Mi bebé y yo

Auge de prácticas y productos para bebés no avalados por la ciencia

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

Cada vez son más las madres y los padres que se dejan guiar por prácticas y compra de "productos milagro" para bebés, como los collares de ámbar o los traductores del llanto, que no están avalados por la ciencia. ¿Puede llegar a ser peligroso?

Son muchos los productos y prácticas que se venden dirigidos a los bebés, pero no todos ellos están avalados por la ciencia. Son cada vez más numerosos los productos que generan dudas sobre su funcionalidad, que no se ha podido demostrar científicamente y que, incluso, generan debate sobre si son perjudiciales para la crianza. 

Los pulpos de ganchillo que tranquilizan a los bebés prematuros, los collares de ámbar para aliviar el dolor de encías, las ecografías emocionales o los aparatos que tienen como función interpretar el llanto del bebé. Son solamente algunos ejemplos de productos y prácticas no avalados por la ciencia que han experimentado un auge entre las madres y los padres estos últimos años. 

¿Pueden llegar a ser peligrosos para el bebé?

El debate que generan estas prácticas y "productos milagrosos" dirigidos a los bebés gira alrededor de si pueden llegar a ser peligrosos para su crianza o, incluso para su salud. Veamos algunos casos:

  • Los pulpitos de ganchillo: respaldados por algunos hospitales, estos pulpos de ganchillo tienen como función permanecer en las incubadoras con los bebés prematuros para que, al abrazar los tentáculos, los pequeños tengan la sensación de tener a su alcance el cordón umbilical. Sin embargo, en declaraciones a El Periódico, José María Lloreda, pediatra y neonatólogo, explica: "Los pulpitos son una fuente de bacterias, las van acumulando. Todos los peluches o juguetes están contraindicados por la posibilidad de asfixia en la cuna".
  • Los collares de ámbar: el ámbar es una piedra a la que se le otorgan propiedades analgésicas y, bajo este pretexto, supuestamente alivia el dolor de encías de los bebés. Sin embargo, carecen de rigor científicos. Sin ir más lejos, la Agencia de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA) recomendó no usar ningún tipo de joyería para aliviar el presunto dolor de los dientes en bebés.
  • Las ecografías emocionales: se han puesto de moda en los últimos años. Se trata de una prueba no diagnóstica que realiza a la embarazada un técnico sin formación sanitaria y que pretende buscar problemas de salud en el feto. La práctica en cuestión vende crear un fuerte vínculo de los padres con el bebé. Sin embargo, los especialistas recomiendas realizarse solamente las ecografías necesarias durante el embarazo. 
  • Los traductores del llanto: el último "producto milagroso" para bebés que ha aterrizado en el mercado es un aparato que, en función de las características del llanto, interpreta por qué llora el bebé: si es por hambre, por llevar el pañal mojado, por calor, etc. Sin embargo, no es tan sencillo interpretar el llanto del niño y, además, el pediatra José María Lloreda recuerda que un niño puede estar muy malo y no llorar. 

¿Has utilizado o utilizas alguno de estos productos? ¿Crees que realmente funcionan o nos venden mentiras para ganar dinero? ¡Comparte tu opinión con otras mamás!

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)