Mi bebé y yo

Depresión post parto: ¿cómo tratarla?

( 14 votos) load
facebook twitter whatsapp

Después del nacimiento del bebé, deberías estar feliz y, sin embargo, te sientes triste. Se llama depresión posparto, o post parto y, normalmente, se trata de un trastorno pasajero. ¿Quieres saber si sufres tú de este tipo de depresión y cómo puedes superarla?

​Has superado el momento del parto y ya tienes en tus brazos a tu bebé. Sin embargo, no te sientes feliz. Al contrario, sientes una tristeza inmensa, estás irritable y la ansiedad te acompaña de día y de noche. ¿Por qué estoy sintiendo esto? ¿Soy una mala madre? No te preocupes. Seguramente, estás sufriendo la llamada depresión posparto o baby blues.

Síntomas de la depresión post parto

La sufren una de cada diez mujeres que dan a luz. Sus síntomas son muy similares a los de una depresión normal y suelen durar unas dos semanas después del parto. Se desconocen a ciencia cierta sus causas, pero todo parece indicar que el reajuste hormonal que sufre el cuerpo de la mujer cuando ha dado a luz es uno de los mayores culpables.

Esto sumado a la responsabilidad que supone tener un hijo y al posible sentimiento de incapacidad para hacerse cargo del bebé por parte de una madre primeriza, transforma los días posteriores en una etapa díficil para la mujer. Si el parto ha sido traumático o la mujer ha debido dejar de trabajar para cuidar a su bebé, las posibilidades de aparición de este trastorno aumentan.

Si nos encontramos con estos síntomas, ante todo, no hay que forzar a la madre a que acepte a su bebé. Simplemente, se trata de darle tiempo. La mamá se recuperará y querrá a su bebé inmensa e incondicionalmente.

El insomnio, el síntoma más común

 

El insomnio o la falta de sueño podría ser un síntoma de la depresión posparto. Así lo señala el estudio, dirigido por la psiquiatra Karen Dørheim, del hospital universitario Stavanger de Noruega, y publicados en la revista Sleep.

Dicha investigación señala que, habitualmente, esta falta de sueño se achaca al cansancio de los días posteriores al parto y a la adaptación de la madre a los horarios del bebé. Por eso, muchas veces, la depresión posparto no es identificada como tal. El estudio aporta que la falta de sueño es un síntoma de la depresión en sí.

¿Por qué se produce insomnio después del parto? Según la investigación citada anteriormente, existen unos factores que contribuyen a la falta de sueño después del parto:

  • Tener problemas de sueño anteriores al parto.
  • Ser primeriza.
  • Combinar la lactancia con otro tipo de alimentación.
  • El hecho de que el bebé sea niño.

La falta de sueño fue identificada como un síntoma de depresión cuando el insomnio va unido a otros elementos, como una pobre relación de pareja, haber sufrido depresión antes del embarazo o durante el mismo y haber vivido situaciones estresantes a lo largo de la vida.

Tipos de depresión post parto

Según la gravedad, podemos distinguir dos tipos de depresión posparto:

Depresión posparto leve

La experimenta el 80% de las mujeres que sufren este trastorno. Se caracteriza por su poca gravedad y repercusión en la salud mental de la madre. No necesita tratamiento. Aparece 2 ó 3 días tras el parto, para desaparecer pasados 15 días. Insomnio, ansiedad, irritabilidad, llanto fácil, agobio y miedo a no ser capaz de hacerse cargo de su bebé son algunos de sus síntomas. Sufren, también, problemas de autoestima, ya que no aceptan su cuerpo y se sienten feas al observar las secuelas del embarazo y el parto en su cuerpo.

Depresión posparto grave

Sólo se consideran graves el 10% de las depresiones posparto. La depresión posparto grave aparece un mes después de dar a luz, cuando la madre se siente incapaz de hacerse cargo de su hijo. Los síntomas van desde angustia, tristeza y agresividad a ataques de pánico, miedos, temores y baja autoestima. Estos síntomas pueden dar lugar a trastornos en la alimentación, como aumento desmesurado del apetito o, por el contrario, pérdida del mismo. Además, pueden aparecer taquicardias o insomnio. Este tipo de depresiones, necesita el diagnóstico y tratamiento de un profesional especializado.

Cómo prevenirla

Existen tres formas de prevenir la depresión después del parto: detectar precozmente el trastorno, tratarlo rápidamente y evitar sus consecuencias. Éstos son otros consejos importantes:

- No intentes ser una súper mujer. Tener un hijo requiere una dedicación exclusiva, por lo que sería conveniente que intentaras tener pocos compromisos y disponer de tiempo para él. Es importante que dispongas de una o varias personas de confianza con quien poder dejar al niño en caso de necesidad. No temas pedir ayuda.

