Mi bebé y yo

La Asociación Española de Pediatría alerta del peligro de sacudir al bebé

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

Sacudir con fuerza al bebé, el conocido como síndrome del niño zarandeado, puede ser muy peligroso, ya que al hacerlo su cerebro rebota contra el cráneo. Así lo alerta la Asociación Española de Pediatria (AEP). Te lo explicamos.

Los bebés suelen llorar a menudo. De hecho, según la Asociación Española de Pediatria (AEP), el llanto del bebé tiene su momento más álgido alrededor de los dos o tres meses de edad y disminuye a partir de los cinco meses. Es el conocido como período del llanto inconsolable, que suele darse durante la tarde y noche. Ante tal situación, algunos papás desesperados por conseguir que el bebé se calle, llegan a sacudirlo fuertemente. 

Esta conducta debe evitarse a toda costa, tal como alerta la AEP, ya que al sacudir al bebé su cerebro rebota contra el cráneo, lo que puede provocar un hematoma cerebral en el pequeño, inflamación, presión y sangrado dentro del cerebro. Como consecuencia de ello puede desencadenarse el síndrome del niño zarandeado, que suele afectar a bebés de menos de seis meses de edad, pero se puede ver en niños hasta los cinco años. 

(Te interesa: Una app del iPhone traduce el llanto del bebé)

Síntomas del síndrome del niño zarandeado

La AEP detalla que los síntomas del síndrome del niño zarandeado pueden variar de leves a graves. Son los siguientes: 

  • Convulsiones (crisis epiléptica). 
  • Disminución del estado de alerta.
  • Irritabilidad u otros cambios en el comportamiento.
  • Sueño y falta de sonrisa.
  • Pérdida del conocimiento.
  • Pérdida de la visión.
  • Paro respiratorio.
  • Piel pálida o azulada.
  • Mala alimentación, falta de apetito.
  • Vómitos.

Un síndrome muy grave y prevenible

Noemí Núñez, neuróloga infantil del Hospital 12 de Octubre de Madrid, en declaraciones a Infosalus, explica que el síndrome del niño zarandeado no es muy frecuente (hay entre 20 y 25 casos de cada 100.000), pero sí es muy grave porque el cerebro del bebé está en desarrollo y los daños pueden ser irreparables. Además, es un síndrome prevenible, ya que sacudir al bebé se hace conscientemente, con lo que puede evitarse. 

Nuñez explica qué es exactamente el síndrome en cuestión: "El trauma craneal no accidental o infligido, también conocido como síndrome del niño zarandeado, es un tipo de traumatismo craneal provocado por maltrato. Se refiere a las lesiones que sufre un niño pequeño, habitualmente menor de dos años, cuando es sacudido violentamente, de tal modo que su cabeza se mueve bruscamente hacia delante y detrás".

Según la doctora, el 30% de los niños que padece este síndrome acaban muriendo y el 80% de los supervivientes quedan con secuelas neurológicas y neurocognitivas graves: retraso psicomotor, parálisis cerebral, epilepsia, etc. Sin embargo, es importante saber que mecer tranquilamente al bebé en brazos, elevarlo dulcemente o hacer trotar al pequeño sobre las rodillas no ocasiona lesiones cerebrales. 

(Te interesa: Una bebé puede quedar ciega por el síndrome del niño zarandeado)

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)