Mi bebé y yo

La leche materna puede proteger a los bebés del estreptococo del grupo B

( 1 voto) load

Un estudio realizado en la Universidad de Vanderbilt, Estados Unidos, concluye que los azúcares contenidos en la leche materna son capaces de eliminar a determinadas bacterias y combatir infecciones. ¡Te explicamos más detalles de este fantástico descubrimiento!

¿Sabías que los oligosacáridos presentes en algunas leches maternas pueden eliminar bacterias como el estreptococo del grupo B? Se trata de la esperanzadora conclusión de un estudio llevado cabo en la Universidad de Vanderbilt (EE.UU), recientemente presentado en el Congreso Anual de la Sociedad Química Americana.

Leche materna, un tesoro de salud

De todos son conocidos los innumerables beneficios de la leche materna para alimentar al bebé, y ya nadie tiene la menor duda de que constituye el mejor alimento para el pequeño. Así lo indica la OMS (Organización Mundial de la Salud), que recomienda la lactancia materna exclusiva y a demanda durante los seis primeros meses del niño, y su continuidad como alimento principal durante la introducción de la alimentación complementaria hasta los dos años, o más.

Además de las propiedades nutricionales y de los anticuerpos que la mamá transmite al pequeño cuando le da el pecho, este nuevo estudio ha llegado a una interesantísima conclusión: la leche materna contiene ciertos azúcares (oligosacáridos), que hasta ahora no se habían estudiado, y que son capaces de combatir y eliminar bacterias que pueden resultar muy peligrosas para el recién nacido, como es el estreptococo del grupo B. Cabe señalar que si el bebé adquiere esta bacteria durante el parto, por ejemplo, si la mamá tiene una infección en curso, las consecuencias pueden ser tan graves como una neumonía, una septicemia (infección generalizada) o incluso la muerte, si el tratamiento no es adecuado. Por esta razón, en el último trimestre de embarazo, se realiza a la mamá un frotis vaginal y rectal, destinado a detectar la posible presencia de esta bacteria: el llamado test del estreptococo.

La leche materna humana contiene más de 200 moléculas de azúcar diferentes, que son las responsables de que los bebés acumulen miles de millones de bacterias beneficiosas en sus intestinos en sus primeros días de vida, ya que nacen sin ninguna.

La leche también está compuesta de numerosas proteínas, vitaminas y células para fortalecer el sistema inmune del bebé. Además, parece que este alimento podría funcionar como antibiótico natural, al menos en algunas mujeres.

Leche materna “antibacterias”: ¿cómo se ha descubierto?

El estudio ha llegado a la conclusión de que los azúcares de algunas leches maternas actúan como antibiótico natural ante infecciones por estreptococos del grupo B. Desde hace poco, se sabe que las madres portadoras de estreptococo del grupo B también pueden transmitir la bacteria a sus hijos a través de la leche materna. Puesto que la mayor parte de los bebés no se infectan por esta vía, los investigadores quisieron saber si este alimento contenía componentes protectores que luchasen contra esta bacteria.

La creciente resistencia bacteriana a los antibióticos está propiciando un aumento de los estudios dedicados a encontrar soluciones para este problema de salud tan serio, de manera que el hallazgo de esta propiedad beneficiosa de la leche materna abre un resquicio de esperanza para la lucha contra la resistencia a los tratamientos disponibles hasta el momento.

(Te interesa: Los bebés españoles toman demasiados antibióticos)

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)