- Descansa siempre que puedas. Aprende a echar cabezadas cuando alguien pueda atender al bebé o esté descansando.

- Aliméntate adecuadamente. Los vegetales, la fruta fresca, la leche, los cereales y el pescado azul no deben faltar en tu dieta.

- Busca tiempo para reencontrarte con tu pareja. Antes de recuperar el deseo sexual, debéis cuidar la aproximación física.

- Distráete. Procura encontrar ocasiones para ir de compras, ver una película en el cine, ir a cenar con tu pareja o pasear con tu pequeño.

- Relacionáte con otras parejas que también estén esperando un hijo. Así podréis compartir experiencias y preocupaciones.

- Si te es necesario, puedes acudir a sesiones para después del parto y grupos de ayuda a la lactancia. Encontrarás apoyo y comprensión.

- Procura no realizar cambios en tu vida, como una mudanza. La llegada de un hijo ya va a suponer un cambio radical, por lo que hay que evitar que se junten demasiadas cosas.

Test de depresión posparto

¿Sufres depresión posparto? Ponte a prueba:

• ¿Te sientes muy triste?

• ¿Tu estado de ánimo es mejor por la noche que por la mañana?

• ¿Tienes ganas de llorar todos los días?

• ¿No tienes apetito?

• ¿Te sientes cansada y decaída?

• ¿Te resulta difícil concentrarte?

• ¿No tienes ganas de hacer nada?

• ¿Tu vida te parece difícil?

• ¿Duermes mal?

• ¿Estás irritable o nerviosa?

• ¿Tienes miedo de todo lo que te pasa?

• ¿No eres capaz de cuidar de ti misma?

Si experimentas todas o muchas de estas sensaciones de forma más bien intensa y persistente, es posible que estés padeciendo una depresión posparto.

En estos casos, debes darle a esta situación la importancia adecuada y no afrontarla tu sola. Es importante que pidas ayuda a tu entorno familiar y a tu médico, que te sabrá dar el consejo adecuado.

Si no es éste tu caso, sólo se trata de un trastorno pasajero, que debe considerarse totalmente normal en el último período del embarazo.

Cómo superar una depresión posparto

Lo más importante es que seas consciente de lo que te ocurre y que te dejes asesorar por un profesional, quien evaluará cuál es el mejor tratamiento que puedes seguir. Sin embargo, además de seguir las indicaciones del médico, también debes tener presentes los siguientes consejos:

- Habla de tus sentimientos, de tus miedos y de tus angustias con alguien.

- Relájate en algún momento del día; simplemente, no hagas nada.

- Prueba a escribir un diario, donde plasmar tus sentimientos del día a día. Así te darás cuenta de tu evolución.

- Respétate a ti misma. Si un día te levantas sin ganas de hacer nada, no te desesperes. Relájate y tómate un respiro. Ya verás cómo otro día te levantarás con más ánimos.

- Intenta ser honesta contigo misma y no hagas lo que no puedes hacer; pide ayuda a tu pareja.

- Evita quedarte sola todo el día y haz el esfuerzo de quedar con familiares y amigos.

- Olvídate de tener la casa siempre en orden. Haz lo que te sea posible hacer y, si no se hace, no pasa nada.

- Evita esfuerzos desmesurados que te puedan ocasionar demasiado cansancio, ya que la fatiga puede empeorar la depresión.

- Aliméntate debidamente.

Haz ejercicio físico moderado. Puedes salir a caminar media hora al día o practicar yoga, muy bueno para el equilibrio entre la mente y el cuerpo.

La lactancia materna como remedio natural

La lactancia materna o dar el pecho al bebé tiene muchos beneficios, entre los cuales está el de ayudar a tratar o paliar la depresión posparto. Por tanto, es importante que los profesionales de la salud lo tengan muy en cuenta porque pueden servirse de la lactancia materna como "fármaco" para tratar el desajuste a nivel psíquico y físico que supone padecer depresión posparto.

Ya hace más de 50 años que el doctor Louis-Victor Marcé, según cita La Razón, recomendaba seguir amamantando al bebé a pesar de que la mamá padeciera una sintomatología depresiva y no dejar de hacerlo hasta que ésta desapareciera. Y es que este doctor ya se dio cuenta de la relevancia de amamantar al bebé como herramienta terapéutica para tratar la depresión posparto. Entre otras cosas, la lactancia materna potencia el vínculo entre la mamá y el bebé, algo muy importante para superar este trastorno. 

