Mi bebé y yo

Lo que necesitas saber sobre la respiración hipopresiva

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

¿Cómo se debe respirar en los ejercicios hipopresivos para realizarlos correctamente? ¿Cuáles son los beneficios de la respiración hipopresiva? Te explicamos las ventajas de aprender a respirar en concordancia con cada ejercicio y sus técnicas.

A la hora de realizar diferentes disciplinas como el yoga, la meditación o los ejercicios hipopresivos, es imprescindible tener un dominio total de la capacidad respiratoria y sus variantes para realizar como se debe cada acción. Este tipo de ejercicios te ayudarán a dotar a tus músculos del abdomen de la movilidad y tonificación que necesitan una vez has dado a luz.

Lo más importante es que, antes de que empieces a realizar cualquier tipo de ejercicios hipopresivos, te relajes. Intenta encontrar el momento del día más adecuado y concentrarte al cien por cien en lo que estás haciendo. Tampoco tengas prisa, es más importante hacer pocos ejercicios pero bien, antes que muchos y deprisa y corriendo.

(Te interesa: Barriga lisa y tónica)

Respiración hipopresiva, paso a paso

Ten en cuenta que la respiración hipopresiva puede ser de tres tipos: torácica, costal y de diafragma:

- Torácica: es aquella en la que empleas la parte alta del tórax durante la inhalación. Notarás que estás haciéndola bien si, al poner tu mano sobre el esternón, éste se hincha.

- Costal: con este tipo de respiración, cogerás el aire y lo concentrarás en tus costillas. Para realizar el movimiento, deberás tratar de abrir las costillas.

- Abdomen o de diafragma: cogerás aire desde tu barriga, hinchando la parte del abdomen. Es la respiración que utilizan los cantantes para almacenar más aire y prolongar las notas tanto como necesiten.

(Te interesa: Ejercicios para reforzar el suelo pélvico)

Un ejemplo de una serie de ejercicios respiratorios sería el siguiente:

Deberás tomar aire durante dos segundos y expulsarlo en cuatro. Repetirás tres veces esta serie de respiraciones para, por último, exhalar y abrir las costillas para, posteriormente, tomar aire de golpe. Entonces, deberás estar cuatro segundos sin respirar. El siguiente paso será volver a repetir la serie pero con apneas más largas.

Los ejercicios hipopresivos te ayudarán a volver a aprender a educar tu respiración y el control sobre los músculos de tu cuerpo, especialmente el tórax.

(Te interesa: Diástasis abdominal: qué es y cómo se soluciona)

Y tú, ¿sabes en qué consiste la respiración hipopresiva? ¿Te ha sido útil esta técnica? ¡Comparte tu testimonio con otras mamás!

 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)