Mi bebé y yo

Adelantar el parto con métodos naturales

( 124 votos) load
facebook twitter whatsapp

A las 38 semanas de embarazo, el bebé podría nacer en cualquier momento. Sin embargo, también podría retrasar su llegada hasta cuatro semanas más. ¿Hay forma de adelantar el parto sin riesgos?

​​Cuando el embarazo llega a las 38 semanas, se dice que es un embarazo a término. Es decir, que el feto ya está completamente formado y maduro para nacer sin necesidad de tratamientos específicos ni estancia en la incubadora. Sin embargo, el embarazo dura 40 semanas de media, aunque también puede alargarse hasta la semana 42, como máximo, antes de que los médicos decidan provocar el parto de manera artificial.

Cuando la mamá llega a la semana 40 de gestación, ya se encuentra muy pesada y con ganas de tener al bebé entre sus brazos. Por ello, muchas verían con buenos ojos el adelanto del parto, siempre que ello no comporte ningún riesgo, ni para el bebé ni para la mamá.

El parto tiene lugar justo en el momento en el que la mamá y el bebé están en el mejor momento para vivir esa experiencia. Por eso, siempre es mejor dejar a la naturaleza que siga su curso natural. Sin embargo, podemos intentar adelantarlo con las siguientes 'técnicas':

(Te interesa: Los beneficios del parto a término)

parto fases metodos

Técnicas naturales para adelantar el parto

Seguidamente, os ofrecemos algunas de las técnicas naturales más utilizadas para conseguir adelantar el parto.

Hacer el amor con frecuencia

Tener relaciones sexuales de forma frecuente durante la última semana de embarazo es uno de los mejores métodos, si se quiere facilitar el parto de una manera natural y agradable.

Esto es así, ya que la actividadsexual estimula mecánicamente el cuello del útero, lo cual favorece su dilatación. Asimismo, al igual que el ejercicio físico, el sexo aumenta los niveles de oxitocina.

Por otro lado, el líquido seminal masculino contiene cantidades elevadas de prostaglandinas. Por su acción, dichas sustancias pueden dar lugar al inicio de las contracciones.

Si hacer el amor es un poco difícil cuando el embarazo llega a sus últimas semanas, puedes recurrir a la estimulación de las zonas erógenas y los juegos eróticos que más os apetezcan.

Caminar dos horas al día

El ejercicio físico es un remedio natural y efectivo para adelantar el parto. Los ejercicios de respiración, el yoga, los paseos, las tareas domésticas y cualquier actividad contraria al sedentarismo estimularán la producción de oxitocina, el correcto posicionamiento del bebé, así como la relajación y apertura del canal del parto.

 

Durante todo el embarazo, es recomendable andar, al menos, dos horas. Sin embargo, probar a caminar especialmente durante la última semana de gestación puede resultar muy útil para ayudar a que se produzca el parto. Y es que, con el movimiento de todas las partes del cuerpo que se emplea para andar, puedes ayudar a propiciar el parto de forma natural.

Además de caminar, podría ser útil que subas escaleras o que te sientes encima de una pelota. La ideal es la que se utiliza para practicar pilates y de goma.

Es importante no excederse con el ejercicio físico para evitar lesiones, agotamiento y el efecto contrario: la producción de adrenalina y el retraso del parto.

(Te interesa: ¡Prepárate para el parto con Chi Kung y Taichi!)

Esperar al cambio de ciclo lunar

Otro consejo se basa en esperar al cambio de ciclo lunar. Como también se oye a menudo, los días y las noches en los que hay luna llena, nacen muchos más niños.

Pero se trata de otro dato que no se ha podido demostrar científicamente.

(Te interesa: La influencia de la luna en el parto)

Comer especias y picante

También suele aconsejarse el consumo de ciertos alimentos. Las especias y la comida picante pueden provocar acidez o ardor de estómago. Sin embargo, también se dice que estimulan el movimiento de los intestinos y, con él, la llegada del parto.

La piña, el jengibre, la albahaca o el orégano son otros de los alimentos que también se asocian con la inducción del parto.

Sin embargo, científicamente no se ha demostrado que ninguno de los alimentos mencionados provoquen el parto de forma más o menos directa.

Baños de agua caliente y relajación

Por otro lado, la relajación también podría ser clave para adelantar el parto. En este sentido, conviene saber que los nervios y el estrés provocan la producción de adrenalina, una sustancia que dificulta o impide la aparición de contracciones.

Por tanto, prepararse un baño de agua caliente con infusión de hierba luisa o practicar meditación son muy útiles para agilizar el inicio del parto. Estas técnicas te ayudan a suavizar la tensión de tus músculos y, por tanto, pueden propiciar el inicio de las contracciones y del parto.

Estimular los pezones puede adelantar el parto

Por último, podrías probar con la estimulación de los pezones para provocar la secreción de oxitocina, la encargada que provoca las contracciones uterinas. Podrías tocarlos o pellizcarlos. De hecho, podrías ver cómo, incluso, te sale un poco de calostro. Es algo totalmente normal.

De todos modos y, como te explicábamos anteriormente, es mejor dejar que la naturaleza siga su curso y que el bebé nazca cuando realmente está preparado. De lo contrario, si alguno de los dos corre peligro, tu ginecólogo ya te indicará cómo proceder.

(Te interesa: Parto sin dolor: técnicas naturales para conseguirlo)

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (4)

Wow! Ésto es algo que definitivamente nunca lo había escuchado y es padre saberlo. Gracias.
Como hacer si tu bebé viene con el cordón umbilical enrollado en el cuello y al momento d dar a luz no se ha corregido ese problema?..
Que luna es la que tengo que mirar para dar aluz
Me encNtan estos tips:) :)