¿Qué ocurre hoy en día?

En la actualidad, se utilizan una gran variedad de psicofármacos para tratar la depresión posparto y algunos de ellos no son compatibles con la lactancia, por lo que el médico la desaconseja a la mamá. Lo que se pone de relevancia ahora es que la mamá siga dando el pecho al bebé tomando, si es necesario, psicofármacos compatibles con la lactancia. 

Y es que la lactancia materna aporta muchos nutrientos esenciales para el desarrollo del bebé y también es beneficiosa para la mamá. Entre otras cosas, disminuye su ansiedad y favorece el bienestar. La Academia Americana de Pediatría lo deja claro: "Antes de recomendar la lactancia artificial o un destete temprano el profesional médico debería sopesar muy seriamente los beneficios de la lactancia frente a los riesgos de no recibir leche materna".

Hormonas relacionadas con la lactancia

Desde el punto de vista neurohormonal, cabe destacar que las principales hormonas intervinientes en el amamantamiento son la prolactina y la oxitocina:

  • La prolactina: desarrolla un papel central en la producción de la leche materna y permite a la mamá adaptarse a su nuevo rol: promueve conductas de protección, favorece el desarrollo del instinto maternal...Y, además, tiene un efecto ansiolítico.
  • La oxitocina: además de favorecer la eyección de leche materna, fortalece el vínculo entre la mamá y el bebé, aumenta los sentimientos de confianza y bienestar maternos, reduce el estrés en la madre e induce serenidad y calma.

La lactancia materna protege a los bebés de los efectos nocivos de la depresión materna. Así lo evidencian varios estudios comparativos con madres deprimidas que lactaban y madres deprimidas que no lo hacían. Se ha observado que en los casos en los que las madres amamantaban a sus bebés, la responsividad materna era mayor y las interacciones diádicas más satisfactorias.

Depresión posparto, también en los padres

Los hombres, en un porcentaje que varía entre el 4% y el 5%, también sufren depresión posparto. Sufren ansiedad y sentimientos injustificados de culpabilidad, miedo, pánico, insomnio y pensamientos que pueden llegar a ser autodestructivos. Del mismo modo que le puede ocurrir a la mujer después de dar a luz, el papá también puede sufrir depresión posparto

 

Causas de la depresión posparto en el papá

En el caso masculino, la causa está relacionada con factores culturales, como el estrés. Convertirse en papá puede asustar a muchos hombres, ya que tener un hijo supone una enorme responsabilidad y un cambio del estilo de vida. Ello puede generar un fuerte estrés en algunos hombres, lo que causaría la depresión posparto.

Además, con el nacimiento del bebé, la vida en pareja se ve truncada, especialmente durante las primeras semanas de vida del recién nacido. Se trata de un cambio brusco y repentino que algunos hombres no saben cómo gestionar correctamente y que puede provocar un desequilibrio psicológico.

Por otro lado, otro factor que puede generar ansiedad al papá primerizo es la importancia que se da a su rol como padre. Es decir, actualmente, la figura de papá está muy implicada en el cuidado del bebé. Esto no ocurría antes, cuando el hombre era quien trabajaba fuera de casa y la mujer la que cuidadaba al niño. Hoy en día, las mujeres esperamos mucho del papel de papá, y ello puede generar estrés emocional en algunos hombres. 

Cómo podemos ayudarle a superar la depresión posparto

Uno de los principales problemas de la depresión posparto masculina se halla en el hecho de que los hombres son, en general, menos expresivos que las mujeres y les cuesta compartir sus emociones, ya sean positivas o negativas. Ello dificulta la detección de la depresión y también hace más difícil ayudar a quien la sufre a superarla. 

Para ayudar a tu pareja, deberías convencerle para que asista a un curso para padres primerizos. Allí conocerá a otros hombres que se encuentran en su misma situación, lo que debería ayudarle a reducir sus temores sobre lo que se espera de él como padre y dentro de la pareja.

También puede ser útil involucrarle en el cuidado del bebé de forma positiva. Es decir, evitar regañarle por todo ("Eso se hace así", "Es mejor que me dejes hacer a mí") e intentar que se implique en el cuidado del niño con energía y sabiendo que lo está haciendo bien.

Por otro lado, para el bienestar de la vida de la pareja, puede ser bueno dejar el bebé al cuidado de los abuelos de vez en cuando para salir a cenar o escaparse un fin de semana.

