Mi bebé y yo

Una mamá hace dulces navideños con los restos de su placenta

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

Una mamá británica ha congelado y reutilizado su placenta para crear dulces y objetos decorativos navideños que utiliza para consumo propio y para vender a otras mamás. ¿Te parece increíble? ¡Te lo explicamos!

Jordan Harrison, una mamá de Reino Unido decidió, después de haber dado a luz a su hija Ezra, deshidratar, moler y congelar su placenta. ¿El motivo? Poder conservarla durante más tiempo y crear con sus restos varios artículos: objetos decorativos navideños, collares y dulces en motivo de la Navidad. 

El proceso que siguió esta mamá, tal como explica el portal británico Metro.uk, consistió en deshidratar la placenta, molerla y meterla en el congelador para evitar su descomposición. El resultado fue un polvo con el que Jordan empezó a hacer sus creaciones navideñas: decoraciones para el árbol, collares e, incluso, algunos dulces como chocolates y trufas. Algunos de estos objetos se los queda para consumo propio y el resto los vende a otras mamás. 

(Te interesa: Comer placenta: la opinión de las matronas)

Dulces 'ligeramente salados'

Para elaborar las recetas de dulces, la mamá británica mezcla el polvo de su placenta con polvo de cacao, aceite de coco, miel o azúcar y crea pequeños chocolates que, según cuenta ella misma, saben ligeramente salados. "Hice dos barras enormes que me han durado tres años. A menudo las como cuando tengo calambres menstruales, ya que están llenas de hierro", explica Jordan. "Como está en polvo, puedes agregarlo prácticamente en cualquier cosa, como sopas y batidos", añade.

Jordan es mamá de dos niños: Avery y Ezra. Desde que tuvo su primer hijo, Avrey, la mamá ha leído sobre los beneficios de comer placenta y, cuando volvió a quedar embarazada en 2014, no dudó en consérvarla para poder beneficiarse así de sus propiedades. De hecho, Jordan asegura que desde que consume alimentos que contienen restos de su placenta se siente con más energía.

¿Es bueno comer placenta tras el parto?

Actualmente, el consumo de placenta se ha popularizado en ciertos sectores. La práctica viene del mundo animal, ya que algunos mamíferos y herbívoros consumen su propia placenta después de dar a luz. De hecho, en algunas culturas antiguas este órgano que conecta al feto con la mamá se consideraba mágico. Sin embargo, hoy en día no hay ningún estudio que afirme que comer placenta sea beneficioso para prevenir la depresión posparto, reducir el dolor, fomentar la lactancia, aumentar la energía, mejorar la circulación o reponer la pérdida de hierro.

De acuerdo con la normativa de los centros de salud, y teniendo en cuenta que la placenta podría llegar a casa en mal estado, se considera que este órgano es un desecho que debería ser eliminado después del parto. Ello no implica que las mamás que lo desean puedan comer sus propias placentas, pero muchos expertos lo desaconsejan. 

(Te interesa: ¿Es beneficioso comer placenta tras el parto?)

¿Qué opinas sobre comer la placenta después de dar a luz? ¿Crees que es beneficioso? ¡Comparte tu opinión con otras mamás!

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)