Mi bebé y yo

Evitar la episiotomía

( 0 votos) load
facebook twitter whatsapp

La mayoría de las mujeres se someten a una episiotomía en el parto. Infecciones o relaciones sexuales insatisfactorias son posibles secuelas. Para evitarla, ejercitar el suelo pélvico es vital.

​​Los expertos recomiendan limitar el uso de la episiotomía a aquellos casos en los que sea absolutamente necesario. Pero, lo cierto es que esta práctica se ha generalizado en la mayoría de los hospitales, hasta el punto de superar el  60% del máximo de episiotomías establecido por la Organización Mundial de la Salud.

La episiotomía es una incisión quirúrgica que se realiza en la zona del periné para abreviar el parto y apresurar la salida del bebé. Esta práctica permite un parto más rápido, pero provoca grandes secuelas en las mujeres que son sometidas a ella: infecciones, cicatrices, movimiento dolorosos, pérdidas de orina y malestar durante las relaciones sexuales son algunas de las secuelas de esta práctica. Tanto es así, que el 30% de las mujeres a las que se le ha realizado una episiotomía sufren de incontinencia urinaria después del parto. El 20% logra acabar con el trastorno con masajes y ejercitaciones de suelo pélvico. El 10% restante sufre de incontinencia de por vida. Por eso, es muy importante ejercitar el suelo pélvico, antes y después del parto.
¿Cómo ejercitar el suelo pélvico?
La preparación preparto es básica para evitar la episiotomía. La fisioterapia obstétrica es la mejor alternativa. Los especialistas recomiendan iniciar la gimnasia prenatal a partir de la semana 32 de gestación. El masaje perineal y las prácticas con ejercitadores de suelo pélvico son las alternativas más útiles para reducir el riesgo de daño perineal. Los expertos apuntan que, llegado el momento del parto, los músculos de la zona del periné deben estar ejercitados. La mujer necesita preparar y estirar sus músculos gradualmente para que en el alumbramiento la musculatura de la zona del periné esté ejercitada.

¿Cómo preparar los músculos del periné para el alumbramiento?
El suelo pélvico puede ejercitarse de varias formas:
 Uso de ejercitadores pélvicos.
Masaje perineal.
• Después del parto: Gimnasia hipopresiva
Ejercicios Kegel

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)