Mi bebé y yo

¿Qué son los entuertos o contracciones posparto?

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

Durante el embarazo, y después de dar a luz, se producen muchos cambios en el organismo de la madre. El principal cambio, después de dar a luz, es el proceso por el que el útero vuelve a un tamaño parecido al que tenía antes del embarazo. Para ello, se contrae de forma incluso dolorosa: son los llamados entuertos.

En el proceso de involución uterina, para que el útero vuelva a recuperar su tamaño anterior al embarazo, es habitual que se produzcan contracciones posparto, llamadas entuertos.

Los entuertos son contracciones intensas que se dan frecuentemente durante las primeras 24 a 48 horas después del parto, pero pueden durar una semana, aunque con menor intensidad. Estas contracciones forman parte de un proceso normal: ayudan a que el útero vuelva a su estado normal y facilitan el cierre de las bocas arteriales que han quedado abiertas tras dar a luz.

Las contracciones posparto son involuntarias y se acentúan al dar el pecho al recién nacido. Esto se debe a que el proceso de succión de los pezones libera la hormona oxitocina, que es la encargada de provocar estas contracciones. Por este motivo, la estimulación mamaria es beneficiosa para reducir el riesgo de hemorragias intensas.

(Te interesa: Posparto: después del parto)

¿Son dolorosos los entuertos?

Aunque, para muchas madres, los entuertos producen un dolor tolerable, es cierto que pueden resultar bastante dolorosos. Si nuestro médico lo considera adecuado, se puede tomar ibuprofeno para ayudar a calmar el dolor, aunque solo durante las primeras 24 a 48 horas después de dar a luz se notan los entuertos de forma intensa.

Aproximadamente, un 5% de las madres primerizas padecen los entuertos de una forma dolorosa, ya que normalmente son menos intensos o habituales, y se perciben suaves, como una regla. Sin embargo, esto cambia a medida que aumenta el número de hijos, debido a que la matriz se va ablandando y necesita más contracciones, y más fuertes, para volver a su sitio. Esto mismo sucede con las madres que han dado a luz niños muy grandes, o gemelos, ya que el útero tuvo que crecer más de lo normal.

(Te interesa: Síntomas de la depresión posparto. ¿Cómo tratarla?)

Los beneficios de los entuertos

Si la matriz no se contrae, los vasos sanguíneos quedan abiertos, lo que provocaría una hemorragia que podría poner la vida de la madre en serio riesgo. Después de dar a luz, el útero llega a descender hasta la altura del ombligo aproximadamente, y gracias a los entuertos, se produce la involución.

A través de estas contracciones posparto, el útero consigue desprenderse de los tejidos del embarazo que pueden haber quedado en su interior y, poco a poco, va disminuyendo su tamaño para lograr volver a su estado inicial, de una forma completamente natural.

(Te interesa: Tratamientos corporales en el posparto)

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)