Mi bebé y yo

Los mejores juegos de piscina para niños y bebés

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

Los niños no suelen estar capacitados para nadar hasta los cuatro años, pero eso no quiere decir que no puedan jugar en el agua de la piscina y disfrutar de todas sus ventajas, sobre todo, a nivel de coordinación y de psicomotricidad. En este artículo, te explicamos los mejores juegos de piscina.

Llevar al bebé a la piscina hará que se familiarice con el agua y su entorno. Aún así, no intentéis enseñarle a nadar con uno o dos años, porque no aprenderá aún. En cambio, estas edades son ideales para potenciar su desarrollo psicomotor en el agua, pues es importante que el niño vaya descubriendo su cuerpo y sus habilidades motoras, y la piscina es un lugar de exploración fantástico para que esto suceda. 

(Te interesa: Natación para bebés: beneficios para su organismo)

La actividad en el agua es saludable desde las primeras semanas de vida; eso sí, será importante que el pequeño haya comido y dormido lo suficiente, puesto que la estimulación es lo más importante en esta actividad y el niño debe estar lo más receptivo posible.

Para hacer la actividad aún más divertida, os recomendamos que interactuéis con vuestros pequeños con juguetes y accesorios en la piscina. Esto hará que vuestro día de piscina en familia sea de lo más divertido y refrescante. 

Juegos de piscina para bebés

Algo importante para poder realizar juegos de piscina es que el bebé, o el niño, no tenga miedo al agua y, por supuesto, que estén siempre vigilados por algún adulto. Para que pierdan ese miedo al agua, podéis jugar a 'la medusa', donde el niño se inclina hacia adelante hasta tocar con la cara el agua y sopla haciendo burbujas, o a 'la estrella', que consiste en que con las manos sostengais al niño boca arriba en el agua, con los brazos y las piernas abiertas.

Si lo que tiene es miedo a soltarse del bordillo de la piscina, podéis colocaros a su lado y animar al niño a que pase rodeándoos. Y si tienen miedo a meter la cabeza en el agua, probad a salpicarles en la cara. Seguramente no les hará mucha gracia, pero si animáis al niño a que os salpique también, y le echáis teatro, lo pasarán en grande.

Otro juego de piscina que les motiva mucho es lanzar juguetes dentro para que los cojan. También podemos congelar, el día anterior, unos cubitos de hielo, y mejor si añadís unas gotitas de colorante alimenticio para decorar los cubitos. Con los cubitos de hielo preparados, los echáis a la piscina del bebé para que intente pescarlos, con un vasito, antes de que se derritan.

(Te interesa: Piscinas hinchables: ¿qué criterios deben cumplir?)

Juegos de piscina para niños

Un divertido juego de piscina para niños es 'el tiburón', donde el adulto es un pez y los niños tiburones que intentan comerse al pez, o al revés.

Otro juego es 'el baile del globo'. Agujereáis un globo con un alfiler, lo llenáis de agua y lo atáis. El juego consiste en que los participantes se vayan pasando el globo sin que se vacíe o explote.

Si los niños ya saben nadar, podéis preparar una gincana de pruebas dentro y fuera de la piscina, que les encantará: rodar con la toalla, tocar la sombrilla, tirarse al agua a coger algún objeto, volver a tocar la sombrilla...

Otros juegos de piscina para niños son las carreras, o los relevos si son muchos, nadando mientras llevan una pelota o una chancla.

'El tesoro' es otro juego de piscina que consiste en ver quién coge más cosas del fondo de la piscina, o bien  'las estatuas patiabiertas', donde pueden pasarse horas pasando entre las piernas de los demás.

(Te interesa Seis consejos de seguridad en piscinas)

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)