Mi bebé y yo

La bronquiolitis afecta más a los bebés con menos de seis meses

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

La pediatra Asunción Gaspar explica que los bebés que nacen en verano son más propensos a sufrir bronquiolitis, ya que en invierno tienen todavía menos de seis meses. ¡Te lo explicamos!

Los bebés menores de seis meses son más propensos a sufrir bronquiolitis, una infección que impide una respiración adecuada del niño, debido al hecho de ser todavía muy pequeños y encontrarse en una situación vulnerable frente a virus y bacterias. Este hecho implica que los bebés nacidos en verano sean más propensos a la hora de sufrir bronquiolitis, debido a que en invierno tienen menos de seis meses. Así lo explica la pediatra del Hospiten Rambla (Santa Cruz de Tenerife) Asunción Gaspar en declaraciones en el programa "Buenos días, Canarias".

La bajada de las temperaturas y el invierno suelen provocar un aumento del número de menores de dos años afectados de bronquiolitis. Ante tal afectación, muchos de los pequeños deben ser ingresados en el hospital debido a la tos seca y la falta de oxígeno que provoca la infección. Algunos factores pueden favorecer la aparición de esta infección vírica: nacer de modo prematuro, nacer con enfermedades del corazón, vivir en un entorno de fumadores o no recibir lactancia materna.

(Te interesa: Bronquiolitis: síntomas y cuándo dirigirse al pediatra)

Primeros síntomas y cuándo acudir al pediatra

Cuando el bebé o el niño padecen bronquiolitis, debes tener en cuenta que entre los primeros síntomas se encuentran el cansancio, la falta de apetito, el goteo de la nariz y la tos seca. La fiebre no es algo que siempre esté presente y, si el pequeño la presenta, no suele pasar de los 38 ºC. Estos síntomas pueden ir a menos pasados unos tres días, pero también pueden agravarse con dificultades respiratorias. Si este es el caso, hay que consultar al pediatra de inmediato, especialmente cuando se trata de bebés o niños pequeños. 

Tratamiento de la bronquiolitis en bebés

Cuando el bebé padece de bronquiolitis, puede seguir tomando el pecho, pero nunca se le debe forzar a comer. Si ya está destetado, es importante animarle a beber mucho. La hidratación resulta imprescindible para tratar la bronquiolitis. Normalmente este tipo de afectación requiere reposo y paciencia, pero si el pediatra lo cree conveniente, sobre todo en caso de niños menores de un año de edad, puede ser necesario el ingreso hospitalario como medida de precaución.

(Te interesa: Tos y mocos tras una bronquiolitis: consejos del pediatra)

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)