Mi bebé y yo

Polo: el heroico perro que falleció para proteger la vida de un bebé

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

Polo, como se llamaba el can, protegió con su cuerpo del incendio que se produjo en su casa a su pequeña dueña, un bebé de ocho meses. Su muerte y su acto épico le han convertido en un héroe nacional.

Viviana, una pequeña de ocho meses, estaba en el segundo piso de su casa junto a su perro Polo mientras su madre se encontraba en la parcela de su hogar de Baltimore, Estados Unidos. De repente, se originó un incendio en la vivienda que se expandió rápidamente y, cuando la mamá reaccionó, las llamas inundaban el interior de su hogar.

Erika Poremski, madre de Viviana, intentó entrar en la casa con ayuda de los vecinos, que “patearon puertas y ventanas”, como ha declarado ella en el diario The Independent. Pero, lamentablemente, nadie pudo entrar. Cuando llegaron los bomberos, hallaron a Polo sin vida protegiendo a la pequeña con su cuerpo.

"Permaneció con ella todo el tiempo en la habitación" y "ni siquiera intentó bajar y salir por la puerta". Hecho por el cual Polo se ha convertido en un héroe nacional. Pues, gracias a él, Viviana sigue viva. Sin embargo, la pequeña sufre quemaduras graves en su cara, en un brazo y el costado, y permanece en el hospital en cuidados intensivos. Las causas del incendio aún no se han determinado.

Perros para niños: el amigo más fiel tiene cuatro patas

Polo ha demostrado, una vez más, que la relación de amistad y complicidad que se puede establecer entre los niños y los animales es muy intensa. Además de ser los mejores compañeros de juegos, la convivencia con un animal ayuda al desarrollo de los más pequeños, pues los expertos aseguran que en compañía de los animales, los niños crecen más tranquilos y seguros de sí mismos.

(Te interesa: Niños y perros: tiernos amigos)

El niño ve en el perro a un gran amigo ya que puede contarle todo lo que pasa por su cabeza. Asimismo, el contacto físico, las caricias, los mimos y el rascar al animal le permiten desarrollar la experiencia táctil, aportándole seguridad en sí mismo y en las relaciones con los demás. Además, las mascotas satisfacen el deseo de independencia y de apoyo de los más pequeños y, por otro lado, el niño aprende a ofrecer ayuda y protección a su animal. Incluso les aportan ventajas en el plano de la estabilidad emocional. Pues, por ejemplo les ayudan a superar los celos por la llegada de un hermanito.

(Te interesa: Niños y animales)

Una mascota: un regalo que requiere de mucha responsabilidad

La mayoría de los niños sueñan con tener un perrito. Sin embargo, a pesar de ser un regalo precioso que le aportará muchos beneficios, es necesario enseñarle que un animal no es un juguete y que, como ser vivo, necesita de unos cuidados y atención diarios que debe estar dispuesto a asumir.

Los niños deben aprender a no molestarlo mientras come o duerme, a sacarle a pasear varias veces al día, a limpiarle y, sobretodo, a tratarlo con delicadeza. Estas rutinas le ayudarán a desarrollar el sentido de la responsabilidad. Sin olvidar que el hecho de relacionarse con un animal que ladra y gruñe, en lugar de hablar, constituye una forma de asimilar las reglas de la comunicación no verbal y desarrolla la capacidad de intuición.

(Te interesa: Regalarle una mascota al niño)

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)