(Te interesa: Qué comer después del parto)

 

 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (19)

Gracias me ayuda en mi tratamientos
Yo recomiendo q cuando es hora de dar luz y toca estar hospitalizada dos o tres dias dependiendo de la situación , tener a tu marido en todo momento hasta para hablar con las enfermeras porque como te toque una enfermera q esté de mal humor mejor no hablar con ella porque vas a estar muy sensible, no tengas miedo ni te preocupes por lo demás simplemente disfruta de tu bebe al principio todo es nuevo y da algo de miedo pero un año pasa tan rápido q aprenderás sola todo lo q hay q hacer besos a todas las mamis ????????
Hola, yo tuve a mi bebé hace 2 meses mediante cesárea, y la verdad quede fatal tanto física como emocionalmente, porque yo estaba con la idea de que sería un parto vaginal y estoy segura que así hubiera sido de no ser porque cuando tenia 40 semanas y tres días fui a que me pongan las correas y a la medica se le ocurrió tocarme, me dijo estas cumplida te has pasado tres días, a ver si te ayudamos para que des a luz más rápido a lo que yo respondí, pero me queda por esperar hasta que tenga 42 semanas verdad? Ella dijo si, pero yo no pensé que ese día me iba a provocar el parto, pues me dijo súbete sobre la camilla para verte a lo que yo obedeci y después de toquetear a lo que le dije me haces daño y dice oh quiero ver bien, le ordenó a la auxiliar que le pase ese instrumento que usan para la citologia y me estuvo toqueteando como Si hubiera visto algo raro, cuando me dejo yo sentí que salía líquido y se lo dije, me dice es sangre, pues me bajo a paritorio para que me monitoreen y observen y luego supuestamente me iría a casa, pues me dejo allí y desapareció, me tuvieron desde la 1 hasta las 5 esperando con las correas puestas otra vez, y todo iba bien, cuando me revisó el médico ( otro) me dice tienes tres de dilatación estas de parto, le digo no puede ser yo estaba bien hasta que me tocaron y dice que no se te puede tocar? En plan borde, pues allí supe que no iba bien, me pusieron oxitocina para dilatar y a las 8:30 al ver que no dilataba dijeron de romperme la bolsa y al hacerlo se dieron cuenta que se estaba llenando de sangre y que podía afectar el bienestar del bebé, en el monitoreo salía que el bebé estaba bien, pero decían que lo de la sangre era peligroso, así que se pusieron todos alborotados y decidieron que se tenía que hacer una cesárea urgente, todo esto fue en el hospital del poniente, en el ejido almeria, desde ese momento siento mucha tristeza, porque siento como si me hubieran pisoteado, yo en esos días sentía que mi bebé se estaba acomodando, encajandose y se que si hubiera esperado unos días más como lo hacen generalmente, hubiera nacido por vía vaginal, ni siquiera me preguntaron mi opinión, simplemente hicieron lo que quisieron, yo creo que es porque había muchas mujeres allí que tenían más tiempo que yo, y querían despejar un poco el consultorio, y me tocó a mi pasar por esto, me siento tan frustrada, aparte de eso que en la cesárea se complicó porque dicen que tenía varices en el vientre y tuvieron que quitármelas, perdí mucha sangre y quede con 7 de hemoglobina, todo porque a la susodicha se le apetecio que era a mi a quien harían parir ese día, me siento muy triste y frustrada, a veces me he preguntado si sería posible denunciarla, porque que me provoquen el parto porque estoy cumplida de 42 semanas o porque este en peligro el bienestar del bebé o mio lo comprendo, pero hacerlo así sin más, porque quiso, me da mucha rabia, impotencia y tristeza.
Hola tengo 37 años y voy a ser mamá primeriza. Tengo cierta inseguridad sobre el momento del parto, si saldrá bien, si quien esté en el momento será paciente conmigo o será un Dr/dra bruta y maltratador/a sicologicamente hablando. Que me puedan ir explicando bien y no le hagan daño a mi bebé. Estoy ansiosa x verle su carita. Por ahora todo viene muy bien gracias a Dios. Algun consejo x ahí?
Hola chicas, a mi me diagnosticaron depre post parto, mi hijo tiene un mes y medio y cuando nació lo dejaron hospitalizado , eso me tiro al suelo, ver que le sacaban sangre a cada rato que lo pelaran y muchas otras cosas como pasármela en el hospital con el y no atender a mi otra hija que estaba en casa,fue terrible... Ahora recién estoy superando eso pero se vino otro problema, los problemas con mi pareja, siento que ya no le gusto y que nada es como antes, y estoy pensando seriamentenen separme porque no doy mas, hay días en que no quiero nada mas que desaparecer y es cuando veo a mis hijos y me vuelvo a levantar, pero ya siento que no doy mas solo sigo por mis hijos :(:(
VER MÁS COMENTARIOS