Mi bebé y yo

Fiestas de la varicela: una práctica peligrosa

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

Se trata de una costumbre bastante extendida en algunos países, principalmente Estados Unidos. Consiste en organizar encuentros en casa de un niño infectado, para que los demás contraigan la enfermedad y se inmunicen a una edad temprana.

Recientemente, el colegio Waldorf de Asheville, en Carolina del Norte, se vio afectado por el mayor brote de varicela conocido en Estados Unidos en los últimos años. Un total de 152 alumnos contrajeron la enfermedad, de los cuales 110 no estaban vacunados. ¿La razón? Esta zona cuenta con una gran comunidad antivacunas, a lo que se suma la permisividad del estado de Carolina del Norte para la objeción a dicha vacuna por motivos religiosos.

Aumento preocupante en Estados Unidos

Pero esta no es la única zona de Estados Unidos en la que la incidencia de la enfermedad está aumentando. Según la Encuesta Nacional de Inmunización, publicada en 2015, sólo el 72,2% de los niños estadounidenses de entre 9 y 35 meses fueron vacunados completamente contra la varicela. El problema no es sólo que algunos padres decidan no vacunar a sus hijos, sino que, además, organizan encuentros, las llamadas Chicken Pox Parties o “fiestas de la varicela”, pensados exclusivamente para que los niños contraigan la enfermedad. Al parecer, aprovechando el poder de convocatoria de las redes sociales, algunos padres organizan “fiestas” para exponer a sus hijos a distintos virus y, de este modo, inmunizarlos a edades muy tempranas. Entre las prácticas comunes que se llevan a cabo en estas reuniones, se encuentra convivir en tiendas de campaña o espacios pequeños y cerrados durante 20-30 minutos o compartir caramelos infectados. Tal es el éxito de dichas “fiestas”, que los funcionarios de Salud Pública de algunos estados norteamericanos han tenido que llevar a cabo campañas para recordar a la población que la varicela puede ser una enfermedad grave, sobre todo en embarazadas, niños pequeños y personas con sistemas inmunitarios debilitados. Los expertos alertan del riesgo que conllevan este tipo de prácticas, que exponen a los pequeños a contraer otras infecciones aún más graves, como el sarampión o la hepatitis, entre otras.

¿Por qué tienen tanto éxito?

Las “fiestas de la varicela” no son algo nuevo. Se generalizaron en la década de los 80 en Estados Unidos bajo la idea de que es mejor que los niños contraigan la enfermedad de pequeños, cuando los síntomas suelen ser más leves. Además, los detractores de la vacuna creen que este método es más efectivo y seguro que someterse a la vacunación. Sin embargo, los expertos avisan de que, a pesar de ser una enfermedad poco severa en la mayoría de los casos, en ocasiones, puede llegar a provocar la muerte, como ocurrió hace unos meses cuando un bebé murió tras ser contagiado por sus hermanos mayores, que no estaban vacunados.

¿Qué ocurre en España?

Hasta el momento, no existen noticias de que este tipo de “fiestas” se celebren en nuestro país. En España, desde el año 2000, la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda la administración de la vacuna en dos dosis: la primera a los 12-15 meses de edad y la segunda, entre los dos y los cuatro años. Además, desde 2018, la incluye en el Calendario de Vacunas financiadas por la Seguridad Social.

Según la AEP, la varicela es una enfermedad infecciosa causada por el virus varicela-zóster, que tiene las siguientes características:

  • Es muy común en la infancia y puede aparecer en cualquier época del año.
  • Resulta muy contagiosa. Cuando una persona la contrae, el 80-90% de las personas que viven con ella y no la han sufrido con anterioridad la acaban padeciendo.
  • Se transmite por contacto directo con las lesiones de la piel o a través de las gotitas de saliva que se expulsan con la tos o los estornudos.
  • La enfermedad es contagiosa, aproximadamente, desde dos días antes de la aparición de la erupción hasta que todas las lesiones de la piel se convierten en costras, lo que sucede alrededor de una semana después.
  • Algunos expertos relacionan al virus de la varicela con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular en los niños, ya que puede infectar los grandes vasos sanguíneos del cerebro y causar inflamación.
  • La vacunación generalizada contra la varicela no sólo protege al niño que se vacuna, sino también a aquellos que, por edad (menos de un año) o problemas de su sistema inmunológico, no pueden vacunarse. 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)