Mi bebé y yo

La risa del bebé no es de humano, sino de primate

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

Esta es la llamativa conclusión de un estudio que ha analizado la forma de reírse de bebés entre tres y 18 meses de edad. El análisis de la risa también podría servir para establecer patrones en niños con trastornos del desarrollo.

Los bebés se ríen cuando inhalan y cuando exhalan, del mismo modo que lo hacen los chimpancés, pero no así los adultos humanos, que lo hacen mayoritariamente a través de la exhalación del aire.

Se trata de la conclusión de un estudio realizado a partir de una muestra de risas de 44 bebés y niños de entre tres y 18 meses de edad. Las conclusiones del estudio se presentaron en la 176 Reunión de la Acoustic Society of America, en el marco de la Acoustic Week 2018, en la ciudad canadiense de Vitoria. La psicóloga y profesora de la Universidad de Ámsterdam Lisa Saute fue la encargada de la presentación, si bien la investigación fue conducida por un equipo multidisciplinar internacional.

Cómo se ha llegado a la conclusión del estudio

Los investigadores se basaron en diferentes clips de risas de los 44 participantes en el estudio. Básicamente, se trataba de vídeos en los que los bebés reaccionaban a estímulos lúdicos a través de la risa.

A continuación, 102 oyentes especializados analizaron los clips con las risas de los bebés, con el objetivo de establecer el número de risas producidas durante la inhalación y la exhalación.

Los bebés más pequeños se reían tanto en la inhalación como en la exhalación, de la misma manera que primates no humanos, como los chimpancés. Sin embargo, los bebés más mayorcitos se reían, sobre todo, durante la exhalación, como hacen los niños mayores y los adultos.

Esto haría pensar que la risa cambia gradualmente con el paso del tiempo. Es decir, que la risa “crece” y se modifica al mismo tiempo que el bebé se desarrolla y adquiere más influencia del ambiente que le rodea. No obstante, no se ha podido establecer que el cambio de la risa vinculado a la edad constituya o esté relacionado con ningún hito del desarrollo en concreto.

La psicóloga Sauter no cree que haya una razón que explique por qué los humanos casi siempre se ríen al exhalar, pero podría estar relacionado con el aprendizaje del lenguaje y el control vocal que este implica. En los bebés, la risa se produce como resultado de un juego o un estímulo, como las cosquillas, mientras que en los adultos también se puede deber a una interacción social, por ejemplo.

Una posible aplicación de las conclusiones de este estudio y de su posterior análisis puede ser obtener información acerca de los niños con trastornos del desarrollo. Si se sabe cómo es la producción vocal de los niños con desarrollo normal, se podría llegar a detectar posibles signos del trastorno del desarrollo a través de las vocalizaciones no verbales, como es la risa.

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)