Mi bebé y yo

Cámara oculta: así se comportan los pasajeros del metro con una embarazada

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

La bloguera Anne Whitehouse puso en marcha un experimento social haciéndose pasar por embarazada para ver quién le cedía un asiento en el metro de Londres. ¡Dale al play para ver el resultado!

Un experimento en el metro de Londres puso al descubierto que casi la mitad de los pasajeros no le ofrecerían su asiento a una mujer embarazada. Fue una bloguera británica, Anne Whitehouse, quien decidió usar un vientre falso, subirse al metro y ver cuánta gente le cedía su asiento. Los resultados pueden sorprender: ¡solamente cuatro de cada diez personas le ofrecieron su asiento!

Al constatar el mal comportamiento de la gente en el metro, Whitehouse, mamá de dos niños y embajadora de la campaña #ExpectingChange, escribió en sus redes sociales: "El embarazo no es una debilidad, pero es una vulnerabilidad y lo sentí especialmente durante mi primer trimestre. Las condiciones de trabajo, calor y estrechez pueden ser increíblemente estresantes, tanto física como mentalmente, y el poder sentarse puede marcar la diferencia. Sin embargo, por mi propia experiencia, encuentro que la gente está demasiado absorta en sus teléfonos para ser consciente de su entorno, o no ofrece su asiento a menos que se le pida. Yo animaría a cualquiera que necesite un asiento en el transporte público a usar una chapa y hacer contacto visual. Si eso falla, no sufras en silencio ¡pide uno!"

Falta de civismo

Son muchas las mujeres embarazadas que utilizan el metro y se encuentran a diario con una situación como la vivida por Whitehouse, a la que en varias ocasiones no se le cede el asiento o no se hace hasta que ella lo pide expresamente. Cierto es que también se da el caso contrario y varios ciudadanos se levantan y le ofrecen su asiento. 

El diario El País recoge un caso parecido al de Whitehouse, pero real. La protagonista fue una viajera del metro de Nueva York que llevaba en el bolso un trofeo para entregárselo a la primera persona que le cediera el asiento en el metro. Consiguió entregarlo a un hombre en su octavo mes de embarazo, en una acción que logró cierta notoriedad en las redes sociales. En la estatuilla, una inscripción decía: "Soy un tío decente. El primer hombre en ofrecer el asiento en el metro a una mujer a lo largo de sus dos embarazos".

En el caso español, existen asientos identificados como "reservados" en todos los vagones para personas con movilidad reducida, entre los que se incluyen viajeros con bebés y mujeres embarazadas. 

(Te interesa: Campaña para ceder el asiento en el transporte público a las embarazadas)

¿Durante el embarazo has vivido una situación similar a ésta? ¿Era difícil encontrar personas que te cedieran su asiento en el transporte público?

 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (9)

Por el momento (6 meses) voy caminando de casa al trabajo y de vuelta, algunos días he cogido el autobús y como suele ser en la primera parada suele estar vacío. De todos modos observaré los meses que me quedan
Yo he de decir que me sorprendió gratamente la gente en el metro de barcelona durante el embarazo, pocas veces tuve que pedir asiento (qué lo pedía sin ningún reparo, recuerdo dos o tres veces), en general eran hombres o mujeres mayores quien me cedían el asiento, las mujeres y hombres jóvenes era poco habitual. Casi siempre iba a la zona reservada.
Ahora bien en el autobús la situación era diferente, las veces que fui si estaba lleno tenía que pedir siempre que me dejaran sentar.
Los asientos reservados en España no se respetan. Se ha perdido educación y empatía. Mejor no tener q coger el metro...
Yo he pasado por la misma situción, cada mañana a la misma hora cogia el tren de rodalies de Barcelona, la misma gente cada día con lo que van viendo la evolución del embarazo, a mi, me han llegado a quitar el asiento delante de mis narices, ver como te están mirando y cuando cruzas la mirada, hacerse la dormida, estar sentada en los asientos reservados y pedirme que cediera yo el asiento a una mujer mayor porque el que estaba a mi lado, estaba con el ordenador..... civismo ninguno, mujeres que han pasado por la misma situación son las que más empatía deberían demostrar, pero para mi sorpresa, son los hombres los que me solía ceder el sitio.... decidí coger la baja maternal antes de lo previsto por ese motivo, mi trayecto diario son 40 minutos y pasé más tiempo de pié que sentada.
Yo en Madrid he tenido que cambiar mi medio de transporte ya que me toca hacer dos transbordos en metro y prácticamente nadie es capaz ni de ceder el asiento reservedado a personas embarazadas, cuando el que se ha sentado en él no cumple niguno de los requisitos para lo que están reservados, una vez me llegaron a quitar el asiento delante de mis narices y no fue capaz esa.persona de decirme: "perdona, no te había visto", suelen decir que entran dudas de si estás o no embarazada, puedo entenderlo cuando estás de poco, pero de 7 meses?? Creo que es evidente, creo q falta civismo. Ahora cojo el bus porque siempre hay asientos.
VER MÁS COMENTARIOS