Mi bebé y yo

Chuparse el dedo o morderse las uñas puede proteger contra las alergias

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

La conclusión de un estudio, publicado en la revista científica 'Pediatrics', es que hábitos como morderse las uñas o chuparse el dedo no son tan malos. Te explicamos el porqué de esta sorprendente hipótesis.

Según un estudio científico publicado en la revista científica Pediatrics, los niños que se chupan el dedo o tienen la costumbre de morderse las uñas a una edad temprana y, por lo tanto, están expuestos precozmente al contacto con microorganismos y bacterias, tienen un menor riesgo de desarrollar alergias, como sensibilización atópica, asma o rinitis alérgica.

(Te interesa: ¿Chuparse el dedo afecta a los dientes o al habla?)

(Te interesa: Alergias infantiles: tipos, causas y tratamientos)

Se trata de la conclusión de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Otago (Nueva Zelanda), publicado recientemente en la revista científica Pediatrics. El estudio analizó a más de mil niños de entre cinco y once años de edad, a los que, años después, a los 13 y a los 32 años, se les sometió a diferentes test de alergias, para valorar si habían sufrido algún tipo de sensibilización atópica. Un 31% de los niños estudiados se chupaba el dedo o se mordía las uñas. Estos niños resultaron tener un riesgo menor de sufrir trastornos de sensibilización de tipo alérgico a los 13 y los 32 años. Incluso los niños que tenían las dos costumbres demostraron tener un menor riesgo que los que tenían sólo uno de los dos hábitos.

La costumbre de chuparse el dedo o morderse las uñas

La conclusión de este estudio no indica que sea conveniente que los niños tengan alguno de esos hábitos, sino sólo un aspecto positivo (tal vez el único) de estas costumbres, que no hay que fomentar. Si bien es cierto que los lactantes se succionan el pulgar de forma natural e instintiva, cuando la costumbre se prolonga a edades más avanzadas, sí se pueden producir afectaciones en el desarrollo de la dentición o del lenguaje. Además, la fea costumbre de comerse las uñas puede afectar al niño, y al futuro adulto, de forma negativa, tanto desde el punto de vista social como psicológico.

……..

Y tú, ¿crees que el supuesto beneficio de chuparse el dedo o morderse las uñas relacionado con la protección frente a algunas alergias es mayor que los inconvenientes que comportan estos dos hábitos? ¿Qué opinas? Nos gustaría contar con tu comentario al final de este artículo.

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)