Mi bebé y yo

Cepillo de dientes del bebé: cuál elegir

( 5 votos) load

Llega un momento en el que el niño debe familiarizarse con el cepillo de dientes. Pero ¿cómo debe ser? ¿Qué características debe reunir para que sea adecuado? Te explicamos cómo debe ser el primer cepillo de dientes del bebé.

Cuando ya le empieza a despuntar el primer diente, el bebé ya puede empezar a utilizar su primer cepillo de dientes, siempre que reuna una serie de características, pues sus encías aún son muy delicadas. La utilización de un buen cepillo de dientes, entre otros, es un requisito indispensable para que los dientes del pequeño gocen de buena salud.

(Te interesa: Cómo lavarse los dientes, según la edad del niño)

Características del primer cepillo de dientes del bebé

Las principales características que debe reunir el cepillo de dientes del bebé, para que sea verdaderamente seguro y efectivo, son las siguientes:

- Las cerdas del cepillo de dientes del bebé tienen que ser suaves, con las puntas redondeadas y dispuestas, por lo menos, en tres filas.

- Es mejor elegir cerdas sintéticas, en lugar de las animales. Estas últimas, al estar vacías en su interior, pueden almacenar muchas bacterias, lo cual podría resultar perjudicial para el bebé.

- Con respecto a la forma de las cerdas, los expertos no han llegado a un acuerdo: mientras que unos aconsejan que sean de superficie plana y hay otros que opinan que debe ser levemente ondulada.

- El cepillo de dientes del bebé debe ser de tamaño pequeño, no solo para poderse adaptar al tamaño de la boca, sino también porque, como mucho, se deberán limpiar dos dientes al mismo tiempo.

- Cada dos meses, hay que sustituir el cepillo de dientes del bebé, porque, con el uso, las cerdas se estropean, se deforman y se distancian entre ellas y ya no limpian bien, además de que pueden dañar las encías.

- Con tener un único cepillo no basta, hacen falta dos cepillos de dientes para el bebé; uno para la mañana y otro para la noche. ¿Por qué? Porque no es aconsejable limpiarse los dientes con el cepillo húmedo, que resulta demasiado blando para funcionar bien: asimismo, el cepillo de nailon tarda un día entero para secarse.

- Para acordarse de cuál es el cepillo de la mañana y cuál el de la noche, solo tendremos que comprarlos de colores distintos.

(Te interesa: Dientes de leche del bebé: cuándo salen y en qué orden)

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)