Síguenos
Mi bebé y yo

Meriendas sanas para tu hijo

( 2 votos) load

La merienda tiene mucha importancia en la alimentación del niño. Debe proporcionar la energía necesaria para afrontar las actividades de la tarde sin quitar el apetito para la cena. ¡Todos los consejos para conseguir meriendas sanas!

La merienda es una de las comidas del día más descuidadas. Aunque se trate de un "tentempié", para no llegar con un hambre excesiva a la cena y para mantener activo el metabolismo. Sobre todo, en el caso de los niños, es fundamental asegurarles meriendas sanas y equilibradas, evitando el consumo frecuente de bollería industrial. Estos son otros importantes consejos a la hora de elegir meriendas sanas para tus hijos.

(Te interesa: Pirámide alimenticia: qué es y cómo entenderla)

Meriendas sanas: todos los consejos

- Es importante no estar más de tres o cuatro horas sin ingerir ningún alimento; de esta manera, garantizamos un aporte adecuado de nutrientes, un metabolismo más eficaz y menos ansiedad, lo que es muy común en personas que hacen solamente las comidas principales y excluyen la merienda.

- Las meriendas deben ser equilibradas y combinar alimentos de dos grupos, como mínimo: hidratos de carbono, frutas, lácteos… Por otro lado, se aconseja no abusar de las “meriendas industriales” (bollería), por lo general, son hipercalóricas y con un bajo valor nutricional, además de tener un elevado contenido en grasas y azúcares simples de fácil absorción. Eso no quiere decir que no se puedan tomar nunca, pero debe ser un consumo muy esporádico.

- Es importante escoger alimentos que contengan, sobre todo, azúcares (fuente de energía), proteínas (para la construcción del organismo) y vitaminas, sin exagerar con las grasas.

- A la hora de la merienda, hace falta una recarga energética inmediata, por lo que se deberán suministrar azúcares simples (que se absorben con mayor facilidad), que se encuentran principalmente en la fruta. En cambio, están desaconsejados en las horas nocturnas, cuando el organismo se prepara para el descanso. A estos azúcares se añadirán alimentos que proporcionan carbohidratos complejos, con el fin de garantizar una "reserva" de energía.

- Los alimentos que los contienen son el pan, las galletas y los cereales en general. Por lo que respecta al aporte de proteínas, se aconsejan los productos derivados de la leche (yogur, queso, etc.), mientras que para las vitaminas, la fruta sigue desempeñando un papel protagonista, contribuyendo asimismo al aporte de fibra, beneficiosa para regular el funcionamiento del intestino.

- Ha de prestarse una mayor atención, en el caso de que el niño sufra un poco de sobrepeso, con el fin de evitar el riesgo de proporcionarle un exceso de calorías. Un recurso útil para los pequeños que prefieren "picar" durante la merienda, para después hacer remilgos a la hora de la cena, consiste en la denominada finger food ("alimentos que se comen los dedos").

(Te interesa: Cómo calcular el IMC)

- Se trata de comer alimentos sueltos (una galleta, un trozo de manzana, un trozo de queso o un poco de pan), que pueden ofrecerse al pequeño para mantenerlo ocupado en espera de la comida, limitando de este modo los problemas de exceso de calorías y de inapetencia durante la cena.

- Hay que tener especial cuidado con los más pequeños para no cometer el error de inculcarles malos hábitos alimentarios.

(Te interesa: Percentil 10: qué indica sobre el crecimiento del bebé)

Ideas de meriendas sanas

Seguidamente, te proponemos algunas ideas de meriendas sanas, ideales para toda la familia.

- Yogur natural. Puede endulzarse con miel y azúcar, y enriquecerse con trocitos de fruta

- Yogur de fruta. Deben evitarse las frutas que todavía no come, como las fresas y los arándanos, y constituye una elección muy práctica.

- Productos típicos para la infancia. Suelen estar compuestos de yogur y fruta, o de queso y fruta, a los que se añaden galletas o cereales.

- Zumos o néctares de fruta. Se debe dar preferencia a los específicos para la infancia, que garantizan un control absoluto de las materias primas, acompañados de alguna galleta.

- Batidos. Se pueden preparar con leche de crecimiento y fruta.

Nuestros amigos de Medicadiet también nos ofrecen otras ideas de meriendas sanas que te gustarán. ¡Toma nota!





big Img
Foto 1 de

|

Batido de frutas con cereales

|

Sandwich de jamón y queso (mejor con pan integral)

|

Mini bocadillo de pan con tomate y queso fresco con zumo de naranja

|

Un vaso de leche (200 cc) con seis galletas tipo "María"

|

Frutas variadas de temporada con yogur y cereales (mejor integrales)

|

Tostada de salmón ahumado con piña

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)

todas me parecen buenas ideas de merienda la verdad, yo últimamente he descubierto un bagel que tiene un sabor delicioso y no contiene azúcar, es bajo en calorías y no contiene grasas trans (que pocos alimentos lo ofrecen) lo que le convierte en una opción ideal para cualquiera de la casa, sobre todo para los peques, mi hija se lo come con muchas ganas y la gustan mucho, os dejo link de donde lo compro yo por si os interesa https://www.tiendaculturista.com/fit-food-comida-sana/mr-yummy-chocolate-bollo-sin-calorias-6157.html