Mi bebé y yo

Una familia debe pagar 112.000 euros por el ruido de sus hijos

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

Por sorprendente que parezca, una familia de Reino Unido debe pagar 112.000 euros a su vecina por los "intolerables" ruidos de sus hijos. ¿Cómo es posible que la multa sea tan elevada? ¡Te lo explicamos!

En un piso del barrio de Kensington de Londres, uno de los más caros de la ciudad, vive Sarvenaz Fouladi, de 38 años, y lo hacía "felizmente" hasta que llegaron unos nuevos vecinos en el piso de encima del suyo, los El Kerrami. Desde entonces los ruidos constantes que los hijos de la pareja hacían al jugar, saltar y cantar empezaron a molestar a Fouladi, que decidió denunciar a la familia por los "intolerables" ruidos. Lo sorprendente del caso es que el juzgado ha fallado a favor de la demandante y ahora la familia El Kerrami debe pagar a su vecina 100.000 libras (112.050 euros) por las molestias ocasionadas.

El pasado lunes los medios de comunicación británicos se hacían eco de la noticia, explicando que Fouladi, banquera de profesión, empezó a ver su vida cotidiana afectada por los constantes ruidos de los niños en el piso de encima del suyo. Según ella, "era un patio de juegos", con ruidos tanto de día como de noche, con los niños correteando y dejando caer cosas en el suelo durante horas sin parar. 

(Te interesa: Cómo regañar al niño: aprende a corregir de manera constructiva)

El juez, a favor de la demandante

Ante tal situación de perturbación de su paz cotidiana, Fouladi contó con la ayuda de su madre para registrar en un diario cada sonido que les resultaba molesto. Entre ellos, incluyeron voces de niños y "respiraciones violentas".

El juez que llevó el caso, Nicholas Parfitt, reconoció que los sonidos eran producto de la vida cotidiana de la familia El Kerrami, pero también advirtió a la familia que debería haber colocado alfombras sobre el suelo de su vivienda para aislar el impacto del ruido, "que era lo suficientemente fuerte como para ser invasivo e inquietante", según el juez. Diferentes diarios de Reino Unido han señalado que el piso fue remodelado antes de que la familia se mudara al apartamento y no se hizo nada para limitar el ruido entre las dos viviendas.

El pasado noviembre otra familia de Londres tuvo problemas con sus vecinos por el ruido que hacían sus niños. Se trata de los Würth, una pareja que fue amenzada con ser desalojada de su vivienda a causa de las quejas vecinales por el llanto de su hijo pequeño. Para los Würth, con dos hijos de tres y 15 meses, se trató de una "horrible discriminación" hacia las familias con niños pequeños que alquilan viviendas.

(Te interesa: Mi bebé llora mucho: ¿qué hago?)

¿Te parece justa o injusta la sentencia contra la familia El Kerrami? ¡Comparte tu opinión con otras mamás al final del artículo!

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)

Es injusto completamente, los niños son niños y hacen ruido y lloran, en mi bloque la mayoria de mis vecinos son mayores, cuando tuvimos a nuestra peque estábamos preocupados por si lloraba y molestaba a los vecinos y la verdad es que todos son comprensivos y entienden que un bebé llore.