Mi bebé y yo

El feto reconoce los rostros humanos en la barriga

( 1 voto) load

Un estudio de la Universidad de Lancaster (Reino Unido) ha concluido que los fetos son capaces de percibir y dar preferencia a los rostros humanos sobre los objetos. Te explicamos cómo han llegado a esta apasionante conclusión.

Expertos de la Universidad británica de Lancaster han concluido que, desde la semana 34 de embarazo, en las condiciones adecuadas, el bebé en gestación puede distinguir las formas similares a los rostros humanos a través de la barriga, y demuestra preferencia hacia estas formas sobre otras diferentes, correspondientes a objetos. Los fetos pueden responder a estímulos visuales durante el tercer trimestre de embarazo.

¿Cómo se ha demostrado?

Los expertos que llevaron a cabo el estudio tomaron una muestra de 39 mujeres embarazadas, a las que proyectaron luces sobre la pared del útero, para, posteriormente, analizar las reacciones de los fetos a través de ecografías 4D (en tres dimensiones y en tiempo real).

Los científicos observaron que los fetos giraban la cabeza cuando la forma que se aproximaba al vientre materno era similar a la de una cara humana. Los expertos presentaban un haz de luz en forma vertical cuando pretendían que se asemejase a un rostro humano, y otro de forma horizontal, para representar a un objeto. Los bebés demostraron dos veces más interés por las formas verticales, las que representaban rostros humanos.

(Te interesa: Exámenes y ecografías durante el embarazo

Los bebés tienen preferencia por los rostros humanos

Es sabido que los recién nacidos tienen una clara preferencia por los rostros humanos sobre el resto de cosas, pero este estudio ha permitido descubrir que también sienten esta predilección desde la etapa del embarazo. Asimismo, el estudio ha permitido averiguar hasta qué punto el feto es capaz de percibir luces, sombras y formas en el interior del útero.

De hecho, al nacer, los bebés no ven tan claramente como en meses posteriores: la visión al nacer es defectuosa, con un alcance de unos 20-30 centímetros de distancia y en una escala de grises. Los científicos han comprobado que la capacidad visual del feto en el último trimestre de embarazo es similar a la del bebé ya nacido, es decir, dando preferencia a las formas verticales propias de fisonomía humana.

A pesar de este hallazgo, los expertos no recomiendan que los futuros papás realicen “experimentos” por su cuenta con luces brillantes aplicadas sobre el vientre materno, quizás, con la intención de estimular al feto.

(Te interesa: ¿Es útil un Doppler fetal casero?)

 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)