Mi bebé y yo

Un “guerrero” que nació a las 23 semanas

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

El malagueño Emilio nació con solo 23 semanas de embarazo, y pesó 510 gramos. ¡Una historia increíble de superación y lucha! Te contamos cómo se encuentra ahora, que ya ha recibido el alta.

23 semanas de gestación, 510 gramos de peso y 130 días en la incubadora. ¿Parece increíble que haya sobrevivido, no? ¡Pues lo ha hecho, y sin secuelas! Ni los especialistas del Hospital Materno Infantil de Málaga podían dar crédito.

En los últimos años nos están llegando muchas buenas noticias de las unidades de neonatología de diferentes hospitales españoles. Lo que hasta hace tan solo 10 años era impensable, ahora es posible. Ya no es un ‘milagro’, sino un avance fabuloso de la medicina en nuestro país.

(Te interesa: España, uno de los países con mayor supervivencia de bebés prematuros)

Según explica el Diario Sur, Emilio ha vuelto a visitarse en el Hospital Materno Infantil de Málaga un mes después de recibir el alta, tras pasar 130 días ingresado en neonatología. Lo más asombroso es que los médicos no han hallado ninguna secuela importante en el pequeño, a pesar de su gran inmadurez de desarrollo, al nacer a una edad gestacional tan temprana.

El embarazo y el nacimiento fueron muy complicados. Emilio no era el único bebé que se estaba gestando: perdió a su hermano, que no superó las complicaciones derivadas de su prematuridad, y acabó falleciendo tan solo tres días después de nacer.

La mamá tuvo un embarazo complicado. Sufría endometriosis aguda y se le tuvo que extirpar un ovario antes de quedar embarazada. Posteriormente, le implantaron dos embriones, con el resultado que ya conocemos.

Un sinfín de complicaciones

El pequeño “Emilín” tuvo que enfrentarse a una lucha terrible con los contratiempos médicos que fueron surgiendo tras su nacimiento: una peritonitis de la que no podía ser operado, un tratamiento antibiótico de un mes de duración, problemas respiratorios, etc.

Como dato, fuentes del hospital aseguran que en 2017 hubo nueve nacimientos prematuros similares al de Emilio. La mitad de estos niños fallecieron, mientras que los restantes presentaron secuelas leves o moderadas en sus capacidades motrices, en la visión o la audición. 

El caso del bebé Emilio es insólito, no solo por su supervivencia, sino, sobre todo, por no presentar ninguna secuela.

¡Enhorabuena, valiente! 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)

Yo también tengo una niña prematura nacio el 1 de mayo de este año con 26 semanas 900 gr estuvo 115 días en el hospital