• Mi bebé y yo
  • Noticias
  • Cortar el frenillo a los bebés podría provocar el abandono precoz de la lactancia
Mi bebé y yo

Cortar el frenillo a los bebés podría provocar el abandono precoz de la lactancia

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

Un estudio concluye que el corte precoz del frenillo lingual corto comprometería la continuidad de la lactancia materna en algunos casos. Descubre en qué se basa y si esto es cierto.

El frenillo lingual es una membrana que une la lengua con la base de la boca, y hace posibles sus movimientos. En algunas ocasiones, concretamente en un 4,8% de los bebés que nacen en España cada año, este frenillo es demasiado corto, demasiado grueso o poco elástico, lo que puede provocar problemas en la succión y en el desarrollo del habla.

Por estas razones, se tiende a recurrir a la cirugía a edades tempranas para eliminar el problema antes del desarrollo del lenguaje.

¿Por qué dice el estudio que cortar el frenillo afecta a la lactancia?

Es una afirmación que se basa en la estadística. Según el estudio presentado en el XIII Simposio Internacional de Lactancia Materna, el 36% de los bebés operados de anquiloglosia, es decir, de frenillo corto, acaban abandonando la lactancia materna.

Esta contundente conclusión se debería a las molestias de la misma intervención, o bien al hecho de no poder ingerir la cantidad suficiente de leche. Esta situación se agravaría, según los autores del estudio, si el bebé sufre una infección o mucho dolor debido a la cirugía.

La investigación también achaca a la baja producción de leche de la madre gran parte de los casos de abandono de la lactancia, en cuyo caso nada tendría que ver con el frenillo corto. Los expertos aseguran que sería conveniente estudiar cómo se está llevando a cabo la lactancia, tanto por parte de la madre como del bebé, antes de optar por la operación.

Sin embargo, el abandono temprano de la lactancia puede deberse a causas muy diversas: laborales, familiares, el tipo de parto, las molestias propias del inicio de la lactancia… Así, el hecho de tener el frenillo corto y someterse a una intervención no tendría por qué ser la razón del abandono de la lactancia, según los expertos.

Del mismo modo, la succión dificultosa del lactante con frenillo corto también podría deberse a otras causas, de manera que la cirugía no tendría por qué ser necesaria en todos los casos.

Habría que valorar cada situación concreta, aunque la frenolectomía no es una intervención agresiva ni especialmente dolorosa para el pequeño. 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)

Supongo que para hacer el artículo se habra informado, me parece que si lees mas allá del título, se contradice y en definitiva no dice nada.
Mi opinión como madre y como profesional de la medicina, es que cuando se da el abandono de la lactancia tras esta intervencion, es fundamentalmente porque se ha tardado demasiado tiempo en llevarla a cabo y el bebe se ha acostumbrado al biberon (no va a estar semanas sin comer el pobre). Además, al no hacer una buena succión desde el principio, no se establece bien la producción de la leche. Todo esto hace que tras la intervención, que ha tardadodemasiado tiempo, con todas las esperanzas de la madre en que sera la solución, pero con unas bases de lactancia deficientes por lo dicho anteriormente, se deje la lactancia, al no mejorar significativamente la situación.