Mi bebé y yo

'Casting' para niños: ¿son recomendables?

( 1 voto) load

¿Estás pensando en apuntar a tu hijo a un 'casting' infantil? ¿Dudas sobre si puede perjudicarle? Se suelen buscar niños con belleza, pero también que sean expresivos, extrovertidos y desenvueltos. ¡Veamos los pros y los contras de los 'casting' para niños!

Los casting para niños se realizan en agencias de moda infantiles, normalmente ubicadas en Madrid o en Barcelona (Different Kids, Kailash Niños, Happy Kids o Sugar Kids, entre otras), que buscan niños para protagonizar catálogos de moda, desfiles o anuncios publicitarios. La franja de edad varía según el casting y puede comprender desde bebés de apenas unos meses hasta niños de unos 12 años de edad. Las agencias de moda, que son las que hacen de intermediarias de las empresas, suelen buscar un perfil muy concreto de niño: que les aporte belleza y que sea expresivo, extrovertido, desenvuelto y con una marcada personalidad.

Si estás pensando en presentar a tu hijo a un casting para niños debes tener en cuenta los pros y los contras. Si el niño es un bebé o todavía es muy pequeño posiblemente no se dará cuenta de lo que supone un casting, pero cuando son más mayorcitos ya se percatan de la realidad y pueden sufrir desengaños si, por ejemplo, no son seleccionados. 

En declaraciones al periódico ABC, la psicóloga especializada en emociones Ciara Molina recuerda que es importante, antes de apuntar a un niño a un casting, que los papás se hagan la siguiente pregunta: "¿El niño está allí porque él quiere o porque queremos nosotros para ver satisfechas nuestras necesidades como padres?". Y, si el niño está allí porque realmente quiere, los padres deben tener en cuenta que para él el casting es como un juego más, y posiblemente no tenga la misma importancia que para un adulto.

(Te interesa: ¿Cómo detectar la baja autoestima en los niños?)

'Casting' para niños: ¿una competición?

Cuando se acude con un niño a un casting infantil se debe tener en cuenta que entra en juego el concepto de competición, que es precisamente lo que convierte el casting en algo perjudicial. Así pues, conviene evitar inculcar en el niño esta idea y ver el casting más como un juego, evitando la competitividad con el resto de aspirantes. De hecho, el niño puede establecer vínculos de amistad con los otros niños que se presentan en el casting, fomentando de este modo aspectos como el compañerismo. 

La psicólogo Ciara Molina lo explica: "Si se vive el casting como un juego o como un momento en el que pasar un buen rato, donde lo que importa es pasarlo bien y no el resultado, no tiene porqué suponer la aparición de sentimientos de frustración. Ahora bien, si se vive como una competición donde tiene más valor el que antes quede, si el puesto que él considera que es el idóneo no es el que alcanza, entonces sí que puede hacer acto de presencia esa frustración".

(Te interesa: ¿Cómo actuar si el niño no sabe perder?)

Cómo actuar ante el rechazo

Lo que puede ocurrir en un casting es que el niño no sea seleccionado. ¿Cómo actuar para que el pequeño que no ha sido elegido lo supere? En este caso, es importante que los padres hagan hincapié en el esfuerzo que ha hecho el niño y decirle que lo importante es que esté satisfecho con él mismo. La autoestima pasa a tener un papel relevante en este caso y es importante reforzarla, hablando con el pequeño y preguntándole por cómo se siente, si desea volver a probar de presentare a otro casting o si prefiere dejarlo de hacer. 

En relación con el sentimiento de la frustración, cabe decir que es algo normal entre los niños, que ya lo desarrollan alrededor de los dos o tres años de edad. Evidentemente, no es lo mismo la frustración que puede sentir un niño pequeño que todavía no entiende las cosas que un niño de siete u ocho años que ya lo comprende todo.

¿Puede crear complejos?

Por último, hay algo muy relevante que los papás deben tener en cuenta antes de presentar a su hijo a un casting: si el proceso puede crear en el pequeño complejos, que pueden surgir si no eligen al niño por su físico o alguna de sus características. Puede ocurrir, por ejemplo, que el niño esté habituado a escuchar en su casa que es "el más guapo del mundo" y, si acude a un casting y no es elegido por motivos de belleza, ello puede suponer una contrariedad. En este caso, si por el carácter o forma de ser del niño, los papás tienen dudas de si acudir o no a un casting, es mejor no hacerlo para evitar el surgimiento de posibles complejos en el pequeño. 

(Te interesa: ¿Qué hacer si tu hijo tiene un complejo?)

Y tú, ¿has asistido alguna vez a un 'casting' para niños? ¿Cuál ha sido tu experiencia? ¡Compártela con otras mamás al final del artículo!

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)