Mi bebé y yo

Una de cada cuatro embarazadas pierde su empleo en España

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

O se la despide directamente o recibe tanta presión en su puesto de trabajo que acaba marchándose. El acoso comienza por comentarios improcedentes y llega, en algunos casos, a sufrir cambios de horarios que le imposibilitan ir a las revisiones obligatorias.

Un informe del Instituto de Política Familiar alerta de la cifra: el 25% de las trabajadoras pierde su puesto de trabajo al comunicar su estado de buena esperanza. Además, la investigación también añade otros datos: el 18% sufre acoso y el 7% se resigna a la precariedad del teletrabajo.

(Te interesa: Derechos laborales de las embarazadas)

Las mamás actuales y las futuras mamás tienen, pues, cada vez más dificultades a la hora de decidir en qué momento tener un hijo por los problemas laborales que puedan surgir. La presión económica también hace mella, y es que pocos hogares pueden sobrevivir actualmente con un solo sueldo.

El problema se agrava en aquellas que, además, tienen una formación importante y una gran trayectoria profesional. El miedo a “quedarse por el camino” y no progresar frente a otras personas que no tienen cargas familiares nos hace plantearnos, una y otra vez, cuándo es el momento ideal para tener un hijo.

Según explica el Bufete Juristas Laboralistas, la ley, sin embargo, recoge unas sanciones específicas para este tipo de despidos improcedentes. Se puede, en este caso, solicitar la nulidad del despido y la empresa deberá incorporarla, de nuevo, en su puesto con las condiciones establecidas anteriormente. Al margen de lo que determinan los textos legales, desgraciadamente, el despido de una mujer por quedarse embarazada continúa siendo una práctica habitual.

La conciliación, todavía un ideal imposible

Si ya es difícil decidir quedarse embarazada por las posibles adversidades que puedan surgir, una vez se consigue tener un bebé, viene otro capítulo muy importante, el de la conciliación. Jornadas maratonianas de más de 10 horas, reuniones a partir de las 17 o 18 horas no ayudan nada, ni a hombres ni a mujeres, a poder compatibilizar su vida laboral con la familiar.

Además, la mujer es la que suele hacerse cargo de los niños en detrimento a su vida laboral, ya sea reduciendo su jornada o pidiendo un permiso. Las estadísticas no engañan: en 2015, el 93% de las personas que cogieron excedencia para cuidar a sus hijos fueron mujeres.

(Te interesa: La reducción de jornada por maternidad)

(Te interesa: La excedencia por maternidad)

Y tú, ¿tuviste problemas en tu trabajo? ¿Te han despedido al saber que estabas embarazada? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (5)

En mi caso he solicitado los dias de lactancia y recuperar las vacaciones q me han coincidido con ma baja y la respuesta ha sido comunicarme q me van a despedir, así q está en manos de los abogados. No quiero q me reincorporen pero si llegar a un acuerdo. Mi jefe em día q le comuniqué q estaba embarazada en lugar de darme la enhorabuena me preguntó si lo iba a tener ????. Vergonzoso
No sólo influye estar embarazada, por desgracia también influye el estar en tratamientos de fertilidad para lograrlo. Ese fue mi caso, tenía un contrato de un año que no se renovó porque "no había trabajo suficiente en la oficina". Tenía una semana de vacaciones pendiente, y la última semana de contrato fue cuando las disfruté, al terminar esa semana fui a firmar los documentos del despido y me encontré una chica nueva ocupando mi escritorio. Había hecho la entrevista un mes antes, cuando a mí todavía no me habían confirmado ni siquiera que no me renovaban. Me enfadé muchísimo, evidentemente, pero tuve que hacerme la tonta y poner buena cara...
En mi caso estaba feliz en mi puesto, y consideraba que daba mi 100%, hasta que decidí dar la noticia de mi estado, en aquel momento todo se vino abajo, y decidieron no renovarme. Lamentable.
Yo estuve tres años trabajando de manera eventual en la empresa, y en cuanto se enteraron de que estaba embarazada dejaron de renovarme. Eso sí, me dijeron que si quería reincorporarme después de la baja, tenía las puertas abiertas...
En mi caso, siendo enfermera, tenía un contrato de seis meses y cuando se me acabó no me lo renovaron, pero a mis compañeras si.