuelas del embarazo y el parto en su cuerpo.

Depresión posparto grave

Sólo se consideran graves el 10% de las depresiones posparto. La depresión posparto grave aparece un mes después de dar a luz, cuando la madre se siente incapaz de hacerse cargo de su hijo. Los síntomas van desde angustia, tristeza y agresividad a ataques de pánico, miedos, temores y baja autoestima. Estos síntomas pueden dar lugar a trastornos en la alimentación, como aumento desmesurado del apetito o, por el contrario, pérdida del mismo. Además, pueden aparecer taquicardias o insomnio. Este tipo de depresiones, necesita el diagnóstico y tratamiento de un profesional especializado.

Cómo prevenirla

Existen tres formas de prevenir la depresión después del parto: detectar precozmente el trastorno, tratarlo rápidamente y evitar sus consecuencias. Estos son otros consejos importantes:

- No intentes ser una súper mamá. Tener un hijo requiere una dedicación exclusiva, por lo que sería conveniente que intentaras tener pocos compromisos y disponer de tiempo para él. Es importante que dispongas de una o varias personas de confianza con quien poder dejar al niño en caso de necesidad. No temas pedir ayuda.

- Descansa siempre que puedas. Aprende a tomar siestas cuando alguien pueda atender al bebé o esté descansando.

- Aliméntate adecuadamente. Los vegetales, la fruta fresca, la leche, los cereales y el pescado azul no deben faltar en tu dieta.

- Busca tiempo para reencontrarte con tu pareja. Antes de recuperar el deseo sexual, debes cuidar la aproximación física.

- Distráete. Procura encontrar ocasiones para ir de compras, ver una película en el cine, ir a cenar con tu pareja o pasear con tu pequeño.

- Relaciónate con otras parejas que también estén esperando un hijo. Así podrán compartir experiencias y preocupaciones.

- Si te es necesario, puedes acudir a sesiones para después del parto y grupos de ayuda para la lactancia. Encontrarás apoyo y comprensión.

- Procura no realizar cambios en tu vida, como una mudanza. La llegada de un hijo ya va a suponer un cambio radical, por lo que hay que evitar que se junten demasiadas cosas.

Test de depresión posparto

¿Sufres depresión posparto? Ponte a prueba:

• ¿Te sientes muy triste?

• ¿Tu estado de ánimo es mejor por la noche que por la mañana?

• ¿Tienes ganas de llorar todos los días?

• ¿No tienes apetito?

• ¿Te sientes cansada y decaída?

• ¿Te resulta difícil concentrarte?

• ¿No tienes ganas de hacer nada?

• ¿Tu vida te parece difícil?

• ¿Duermes mal?

• ¿Estás irritable o nerviosa?

• ¿Tienes miedo de todo lo que te pasa?

• ¿No eres capaz de cuidar de ti misma?

Si experimentas todas o muchas de estas sensaciones de forma más bien intensa y persistente, es posible que estés padeciendo una depresión posparto.

En estos casos, debes darle a esta situación la importancia adecuada y no afrontarla tu sola. Es importante que pidas ayuda a tu entorno familiar y a tu médico, que te sabrá dar el consejo adecuado.

Si este no es tu caso, sólo se trata de un trastorno pasajero, que debe considerarse totalmente normal en el último período del embarazo.

Cómo superar una depresión posparto

Lo más importante es que seas consciente de lo que te ocurre y que te dejes asesorar por un profesional, quien evaluará cuál es el mejor tratamiento que puedes seguir. Sin embargo, además de seguir las indicaciones del médico, también debes tener presentes los siguientes consejos:

- Habla de tus sentimientos, miedos y angustias con alguien.

- Relájate en algún momento del día; simplemente, no hagas nada.

- Intenta escribir un diario donde podrás plasmar tus sentimientos del día a día. Así te darás cuenta de tu evolución.

- Respétate a ti misma. Si un día te levantas sin ganas de hacer nada, no te desesperes. Relájate y tómate un respiro. Ya verás cómo otro día te levantarás con más ánimos.

- Intenta ser honesta contigo misma y no hagas lo que no puedes hacer; pide ayuda a tu pareja.

- Evita quedarte sola todo el día y haz el esfuerzo de quedar con familiares y amigos.

- Olvídate de tener la casa siempre en orden. Haz lo que te sea posible hacer y, si no se hace, no pasa nada.

- Evita esfuerzos desmesurados que te puedan ocasionar demasiado cansancio, ya que la fatiga puede empeorar la depresión.

- Aliméntate debidamente.

Haz ejercicio físico moderado. Puedes salir a caminar media hora al día o practicar yoga, muy bueno para el equilibrio entre la mente y el cuerpo.

(Te interesa: Qué comer después del parto)

 

 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (2)

Hoy es mi primer día en mi bebé y yo y me gusto lo que leí ,no sabia de la depresión pos parto ahora entiendo lo que me paso es mi único bebé y realmente no se nada ....
es muy dificil sentir esta depresio pero la verdad estos tips me ayudan mucho de como resolver esta situacion