Mi bebé y yo

Cómo hacer helados caseros

( 10 votos) load

¡Con el calor, llegan también los helados! ¿Sabes cómo hacer helados caseros? Te explicamos formas sencillas de prepararlos y te decimos cuándo pueden comer helados los niños, según su edad.

Cómo hacer helados caseros es algo que cada vez más mamás se preguntan, para ofrecer a sus pequeños golosos alternativas a los helados industriales preparadas en casa, con los ingredientes más saludables y los que más gustan a los niños, y controlando, de paso, la cantidad de azúcar que se añade al dulce.

(Te interesa: Los beneficios del helado)

¡Cómo hacer helados caseros para chuparse los dedos!

Para hacer un buen helado casero, lo más importante es elegir ingredientes de calidad, pensando, en primer lugar, en los alimentos que el pequeño puede comer sin problemas, y que ya han demostrado no ser susceptibles de provocarle alergias. A continuación, te ofrecemos tres deliciosas recetas, con las indicaciones sobre cómo hacer helados, además de informarte sobre todos sus beneficios y propiedades. ¡Irresistibles!

sorbete melocotonSorbete de melocotón

¡Refresca y repone vitaminas y minerales! VER RECETA
  

 

helado castanasHelado de castañas

¡Este helado es de los que dejan huella! VER RECETA 

 

helado fresa kiwiHelado de fresas y kiwi

¡Sin palabras! VER RECETA

 

 

 (Te interesa: ¡Ricas recetas con helado!) 

¿Cuándo pueden comer helados los niños?

Si tu hijo ha llegado al verano con menos de un año, aún no debería comerse su primer helado. Ya que, aunque el helado es un alimento rico en proteínas, calcio y vitaminas, no se debe ofrecer al niño antes del año. Es la composición de los helados la que marca la edad a partir de la cual se pueden introducir en la alimentación infantil. Los sorbetes, en cuya composición entra la fruta, el azúcar (en mayor o menor cantidad) y el agua, podrán tomarlos desde el momento en el que la fruta ya forma parte de la dieta del niño. Si se trata de helados de yogur, la edad será aquella en la que el pediatra da el visto bueno para la introducción de derivados lácteosLos helados de crema (nata, vainilla, etc.) se fabrican con la nata de la leche, es decir de la parte grasa de ese alimento, por lo que no es el alimento más adecuado para un bebé.

En el niño preescolar y escolar, los helados de calidad garantizada pueden constituir una estupenda merienda veraniega: un sorbete de fruta y un helado de crema o de yogur.

La presencia de ingredientes alergizantes (en especial, los de crema, preparados con huevos y leche) pueden despertar en el niño alguna alergia alimenticia, además la temperatura de los helados debe de ser la apropiada: el niño debe ser capaz de tragárselo sin problemas, así como mantenerlo en la boca el tiempo necesario para calentarlo un poco antes de tragarlo.

 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)