Mi bebé y yo

Nuevo aumento de niños que no se vacunan en Cataluña: 4.500 cada año

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

Cada año, unos 4.500 niños dejan de ponerse las vacunas recomendadas oficialmente en los calendarios vacunales en Cataluña, una muestra del aumento de los adeptos a la corriente “antivacunas” en España.

El caso del niño de Olot que murió el año pasado de difteria, y que sus padres habían decidido no vacunar, al ser partidarios de la corriente “antivacunas”, frenó temporalmente el aumento de casos de niños sin vacunar en Cataluña, debido a la alarma suscitada por la trágica noticia. Sin embargo, tan sólo un año después, esta alarma parece haberse disipado, puesto que el número de niños no vacunados ha vuelto a situarse en niveles similares, e incluso superiores, a los de antes del caso del niño fallecido por difteria, a pesar de que los pediatras y las autoridades sanitarias en general recomiendan encarecidamente la administración de todas las vacunas disponibles, basándose en los datos epidemiológicos que prueban la eficacia y la seguridad de la vacunación, y que evitan la propagación de enfermedades muy peligrosas para la salud, como la propia difteria, así como la poliomielitis, el sarampión o la rubéola, por citar algunos ejemplos.

Por qué algunos padres deciden no vacunar a sus hijos

Las corrientes “antivacunas” han ido ganando adeptos con el paso de los años. Las familias partidarias de esta corriente suelen tener un nivel socioeconómico y educativo medio-alto, y han decidido llevar un estilo de vida “natural”, que pretende evitar, en la medida de lo posible, el consumo de sustancias tóxicas introducidas a través de la alimentación y los fármacos, debido a los efectos colaterales que pueden producir en el organismo. Sin embargo, esta corriente “antivacunas” olvida que enfermedades muy generalizadas en España en el siglo pasado, como la difteria, la viruela o la polio, prácticamente han sido erradicadas, gracias a la vacunación masiva de la población. No obstante, España es uno de los países europeos en los que se vacuna a un porcentaje más elevado de niños, superior al 90%, por delante de países como Alemania o Francia, donde la corriente “antivacunas” es más fuerte, y en una proporción similar a la de Reino Unido.

Cabe señalar que las autoridades sanitarias están advirtiendo de que el aumento de niños no vacunados puede afectar negativamente a la denominada “inmunidad colectiva”, que se produce cuando la mayoría de la población está protegida frente a determinados virus o bacterias, lo que también redunda en el beneficio de los no vacunados.

(Te interesa: Carlos González nos habla de las vacunas)

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)

Creo que tambien influye el hecho de que muchas de estas vacunas no entran por la seguridad social. Si cada padre tiene que pagar 100euros por cada dosis de cada una de estas vacunas (que en varioa casos son 3-4 dosis), es evidente que muchos no van a poder ponerlas a sus hijos...