Mi bebé y yo

¿Qué es la involución uterina?

( 1 voto) load

Se trata de un proceso por el cual el útero vuelve a su tamaño habitual una vez la mujer ha dado a luz. Dicho órgano aumenta de tamaño durante el embarazo unas 30 veces y, gracias a la lactancia y oxitocina, recupera poco a poco sus dimensiones normales.

El útero sufre numerosos cambios durante el embarazo. El principal es su cambio de tamaño y peso progresivo. Antes de comenzar la gestación, dicho órgano pesa 70 gramos y, al acabar, puede llegar a alcanzar el kilo.

Una vez hemos dado a luz, el útero mide, aproximadamente, unos 20 cm de largo y 12 cm de ancho. A medida que pasan las primeras horas del posparto, el fondo de este órgano sube al ombligo y, días después, baja a su posición habitual.

Involución uterina: qué comporta

El útero vuelve a su estado y lugar correspondiente después de dar a luz, gracias a unas contracciones que se producen después del parto. Morfológicamente, lo podemos notar como un bulto en nuestro ombligo, pero que, con el paso de las horas, va disminuyendo de tamaño.

La musculatura de la zona se va reduciendo paulatinamente y el tejido conectivo de toda la zona abdominal de la mujer vuelve a la normalidad. Las fibras musculares que sobran se eliminan a través de la orina.

Los coágulos de sangre y vérnix caseoso, más conocidos como loquios, son eliminados durante los siguientes tres días después del parto. Entre el cuarto y quinto día del posparto, el útero se llena de gérmenes y loquios blancos, los conocidos como leucocitos. En una semana, el útero ya está limpio y se inicia la regeneración del endometrio.

(Te interesa: Loquios: qué son)

En cuanto al cuello del útero, éste se ha borrado completamente para el parto. Se reconstruye en casi 24 horas, pero no será hasta un mes después del parto vaginal, cuando vuelva a su dimensión habitual.

(Te interesa: Sangrado posparto y falsa menstruación)

Involución uterina y lactancia

Cuando la mamá esté dando de mamar, puede notar cómo su útero se contrae y le produce dolor abdominal al mismo tiempo que puede sangrar un poco por la oxitocina que se libera al producir la leche para el bebé.

(Te interesa: ¿Qué son los entuertos o contracciones posparto?)

En el caso de cesárea o el segundo o tercer hijo, estas contracciones del útero pueden ser más dolorosas y frecuentes, aunque la mamá podrá tomar el analgésico prescrito por su ginecólogo si así lo cree necesario.

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)