Mi bebé y yo

La maternidad acentúa la brecha salarial entre mujeres y hombres

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

Las estadísticas demuestran que la diferencia salarial entre hombres y mujeres por el mismo trabajo aumenta a partir de los 30 años, coincidiendo con la edad media de la maternidad.

Los datos son claros: a partir de la treintena, la brecha salarial que separa los sueldos de los hombres de los de las mujeres se hace más evidente. ¿El motivo? Es la media de edad en que las mujeres que lo desean empiezan a ser madres en España. ¿Casualidad? No lo parece.

Según las estadísticas de la Organización Internacional del Trabajo, hasta los 30 años, los sueldos de las mujeres y los hombres por el mismo o similar trabajo son parecidos, aunque un 4% más bajos en el caso de las mujeres. Sin embargo, a partir de los 30, el de las mujeres es un 10% inferior, mientras que a los 40, la brecha se amplía al 15% y alcanza el 20% al llegar a los 50.

En el caso de empresas similares, las formadas por plantillas mayoritariamente masculinas suelen tener salarios más elevados que las empresas formadas principalmente por mujeres.

Menos participación laboral al ser madres

La maternidad no solo amplía la conocida brecha salarial por razón de género, sino que reduce significativamente la vida laboral activa de un porcentaje considerable de mujeres. Y esto no parece variar demasiado, a pesar de las políticas de implicación de la figura paterna en el cuidado de los hijos, tradicionalmente ligado a la mujer. Existe aún una cuestión tradicional recalcitrante que se resiste a desaparecer.

Pero, ¿por qué tantas mujeres abandonan sus trabajos o reducen drásticamente sus jornadas laborales (y su salario), cuando tienen hijos? La respuesta es evidente, pero, ¿por qué los hombre continúan con sus condiciones laborales y sus horarios a pesar de ser padres? Estamos ante el pez que se muerde la cola. En caso de necesidad, siempre se renuncia al trabajo peor remunerado, y aquí las mujeres se llevan la palma.

Más políticas de igualdad y conciliación

Ante esta situación, no cabe más que los gobiernos se “pongan las pilas”. Se necesitan políticas efectivas de conciliación familiar y laboral. Se necesitan planes que igualen a las madres y los padres en lo que a responsabilidades familiares se refiere. Y también necesitamos evolucionar culturalmente como sociedad, aún muy anclada a la tradición patriarcal.

.......

¿Crees que los gobiernos están trabajando en la dirección adecuada para reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres? ¿Cómo te ha afectado la maternidad con respecto a tu trabajo? ¡Deja tu opinión!

 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)