Mi bebé y yo

Primera niña nacida tras un trasplante de útero de una donante fallecida

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

Es brasileña y nació hace un año. Es el primer bebé nacido después de trasplantar a su madre el útero de una donante muerta. ¡Se abren nuevas oportunidades para el tratamiento de la infertilidad! Descubre más.

La mamá, una mujer brasileña de 33 años que no tenía útero debido a una malformación congénita, dio a luz a una niña mediante cesárea programada en la semana 35 de gestación. Un año después, su caso ha salido a la luz y se ha publicado en la prestigiosa revista científica The Lancet.

Tanto la madre como la hija han recibido un seguimiento continuo desde el nacimiento de la pequeña, y se encuentran en perfecto estado. La pequeña tuvo un desarrollo gestacional y un nacimiento completamente normales, sin ninguna complicación añadida, y obtuvo excelentes resultados en el test de Apgar al nacer, que evalúa el estado del recién nacido a nivel neurológico y motor.

El doctor Dani Ejzenberg y el cirujano Wellington Andraus, del hospital universitario de Sao Paulo (Brasil), aseguran que “la madre se siente realizada y no tiene ninguna molestia ni complicación por las cirugías”.

Otros casos en el mundo

Si bien ya habían nacido otros once bebés en diferentes países del mundo, destacando el caso de Suecia, pionero en la técnica de trasplante de útero de donantes vivas, y responsables de nueve embarazos exitosos de este tipo, la peculiaridad del caso de la niña brasileña es que el trasplante de útero se realizó a partir de una donante fallecida, y no una donante viva, como hasta ahora.

Este hecho amplía enormemente las oportunidades de que miles de mujeres con infertilidad de origen uterino puedan recibir un útero para el trasplante, dado que multiplicaría el hasta ahora escaso número de donantes vivas.

Antonio Pellicer, del Grupo IVI (Instituto Valenciano de Infertilidad), en un artículo de opinión publicado en The Lancet, afirma que “se trata de un hito en el campo del trasplante uterino; representa la prueba de concepto de que los úteros obtenidos de donantes fallecidas son funcionales”.

Cómo se ha realizado el trasplante con éxito

Como ya hemos dicho, la madre nació sin útero a causa de una malformación congénita; una circunstancia que se da en una de cada 4.500 mujeres.

Tras seleccionar a la mujer que reunía las condiciones idóneas para el trasplante, que no olvidemos que era una intervención experimental a la que la madre se sometió voluntariamente, se procedió a trasplantarle el útero de una donante muerta debido al coma irreversible que le produjo un ictus, con 45 años. Este tipo de trasplante ya se había intentado antes en otros países, como Turquía, pero sin éxito.

Previamente, en 2016, la candidata al trasplante y su pareja se habían sometido a un proceso de fecundación in vitro, del que se obtuvieron ocho embriones viables, que se congelaron mediante criopreservación.

Una vez obtenido el útero, se procedió a trasplantarlo a la receptora, no sin complicaciones previas debido a un retraso protocolario por “problemas de coordinación”, que mantuvo al órgano sin sangre rica en oxígeno durante casi ocho horas. No obstante, es destacable que esto no representase un obstáculo para su posterior funcionamiento, una vez trasplantado.

Una vez desarrollado un grosor suficiente del endometrio (el tejido que recubre el interior del útero, necesario para la implantación del embrión), de unos siete milímetros, se procedió la implantar el embrión fecundado, que anidó sin problemas.

La gestación procedió de manera fisiológica, sin mayores complicaciones que las derivadas de un embarazo normal.

En la semana 35 de gestación, se efectuó una cesárea programada y se aprovechó para extirpar el útero trasplantado, una vez cumplido su cometido. De esta manera, la mamá pudo dejar los fármacos para evitar el rechazo.

La niña, de la que no ha trascendido el nombre, pesó al nacer 2.550 gramos, y midió 45 centímetros. Pudo permanecer en la habitación del hospital junto a su madre, sin necesidad de tomar medidas especiales. Ambas fueron dadas de alta del hospital tres días después del nacimiento. ¡Nos alegramos muchísimo!

..........

¿Crees que este avance de la ciencia da esperanza a las parejas que no pueden tener hijos a causa de un problema uterino? ¡Cuéntanos tu experiencia!

 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)