Mi bebé y yo

Tartamudez infantil: causas y cómo actuar

( 8 votos) load

Se habla de tartamudeo cuando el niño repite las sílabas, los sonidos, las palabras o las frases enteras, o bien cuando titubea para empezar a hablar. Pero ¿cuáles son las causas de la tartamudez infantil? ¿Cómo actuar en estos casos? ¿Cuándo dirigirse al pediatra?

Cuando el niño, al hablar, repite sílabas, sonidos, palabras o frases enteras, se habla de tartamudez infantil. En cambio, se habla de pseudostartamudez cuando, alrededor de los dos años, el niño simplemente repite las palabras que acaba de aprender y que todavía le resultan demasiado complicadas.

(Te interesa: Las etapas del lenguaje del niño)

Pero ¿cuáles son las causas, cómo hay que actuar en estos casos y cuádo es importante dirigirse al especialista?

Causas de la tartamudez infantil

La tartamudez es un trastorno de tipo relacional que recibe la influencia del estado emocional. Cuando se equivoca, el niño intenta controlarse y corregirse, pero, cuanto más se controla, peor se expresa, aumentando sus tartamudeos.

Tartamudez infantil: qué hacer y qué no hacer

- En primer lugar, no hay que dar importancia al trastorno para no angustiar al niño.

- Hay que entretenerse en charlar agradablemente con él sin corregirle si se equivoca.

- Hay que enseñarle canciones y trabalenguas.

(Te interesa: Los 10 trabalenguas infantiles más divertidos)

- No hay que interrumpirle cuando habla y no completar sus frases.

- Hay que esforzarse por entender su mensaje, evitando preguntarle y repetirlo todo.

- No debemos decirle que hable más despacio. Si acaso, es mejor incitarle a hablar un lenguaje relajado con vuestro ejemplo.

- No obligar al niño a exhibir sus progresos ante los extraños.

- No reírse nunca de él si balbucea e impedir a los demás que lo hagan.

- Desdramatizar la situación asegurándole que con el tiempo mejorará.

- Si se trata correctamente, la tartamudez infantil suele resolverse de forma espontánea en poco tiempo.

Tartamudez infantil: cuándo dirigirse al pediatra 

- Si el niño tiene más de cinco años.

- Si también hace muecas y tics.

(Te interesa: Tics nerviosos: cómo tratarlos)

- Si en la familia existen casos de tartamudez en la edad adulta.

- Si no forma palabras antes de los 18 meses y no articula frases antes de los dos años y medio.
 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)